Ángel Blanco fue mejor que Máximo y retuvo su título

Noche de emociones la que se vivió en el encordado de la calle Medrano la noche del domingo, ya que Ángel Blanco Jr. demostró ser un gran campeón y derrotó en tres caídas al también decoroso...
Noche de emociones la que se vivió en el encordado de la calle Medrano la noche del domingo, ya que Ángel Blanco Jr. demostró ser un gran campeón y derrotó en tres caídas al también decoroso retador Máximo, quien se quedó con las ganas de quedarse con el
 Noche de emociones la que se vivió en el encordado de la calle Medrano la noche del domingo, ya que Ángel Blanco Jr. demostró ser un gran campeón y derrotó en tres caídas al también decoroso retador Máximo, quien se quedó con las ganas de quedarse con el

Rodrigo V. Medero | MEDIOTIEMPOGuadalajara, Jalisco. 17 de febrero de 2008

  • En la estelar, ganaron Dos Caras Jr. y compañía

Noche de emociones la que se vivió en el encordado de la calle Medrano la noche del domingo, ya que Ángel Blanco Jr. demostró ser un gran campeón y derrotó en tres caídas al también decoroso retador Máximo, quien se quedó con las ganas de quedarse con el Campeonato de Peso Medio de la UWA. Mientras que en la lucha estelar Dos Caras Jr. llevó de la mano a sus compañeros a la victoria ante los Capos de Lagos de Moreno, Jalisco.

Máximo demostró desde la primera caída que tenía todas las intenciones de llevarse el cinturón de campeón y fue el primero en rendir al campeón Ángel Blanco con un castigo a las piernas, cruzándolas de tal manera que al rudo le resultó imposible desenredarse y no le quedó más que pedir clemencia. El técnico rebelde se iba al frente.

El defensor del título, que ahora mostró sus cualidades técnicas al no hacer uso de ninguna fechoría, no perdió mucho tiempo en la segunda caída pues rápidamente rindió al exótico con un cangrejo excelentemente aplicado a ambas piernas y por más que aguantó, Máximo tuvo que rendirse para que se emparejaran las acciones.

Definitivamente la tercera caída fue la más emocionante, estuvo llena de vuelos, golpes, caídas, equivocaciones y demás. Cada uno de los estetas intentó poner espaldas planas pero no aguantaron más que dos palmadas del réferi Willy "Loco". Máximo quiso nuevamente castigar las piernas del Ángel, pues ya le había dado resultado una vez, sin embargo, el campeón sacó la casta y la experiencia al agarrarlo con un paquete total que el retador ni con toda su fuerza pudo quitarse, se escucharon las tres palmadas y todo estaba dicho, el monarca continúa con su reinado.

"Ganaste como ganan los hombres, felicidades, perdí con orgullo", dijo Máximo reconociendo la derrota ante Ángel Blanco y levantándole la mano.

La estelar enfrentaba a los rudos de cinco estrellas Mephisto, quien recién se estrena como perro del mal, y a los capos Universo 2000 y Cien Caras; contra La Máscara, Sagrado y Dos Caras Jr. quienes sucumbieron en la primera caída pues los marrulleros golpearon hasta saciarse a los favoritos del público. Sagrado quedó fuera con toque de espaldas con castigo a las piernas por parte de Cien caras y Universo, inmediatamente Dos Caras sufre con un castigo a los brazos nuevamente por cortesía de los parientes.

Gracias al apoyo incondicional de la afición, los científicos se llevaron la segunda caída. La Máscara se llevó a Mephisto con una Campana y lo rindió, mientras que el Sagrado se llevó al Asesino del Ring, Universo 2000 con un suplex para que le contaran los tres segundos. Dos Caras castigaba fuera del encordado a Cien Caras.

La definitiva caída fue la más corta, ya que el Hijo del Gigante Potosino tuvo golpes tanto para Universo como para el centenar de rostros quien, luego de que el menor de los hermanos Reyes sufriera un castigo en todo lo alto, no pudo resistir el puente olímpico que le aplicó el birostro y quedara fuera. Como Cien Caras era el capitán de los rudos, la lucha quedó definida.

[mt][Foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×