Los Juniors de la lucha libre

Los luchadores en todo momento tienen el sueño de llegar a ser gladiadores reconocidos en el medio, hacerse de un nombre y ser recordados.

Los luchadores en todo momento tienen el sueño de llegar a ser gladiadores reconocidos en el medio, hacerse de un nombre y ser recordados. Hay muchos que no consiguen el sueño pero hay otros que logran llegar más lejos de lo esperado, algunos son recordados gratamente ya que marcaron historia, su presencia en el ring dejó huella y su máscara sigue siendo recordadas, nombres como el Santo, Blue Demon, Fishman, Halcón 78 y un gran etcétera, marcaron época en diferentes momentos. Algunos luchadores han dejado su legado, ya sea con sus hijos o prestando el nombre y así surgiendo gladiadores llamados “Hijo de” o “Jr.”, desgraciadamente no todos los luchadores juniors pueden dar el ancho y dejan muy mal parado el nombre de los primeros gladiadores, aunque otros crean su historia logran incluso a emular o hasta superar a sus predecesores. Ejemplos de éxito sin duda son el Hijo del Santo, Blue Demon Jr., Dr. Wagner Jr. el Hijo del Perro Aguayo, Rayo de Jalisco Jr., Rey Misterio Jr. (Rey Mysterio en WWE)  entre otros, aunque son pocos realmente los que han conseguidos el éxito. Estos luchadores han forjado su camino y llevando el legado de sus padres a cuestas se han sobrepuesto al nombre y la presión que representan sus padres y han logrado triunfar. Desgraciadamente estos ejemplos de los pocos que han logrado sobresalir, por lo mismo muchos hijos de luchadores prefieren no tomar el nombre de sus padres para buscar su futuro y evitar las penosas comparaciones, consiguiendo así ser gladiadores reconocidos, como son los casos de los Villanos (hijos de Ray Mendoza), aunque después de perder la máscara Villano V, tomó el nombre de su padre, la Máscara, Psycho Clown, Máximo, (descendientes de los brazos), Heavy Metal, Felino y Negro Casas (hijos de Pepe Casas), de los más actuales Bestia 666 (hijo de Damián), quien empieza a forjar su carrera. En algún momento los jóvenes luchadores los Traumas, comentaron que siendo hijos de una leyenda del Toreo como el Negro Navarro, ninguno había decidido adoptar el Jr. ya que precisamente querían  evitar estas comparaciones y además en caso de no hacer un buen trabajo, no  querían mancillar el nombre que tantos años le costó forjar a su padre. También hay Juniors que están en vías de consolidarse, que buscan crear su propia historia y recorren el difícil camino de cargar con el personaje de sus predecesores, podría destacar al Hijo del Fantasma, Hijo del Signo y Cien Caras Jr. entre otros. Por otro lado, desgraciadamente hay una lista muy larga de luchadores Jr. que no han podido sobresalir, que les han quedado muy grandes las botas y algunos han tenido que dejar el deporte o cambiar el nombre, o se han ido perdiendo, hay dos casos particulares que me gustaría tomar, siempre respetando el trabajo de los gladiadores, ya que no es fácil subirse a un ring. El Hijo del Solitario nunca ha podido llenar las botas de su padre, desgraciadamente se ha enfrascado en el personaje de rudo pero cómico, sin darle lustre al personaje y en ocasiones dejando muy mal parado al mismo, tuve la oportunidad de verlo en el Todo x el Todo y después de varios años, veo que sigue igual, yo respeto su trabajo, pero creo que no debió enfocar este personaje por ese camino, pudo haber creado uno propio y no opacar el nombre. El otro es Huracán Ramírez, desgraciadamente este personaje ha sido muy maltratado, con tantas versiones de él que se puede perder la cuenta, desde Daniel García Arteaga, el original Huracán Ramírez el personaje ha perdido brillo, en ocasiones hasta llegando a culpar a una extraña maldición para los que lo han portado, actualmente el nuevo Huracán busca darle brillo al equipo, tendremos que esperar a ver si lo logra. Es complicado el tema de los continuadores de las leyendas, ya que sufren muchas veces para continuar con los nombres y con las comparaciones muchas veces los juniors se quedan en el olvido. En lo personal, siento que deberían buscar su identidad propia, forjar su personaje desde abajo, ya que así evitarían las comparaciones, podría ser un trabajo muy arduo aparecer de la nada, sin el respaldo del nombre, pero creo que el que es bueno puede destacar por su cuenta. Sin más que decir me despido, nos leemos en la siguiente caída… Comentarios, dudas o si simplemente quieren platicar de lucha libre les dejo mi twitter. @apolovaldes

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas