Atlantis derrotó a Místico en su festejo de aniversario

Gran noche de festejo vivió al Arena Coliseo de Guadalajara, el Ídolo de los Niños, Atlantis festejó un cuarto de siglo como luchador profesional y de regalo venció en dos caídas, ni más ni menos...
 Gran noche de festejo vivió al Arena Coliseo de Guadalajara, el Ídolo de los Niños, Atlantis festejó un cuarto de siglo como luchador profesional y de regalo venció en dos caídas, ni más ni menos que al Príncipe de Plata y Oro, Místico. Y aunque el públic

Rodrigo V. Medero | MEDIOTIEMPO (Corresponsal) Guadalajara, Jalisco. 13 de Julio de 2008

  • En la segunda caida ganó con la Atlantida

Gran noche de festejo vivió al Arena Coliseo de Guadalajara, el Ídolo de los Niños, Atlantis festejó un cuarto de siglo como luchador profesional y de regalo venció en dos caídas, ni más ni menos que al Príncipe de Plata y Oro, Místico. Y aunque el público apoyó en demasía al técnico, eso no importó para que el rufián fuera el triunfador y mostrara la escuela ruda que tantos logros le ha dado. Al momento en que comenzó la contienda, los gritos de “Místico, Místico” inundaron el Cono de la Calle de Medrano, cosa que molestó al Guerrero de la Atlántida y recibió con varios golpes y patadas al ahijado de Fray Tormenta, quien no vio la suya y por más que intentó recuperarse no lo logró. A tal grado fueron las fechorías de Atlantis, que aprovechó un descuido del réferi Wily “Loco” Estrada y con un codazo fauleó al científico para ponerlo con toque de espaldas y ganar la caída, ante los abucheos del respetable. La segunda caída comenzó y los castigos siguieron para el Rey de los Aires, esta vez fuera del ring, pues el del continente perdido aprovechó para castigarlo con las butacas. El respetable trató de alentar al esteta y éste poco a poco recobró las fuerzas, ya dentro del cuadrilátero reaccionó y con unas tijeras lanzó al vacío al rudísimo de cinco estrellas, para posteriormente agarrar carrera y realizar un espectacular vuelo entre segunda y tercer cuerda que hizo que los presentes gritaran de la emoción. Místico agarró confianza y continúo mostrando su calidad y en un buen juego de cuerdas, aplicó su creación, la Mística, para lastimar el brazo izquierdo del rufián y sacarle la rendición. Arrancó la tercera caída y el ídolo de los niños malos tuvo que ser auxiliado para recuperarse del castigo que recibió en el hombro. Ya recuperado, ahora le tocó recibir los castigos de Místico, quien hizo gala de su habilidad y nuevamente voló contra el rudo, ahora apoyándose de las cuerdas y lanzándose con mortal hacia atrás, con lo que la afición se le entregó. Sin embargo Atlantis no permitiría que le echaran a perder su cumpleaños y, sacando fuerzas de flaqueza, sacó su colmillo largo y retorcido, tomando nuevamente el mando de las acciones; ahora él se las cobró y mostró que él también puede hacer vuelos espectaculares, lanzándose en medio de las cuerdas como lanza sobre el técnico. Y tenía que ser con la especialidad de la casa con la que ganara el cumpleañero, pues cuando más parecía que Místico se llevaba la victoria, Atlantis aplicó su creación, la llave que le ha dado grandes triunfos, entre ellos las máscaras de Kung Fu y del Villano III, la Atlántida; castigo a la espalda que no soportó el técnico, por lo que se rindió y así se terminaba la lucha.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×