Pocos aficionados, pero contentos con visita de la WWE

El Palacio de los Deportes se estremeció con la presentación de John Cena y Rey Mysterio, quienes se robaron el show en la primera función de la gira de la WWE en la capital mexicana.
 El Palacio de los Deportes se estremeció con la presentación de John Cena y Rey Mysterio, quienes se robaron el show en la primera función de la gira de la WWE en la capital mexicana.

MEDIOTIEMPO | Agencias7 de Julio de 2007

  • La policía demomisó mercancía de los vendedores

El Palacio de los Deportes se estremeció con la presentación de John Cena y Rey Mysterio, quienes se robaron el show en la primera función de la gira de la WWE en la capital mexicana.

Contrario a las visitas anteriores de la World Wrestling Entertainment (WWE) a México, la afición quedó a deber, ya que sólo se ocuparon poco más de 10mil butacas para presenciar la gira "The Biggest Party of the Summer", con el elenco de la marca RAW.

Pasadas las 19:30 horas, las calles que rodean al inmueble lucían con mínima actividad. Pocos eran los puestos que ofrecían productos relacionados con la WWE, mismos que eran visitados por algunas personas, y algo inusual en México, había pocos revendedores.

En el interior del "Domo de Cobre" los asistentes disfrutaron el show, dividido en dos partes, y que arrancó a las 20:30 horas con unos 10 "cañonazos" que retumbaron en el inmueble y que dejaron sin aliento a los ahí presentes.

La primera parte se tornó por momentos aburrida. En la contienda inicial, el "Superman Negro" Bobby Lashley, quien arrancó la primera gran ovación de los ahí presentes, se impuso al caribeño Carlito, abucheado al momento de abandonar el cuadrilátero.

A partir de ese momento la función cayó en un letargo que duró varios minutos, hasta que la belleza de las "Divas" Jillian, Melina, Maria y Mickie James apareció para disputar un duelo de parejas, donde las dos últimas salieron con el brazo en alto y "chuleadas" con los piropos mexicanos.

Mientras algunos niños trataban de "auxiliar" desde las butacas a sus ídolos con gritos de "aguas" y "cuidado", llegó un receso de unos 15 minutos, bien aprovechados para adquirir un souvenir oficial, beber una cerveza, comer una pizza, o simplemente ir al baño.

La segunda parte de la velada dio arranque y dejó más que satisfechos a los aficionados, quienes apoyaron al samoano Umaga en la lucha donde retuvo el título Intercontinental tras vencer al italiano Santino Marella, aunque lo mejor estaba por venir.

Tras algunos abucheos para William Regal y King Booker, apareció Jeff Hardy para emocionar a los presentes, pero el "Domo" estuvo a punto de explotar cuando la música que presenta a Rey Mysterio se dejó escuchar, y la locura llegó al inmueble.

El grito de ­México, México­ y los aplausos para el oriundo de San Diego no cesaron en la contienda, donde al final salió con el brazo el alto. El diminuto y ágil gladiador mostró que la lesión en su rodilla es cosa del pasado, y se lució con algunas ejecuciones, en particular con la "619".

Para cerrar con broche de oro apareció el Campeón de la WWE, John Cena, quien sufrió para retener su corona tras vencer al "Asesino de Leyendas", Randy Orton, en una dramática contienda que puso fin a la actividad luchística dentro del inmueble.

Otra "batalla" se libraba muy cerca, ésta contra la piratería, ya que elementos de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) llegaron de manera sorpresiva a las afueras del Palacio y decomisaron toda la mercancía que encontraron.

La derrota aquí fue para los comerciantes, que incluso regalaron productos con tal de que los "abusivos" no se los llevaran, por lo que otros aficionados se quedaron con las ganas de comprar un recuerdo luego de presenciar una velada que mejoró conforme pasaron los minutos.

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×