La responsabilidad del luchador

¿Cuál es la responsabilidad de un luchador? La respuesta parece más que obvia y se podría sintetizar en la siguiente frase: subir a luchar.

¿Cuál es la responsabilidad de un luchador? La respuesta parece más que obvia y se podría sintetizar en la siguiente frase: subir a luchar.

Pero vas más allá. Voy a hablar exclusivamente de México porque en el caso de Estados Unidos (en algunas empresas) los requisitos pueden extenderse hasta saber hablar bien ante un micrófono.

El luchador tiene muchas responsabilidades arriba y abajo del ring que debe de cumplir, a veces aunque haga su parte no siempre logra el objetivo, muchas ocasiones es por temas externos a él, especialmente falta de oportunidades, pero no debe de dejar de cumplir lo que a él le toca.

MANTENERSE EN FORMA

Hay una frase que dicen muchos maestros en la lucha libre: “Para ser luchador, primero hay que parecer luchador”. Esto no quiere decir que te mandes a hacer una máscara y un equipo de lucha (no querrán parecer uno de los famosos luchadores de FB) la frase habla más del aspecto físico, entrenar y tener un cuerpo estético que te permita realizar todo lo que debes arriba del ring; mantenerse sano y ejercitado.

ESTAR EN CONSTANTE APRENDIZAJE

Claro que hay luchadores que no tienen el cuerpo más estético, pero esto lo compensan con otra de las responsabilidades: Entrenar. Un gladiador debe cumplir rutinas de ejercicio, saber las bases, aprender a llavear, pararse en el ring, hacer castigos, etc. siempre debe buscar mayor conocimiento y estar en constante aprendizaje.

CUIDAR SU IMAGEN

Puede que un atleta de la lucha suba al ring sólo con un pantalón de mezclilla y una playera, a lo mejor no tiene las clásicas mallas y la máscara tradicional, pero debe justificar por qué decidió que su equipo fuera así, debe de recordar que muchos aficionados voltean a ver a los luchadores primero por su imagen y luego por sus capacidades; claro siempre hay gladiadores que no tienen buena imagen pero son tan buenos sobre el ring que se llevan las palmas.

SER ATENTO CON LOS AFICIONADOS

A diferencia que muchos deportistas, el luchador no sólo debe de saber hacer su trabajo en el ring ya que aunque sea el mejor sobre éste, si no tiene “carisma” con la afición posiblemente no triunfe en la disciplina. Hay luchadores que empiezan a tener éxito, se suben "al tabique" y se marean. Algunos ignoran a los aficionados y se sienten todos unos “Rockstars”, pero así como la afición puede llevarlo al estrellato, puede estrellarlo.

Muchos rudos que son abucheados en el ring por su estilo, por sus gritos o por ser el malo de la película, abajo son personas atentas, dispuestas a dar una firma o una foto; en contraste puede haber técnicos que hacen lo opuesto. El luchador se debe al público y eso no debe olvidarlo.

SER PROFESIONAL

Cuando un luchador está programado en alguna función, sea en la arena más chica o en el local más importante, si acordó participar en ese evento debe cumplirlo; en ocasiones hay luchadores que deciden dejar “tirada la plaza” porque simplemente decidieron que no valía la pena. Los luchadores deben de recordar que su reputación se la fabrican ellos y no los demás, ellos decidirán si su carrera merece la pena o no.

RESPETAR LA LUCHA LIBRE

Sencillo, la lucha libre es un deporte espectáculo, por lo cual hay muchas cosas que no se ven en otros deportes. Pero se debe de tener respeto por la profesión, es su trabajo, su fuente de ingresos y su modo de vida.

Hay muchas otras cosas que podríamos nombrar, cómo mantener una vida sana y libre de drogas (porque son atletas de alto rendimiento), comportarse con la prensa, saber expresarse en persona y por redes sociales, etc, pero considero que estas son las principales.

Sin nada más que comentar me despido, nos leemos en la siguiente caída.

Dudas, comentarios o si simplemente quieren platicar de lucha libre, les dejo mi twitter @apolovaldes

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas