Sami Zayn, ¿El futuro de WWE?

Finalmente debutó en el 'roster' principal de WWE, Sami Zayn, uno de los luchadores más queridos por la afición dura de la lucha libre en el mundo.

Finalmente debutó en el "roster" principal de WWE, Sami Zayn, uno de los luchadores más queridos por la afición dura de la lucha libre en el mundo.

Sami tiene una conexión con la gente que pocos consiguen, desde el momento en que lo ves entrar en la pasarela rumbo al ring te simpatiza, pero esto no es sólo un trabajo de dos años, mismos que lleva dentro de WWE, si no que comenzó a ganarse a la gente desde su debut como luchador en 2004.

Es gracioso pensar que este gladiador que puede convertirse en un referente de WWE en el futuro, comenzó bajo el nombre extraño del Genérico (así en español) y además portando una máscara característica de la lucha libre mexicana, pero eso no es todo, no sólo fue una máscara cualquiera, fue la de una de las figuras del pancracio nacional, la de Octagón, aunque con el paso del tiempo fue modificando los colores y después el diseño de la misma

Su personalidad fue un poco cómica, pero sin convertirse en bufón. Su calidad arriba del ring se ganó a miles de aficionados, tras su paso por Pro Wrestling Guerrilla, Chikara, Ring of Honor, Dragon Gate y otras más. Incluso llegó a venir a México, luchando en la polémica Arena Coliseo de Coacalco, además de la convención de lucha más grande del país, Lucha Libre La Experiencia en 2009 con DTU.

Debo reconocer que ese año fue cuando lo vi luchar por primera vez, había oído el nombre, conocía la imagen, pero al verlo arriba del ring me impactó lo rápido que conectó con el público, con el clásico cántico de los estadios de fútbol que lo sigue hasta hoy el “olé, olé, olé”, además de una calidad impresionante de aficionados que lo ovacionaron, todo esto sin duda fue lo que llamó la atención de WWE.

Cuando llegó a NXT, WWE hizo algo que enfureció a los fans, le quitó la máscara y enterró al personaje del Genérico, lo mismo que le pasó con el nombre de Dos Caras Jr. para dar paso a Alberto del Río. Esto desató la furia de los fans al "wrestling Indy”, quienes arremetieron con la empresa.

Pero esto no fue suficiente para matar al luchador, el carisma y la calidad sobrepasaron la máscara y al Genérico. Nació Sami Zayn y el apoyo del público fue el mismo y hasta más, su sonrisa, sus movimientos, su forma de bailar Ska mientras se dirige hacia el ring contagiaron a más y más aficionados, convirtiéndolo en uno de los favoritos en NXT.

Tras llegar al tope en el Territorio de Desarrollo de WWE con el campeonato de la marca, llegó el momento de dar el gran salto y este lunes entró por la puerta grande, buscó el Campeonato de Estados Unidos ante la máxima figura de la empresa, John Cena y además fue apadrinado por una leyenda, Bret Hart. Aunque sufrió una lesión y cayó en este duelo, la gente quedó muy contenta y este primer combate entre dos generaciones de luchadores, podría ser la premonición de un futuro brillante del gladiador canadiense que se inspiró en la lucha libre mexicana para comenzar su carrera.

Sin nada más que comentar me despido, nos leemos en la siguiente caída.

Dudas, comentarios o si simplemente quieren platicar de lucha libre, les dejo mi twitter @apolovaldes

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas