Mr. Niebla impone su peste sobre Místico en una función de altísima calidad

El popular dicho taurino que reza "cartel de expectación, cartel de decepción", no tuvo cabida en la Arena Coliseo de Guadalajara. Y es que las cerca de 6 mil personas que abarrotaron el inmueble...
El popular dicho taurino que reza "cartel de expectación, cartel de decepción", no tuvo cabida en la Arena Coliseo de Guadalajara. Y es que las cerca de 6 mil personas que abarrotaron el inmueble dentro de los festejos del Día del Aficionado, pudieron ser
 El popular dicho taurino que reza "cartel de expectación, cartel de decepción", no tuvo cabida en la Arena Coliseo de Guadalajara. Y es que las cerca de 6 mil personas que abarrotaron el inmueble dentro de los festejos del Día del Aficionado, pudieron ser

Denisse Covarrubias | MEDIOTIEMPO(Corresponsal)Arena Coliseo, Guadalajara, Jalisco, 15 de Diciembre de 2008

  • Se brindaron en una gran noche para la historia del embudo tapatío

El popular dicho taurino que reza "cartel de expectación, cartel de decepción", no tuvo cabida en la Arena Coliseo de Guadalajara. Y es que las cerca de 6 mil personas que abarrotaron el inmueble dentro de los festejos del Día del Aficionado, pudieron ser parte de un auténtico luchononón directamente traído de la Arena México, donde desde los gladiadores iniciales, hasta los estelarísimos de la estrella, se brindaron en una gran noche para la historia del embudo tapatío, y sobretodo, para deleite de los festejados aficionados del pancracio.

Eran apenas las 17:30 horas, cuando el graderío y la mayor parte del ring side se encontraban ya prácticamente cubiertos por la fanaticada, tocando el turno de ir calentando el ambiente a dos nóveles talentos del encordado, Astarot y Óxido, quienes pese a su corta experiencia lograron encender los ánimos de los presentes, para que finalmente fuera el primero de ellos el triunfados de la primera batalla.

Posteriormente, un par de rudísimos enmascarados capitalinos, Calígula y Messala, provocaron la ira del público, científico en su mayoría, al hacer gala de sus castigos sobre el Hijo del Faraón y Ángel Azteca Jr., a quienes dejaron viendo estrellitas y totalmente inhertes sobre la lona en la segunda de la noche.

Para gusto de los caballeros, las damas pisaron el rombo de batalla de la Coliseo tapatía, y demostrando una gran fortaleza física, Dark Angel, Lady Apache, y Princesa Blanca, se dieron vuelo lanzándose desde lo alto del encordado con planchas y mortales espectaculares, sometiendo así a la terna malévola integrada por Hiroka, la monarca mundial Amapola, y Princesa Sugehi.

Otros que hicieron subir el termómetro fueron los minis Último Dragoncito, el campeón universal Bam Bam, y Fantasy, pues como auténticos gigantes sacaron la casta y el corazón para ponerle su estate quieto a los "ruditos" Pequeño Pierroth, Pequeño Violencia, y Pequeño Black Warrior.

Pero la que sin duda dejó hirviendo a la fanaticada jalisciense fue la flor rebelde de los encordados, Máximo, que bajo la complicidad de Hijo del Fantasma y Sombra, quienes secundaron al exótico para lograr sus fechorías, la chica rebelde del ring cautivó tres de los más duros huesos de roer en el bando rudo, Misterioso Jr., Sangre Azteca, e Infierno, mismos que no pudieron resistir los cariñitos del científico para terminar vencidos, pero eso sí, muy bien apapachados, en la Semifinal del Día del Aficionado.

Pero la cereza en el pastel no llegó para el respetable en el duelo estrella, pues el más esperado de la noche, Místico, fue víctima de las "apestosas" estrategias de Mr. Niebla, quien sacando provecho de su largo y afilado colmillo le propinó un golpe prohibido al Príncipe de Plata y Oro para guiar a su terna a la ilegal victoria.

El oriundo de Tepito, quien hizo esquina con Blue Panther y Shocker para medirse al líder de la "Peste Negra", Atlantis, y Rey Bucanero, se mostró bastante recuperado de la lesión sufrida en su hombro izquierdo hace algunos meses, y como en sus mejores noches, arrancó una enorme ovación con sus evoluciones sobre el ring de los miles de seguidores que lo aguardaban desde aproximadamente tres horas antes.

Pero a pesar de que durante toda la Estelar Niebla le huyó a Místico para no medirse entre sí, cuando las cosas estaban igualadas por bando en la tercera caída, y tras lograr la rendición del de la Atlántida con su característica "Mística", el apestoso rudo le recetó un faul al ahijado de Fray Tormenta ante la distracción de los réferis Terror Chino y Willy "Loco" Estrada, para llevarlo así al toque de espaldas y obtener los tres manotazos de rigor a favor de los malévolos.

[mt][foto: D. Covarrubias/MEDIOTIEMPO][r/geca]

No te pierdas