Unión en la lucha libre

Creo que ya lo he repetido en varias columnas y no estoy descubriendo el hilo negro, la lucha libre está en crisis y se puede observar en todos lados.

Creo que ya lo he repetido en varias columnas y no estoy descubriendo el hilo negro, la lucha libre está en crisis y se puede observar en todos lados. La gente se ha alejado de las arenas poco a poco y las empresas se han visto obligadas a buscar nuevas formas de acaparar público, con sus respectivas ideologías y formas de ver la lucha, para que sus entradas no caigan. Desgraciadamente algunas ideas no funcionan, otras empiezan a pegar, pero sin duda algo falta para darle ese empujón a la lucha libre, en mi opinión es la unión, no me refiero siquiera en alianzas de empresas, las cuales algunas se han realizado con diferentes resultados. Aplaudo las iniciativas de buscar unirse con otras empresas para crear eventos y dar a conocer a los nuevos luchadores, tal es el caso de IWL y DTU que han hecho en conjunto un evento y van por el segundo, los aficionados que asistieron en buen número salieron contentos. Mención especial a X-Project, que pese a críticas y la ausencia de Davey Richards (Campeón de ROH anunciado para el evento) logró conjuntar a cerca de ocho empresas como Valerie Office, DDD, POP, OMEGA, NGX, entre otras, para presentar dos carteles para todos los gustos. Los amantes de la lucha independiente nacional e internacional, vieron a los Traumas, LuFisto, Tomy Dreamer, Raven, Samuray del Sol, Vaquerita, Daga, etc., mientras que a los que les gusta lucha más comercial, vieron gladiadores de AAA como la Parka, L. A. Park, Mesías y hasta a Blue Demon, en estas dos funciones la gente también salió muy contenta. Estas alianzas están bien, pero a lo que me refiero con una unión en la lucha libre es para levantarla, dejar trabajar a todos los que tienen que ver con este deporte-espectáculo, y respetar a los otros. No es un secreto que hay empresas que han vetado a luchadores, los cuales no pueden pisar sus arenas, por diferentes cuestiones, pero el problema no termina ahí, en ocasiones buscando impedir que hagan su trabajo, bloquean luchadores amenazándolos para que no asistan a sus eventos, en otros casos, les ofrecen más dinero a quienes ya están programados para que dejen las funciones tiradas. El ámbito independiente no se escapa, hay casos similares y los luchadores por miedo a ya no poder trabajar, muchas veces prefieren aceptar las imposiciones de una empresa que les impide ir a otra y en ese momento el luchador pierde su categoría de independiente. Otro caso son los clones, los derechos de personajes y demás, un tema que ya trate anteriormente, L. A. Park, Tritón, Mascara Sagrada, Mascarita Dorada, etc. Son ejemplos  claros donde algunas empresas dueñas del personaje y no respetan el trabajo quien lo hizo famoso, o se quieren apropiar de un personaje que no es suyo. En los medios también pasa desgraciadamente, algunos en lugar de dedicarse a lo suyo atacan a empresas, luchadores y otros medios, haciendo el ambiente más complicado y ocasionando a veces problemas y desprestigios, digo el medio puede criticar sin duda, pero en algunas ocasiones lo hace por problemas personales con alguna persona, no por tener argumentos. Los aficionados son los reyes de la lucha libre sin duda como en cualquier deporte, pero ahora muchos se creen con la verdad absoluta, critican a luchadores a diestra y siniestra, a aficionados que sólo les gusta ir a las arenas sin meterse con nadie, a empresas, a medios, etc., con razón en ocasiones pero otras no. Parece que en la lucha ha llegado el momento de un combate todos contra todos, tirarle a quien no está de tu lado, ponerle el pie a quien no está contigo, desprestigiarlo y atacarlo, esto no es nuevo claro, pero desde hace unos años parece que se ha acrecentado y el respeto por la lucha va decayendo. La unión que a mí me gustaría ver no es tanto de que se junten todos y armen algo, (que aún así creo que sería un éxito rotundo). Sino dejar trabajar, no bloquear luchadores, que si nace una competencia, buscar tirarla con calidad e ingenio en los eventos, no con golpes bajos y guerra sucia, buscar no tener eventos cercanos el mismo día que otra empresa, etc. La prensa y la afición deberían respetar los gustos de la gente, denunciar lo que está mal, pero con argumentos no sólo atacar por atacar, si bien todos tienen una empresa o luchador favorito, no todos piensan igual y hay que respetar. Creo que es un sueño guajiro, pero creo que es algo que beneficiaría a la lucha y posiblemente le daría un nuevo empujón, motivaría la creatividad para proponer cosas nuevas y presentar un mejor producto a la afición. Bueno sin anda más que comentar me despido, nos leemos la próxima caída… Comentarios, dudas o si simplemente quieren platicar de lucha libre les dejo mi twitter, @apolovaldes PD: A partir de ahora busquen mi columna los viernes.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas