Dos Caras Jr. y Marco Corleone triunfan en las alturas

Aunque el triunfo fue discutido por la esquina del mal, pues aparentemente no hubo un conteo correcto en la segunda eliminación ruda, los científicos, Dos Caras Jr. y Marco Corleone, se impusieron...
Aunque el triunfo fue discutido por la esquina del mal, pues aparentemente no hubo un conteo correcto en la segunda eliminación ruda, los científicos, Dos Caras Jr. y Marco Corleone, se impusieron ante Hijo de Lizmark y Cien Caras Jr., en un enfrentamient
 Aunque el triunfo fue discutido por la esquina del mal, pues aparentemente no hubo un conteo correcto en la segunda eliminación ruda, los científicos, Dos Caras Jr. y Marco Corleone, se impusieron ante Hijo de Lizmark y Cien Caras Jr., en un enfrentamient

Denisse Covarrubias | MEDIO TIEMPO Corresponsal)Guadalajara, Jalisco. 19 de Noviembre de 2008

  • En el duelo de altura, las torres se impusieron

Aunque el triunfo fue discutido por la esquina del mal, pues aparentemente no hubo un conteo correcto en la segunda eliminación ruda, los científicos, Dos Caras Jr. y Marco Corleone, se impusieron ante Hijo de Lizmark y Cien Caras Jr., en un enfrentamiento de auténtica tierra de gigantes.Luego de que parecía que a los cuatro protagonistas del combate estrella se les había descompuesto el reloj, pues tardaron varios minutos cada uno en aparecer por la pasarela del ring side de la Arena Coliseo de Guadalajara, los catorrazos iniciaron duros y tupidos por ambos bandos, quienes no conformes con intercambiar "cariño" sobre el encordado, recorrieron a lo largo y a lo ancho el inmueble tapatío para impactarse mutuamente con cuanto objeto se les atravesaba en el camino.Ya sobre la lona, Lizmark y Cien Caras fueron quienes se encargaron de ponerle el freno de mano a los del bando blanco, y con un par de desnucadoras que impregnaron a Corleone y Dos Caras en las entrañas del rombo de 6 por 6, los rudos se adelantaron en la estrella.El segundo tercio no estuvo excento de la lucha al más puro estilo "callejero", pues los gladiadores, cada uno con su respectivo chambelán, se ocuparon más de buscar un poste, una butaca, o hasta a los representantes de los medios de comunicación presentes para hacerse daño, siendo los científicos quienes fructificaron mejor la situación para, por medio de una plancha del Hércules Potosino sobre Lizmark, y de unas patadas de canguro cortesía del italoamericano para el heredero del Capo Mayor, emparejar las turbias aguas de la batalla.La Tercera Caída fue una baraja abierta de llaves y contrallaves, y pese a que cualquier esquina estuvo cerca de llevarse el gane, no fueron las rudezas, ni tampoco las exquisitas técnicas sobre el pancracio, las que definieron la lucha, sino un apresurado conteo del réferi Willy "Loco" Estrada, quien cuando Lizmark ya había sido sometido, gritó el tres para un Cien Caras que parecía levantar la parte alta de su espalda de la lona justo antes del manotazo definitivo.De esta forma, los científicos resultaron triunfadores, y ni tardos, ni perezosos, abandonaron por piernas la zona de batalla de la Coliseo.La reina de la noche fue sin lugar a dudas la flor rebelde de los encordados, Máximo, quien se robó los silbidos y las palmas del respetable con sus "exóticas" técnicas al repartir ósculos a diestra y siniestra a sus rivales, Olímpico y Arkangel, aunque junto a su primo, La Máscara, cayeron en la Semifinal tras un faul fingido por Olímpico y secundado por el "Loco" Estrada.UN DEBUT EN PUERTAAdemás del retorno del Príncipe de Plata y Oro, Místico, a la Coliseo de Guadalajara, el próximo martes 25 de noviembre se dará en éste mismo embudo el debut del recientemente integrado a las filas del CMLL, Máscara Dorada, encapuchado que fue apadrinado por el pequeño gigante de la Lucha Libre Mexicana, Mascarita Dorada, y que hiciera su aparición en las filas de la empresa apenas hace algunos días en la monumental Arena México.[mt][foto: D. Covarrubias/MEDIOTIEMPO][r/refl]

No te pierdas