Lucha extrema... ¿Lucha Libre?

La respuesta a la pregunta del título es sencilla de responder... No, no es lucha libre.

La respuesta a la pregunta del título es sencilla de responder… No, no es lucha libre.

La lucha extrema es un concepto mal entendido en México, un combate en esta modalidad no debería ser obligatoriamente con artefactos, si no con movimientos arriesgados y lances espectaculares; ese estilo con “armas”, realmente es un combate en estilo “hardcore”, el cual primero se implementó en Japón y después en Estados Unidos.

Pero dejemos la historia a un lado y el término, hablemos de estos combates que se popularizaron en nuestro país con empresas como X-LAW, NGX, DTU y XMW principalmente. Estos duelo no son lucha libre, son una variante, porque se practican normalmente en un ring de lucha y muchos de sus practicantes son luchadores profesionales.

Un combate en este estilo sólo tiene como regla rendir al rival ya sea con una llave o con toque de espaldas, pero se puede hacer uso de mesas, sillas, escaleras, lámparas y un gran etcétera. Los luchadores que intervienen se golpean con esto en todo momento, haciendo sangrar a los rivales y lastimándolos hasta que uno se rinde.

Sin duda este tipo de combates es impactante, entretenidos para unos y grotescos para otros, pero requiere de gran valor para hacerlos (a veces también de un poco de locura), además aunque es sencillo golpear a un adversario con un objeto, también tiene su ciencia, porque quieren rendirlo, no matarlo.

Sin embargo, tiene más ciencia aprender a luchar como mandan los cánones, practicar lucha olímpica, grecorromana, intercolegial, hasta realizar los vuelos vistosos, eso lleva mucho entrenamiento y es más difícil de aprender que un simple golpe con un artefacto.

Debo de reconocer que como muchos disfruto un buen encuentro de este tipo, la adrenalina corre por el lugar al ver los movimientos y los artefactos estallar. Muchos luchadores lo sienten como una adicción, al peligro a la sensación de los golpes, a la adrenalina propia, que aumenta considerablemente a comparación de un duelo normal, algunos lo disfrutan, otros simplemente lo hacen por ganar dinero, ya que un duelo extremo en ocasiones puede significar mayor paga que uno en otra modalidad.

Pese a que puedo llegar a disfrutar este tipo de duelos, no creo que deban de fomentarse, si se hacen que sea un o dos por evento, tres a lo mucho en caso de las empresas que tienen este sello. Creo que no se debe de abusar de los mismos y sobre todo, no se debe permitir a cualquiera hacerlo, porque pueden poner en un riesgo mayor a la gente que está en la lucha.

Además debe haber una regulación de los competidores, los cuales deberían realizarse pruebas de sangre para evitar contagios de enfermedades muy peligrosas, como Epatitis B e incluso el VIH.

No defiendo este tipo de combates y si se dejan de practicar no me molestaría, pero respeto a quienes deciden hacerlo, aunque creo que podrían hacer mejores cosas si se dedicarán a entrenar lucha libre y dejaran de romperse tantas cosas. Aunque este tipo de combates seguirán no mientras el luchador quiera, si no mientras la afición los pida.

Sin nada más qué comentar me despido, nos leemos en la siguiente caída.

Dudas, comentarios o si simplemente quieren platicar de Lucha Libre, les dejo mi twitter @apolovaldes

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas