El FMLL: buena propuesta, mala organización

El marco inmejorable, la respuesta de los aficionados tapatíos muy buena, sin embargo, la organización del Primer Festival Mundial de Lucha Libre dejó mucho que desear.
El marco inmejorable, la respuesta de los aficionados tapatíos muy buena, sin embargo, la organización del Primer Festival Mundial de Lucha Libre dejó mucho que desear.
 El marco inmejorable, la respuesta de los aficionados tapatíos muy buena, sin embargo, la organización del Primer Festival Mundial de Lucha Libre dejó mucho que desear.  (Foto: Refugio Ruiz, Notimex)

Denisse Covarrubias | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Guadalajara, Jalisco 12 de Diciembre de 2008

  • Los luchadores no dieron a conocer sus reacciones

El marco inmejorable, la respuesta de los aficionados tapatíos muy buena, sin embargo, la organización del Primer Festival Mundial de Lucha Libre dejó mucho que desear.

Pese a tratarse de una propuesta interesante y novedosa para los fanáticos del pancracio en Guadalajara, el día inaugural del FMLL estuvo lleno de contrastes, pues mientras por un lado el escenario, la función, y la entrada en las graderías fue bastante aceptable, por otro la magnitud del evento superó en diversos detalles a los responsables del mismo, pues ni la seguridad, ni los accesos al inmueble, y la misma calidad de la producción dejó mucho que desear.

Con un retraso de más de 30 minutos, las primeras guerreras de la Triple "A" aparecieron sobre el encordado instalado en la Plaza de la Liberación, y pese a la dificultad para arribar al céntrico lugar, cientos de personas ya las aguardaban en el mismo, y pese a las fallas técnicas en el audio, y en la pantalla gigante que se instaló para observar de cerca las acciones sobre la lona y que de poco sirvió a la fanaticada, los asistentes se prendieron con las damas, en especial con Sexy Star.

El frío se hacía sentir cada vez más en la Perla de Occidente, sin embargo, los exóticos Pimpinela, Nygma, y Yuriko, hicieron que el respetable encendiera de nueva cuenta el ambiente con sus "particulares" bailes, y hasta uno que otro besito de la Pimpi se llevaron de recuerdo los presentes.

Pero sin duda, los que pusieron el clima cual si fuera verano en Jalisco fueron los integrantes de la Legión Extranjera, Teddy Hart, Jack Evans, Alex Koslov, y su inseparable Nicole, quienes desataron el pandemonium con sus gritos de "¡USA, USA!", siendo correspondidos por una lluvia de todo tipo de líquidos, basura, y de los clásicos cánticos gregorianos de "¡...ulero, ...ulero!".

Pero fue precisamente en el momento en que los foráneos pisaban el encordado, cuando la carencia de personal de seguridad, y la falta de control por parte de los organizadores se hizo evidente, pues los proyectiles eran lanzados hacia la humanidad de los luchadores sin que absolutamente nadie fuera consignado, y aunque por medio del sonido se exhortaba al respetable a guardar el debido respeto a los gladiadores, al no existir medidas para contener a los asistentes, los luchadores tuvieron que soportar ser cubiertos con toda clase de residuos de comida, de bebidas, e incluso, de uno que otro escupitajo.

Además de dicha situación, al término de la lucha estelar, y de nueva cuenta, al no existir control alguno en el área de ring side, la gente comenzó a saltarse la vaya para literalmente acorralar a los enmascarados, quienes tuvieron que abrirse paso entre la multitud que los perseguía hasta la pasarela sin ser consignados por absolutamente nadie, para poder abandonar el sitio.

Molestos por la desorganización, los deportistas se negaron a atender a los medios de comunicación presentes en el Festival, hecho que aunado a las pocas facilidades para realizar la labor informativa, impidió poder conocer las impresiones de los protagonistas del evento.

[mt][foto: R. Ruiz/MEXSPORT][r/geca]

No te pierdas