Carlos Roggi dejó pelón a Évola

Muy caro le costó a Évola el echarse como enemigo a Carlos Roggi, pues en la contienda semifinal del domingo familiar de la Arena Coliseo de Occidente, terminó humillado y pelón, recordando que...
Muy caro le costó a Évola el echarse como enemigo a Carlos Roggi, pues en la contienda semifinal del domingo familiar de la Arena Coliseo de Occidente, terminó humillado y pelón, recordando que hace ocho días estos dos gladiadores formaron pareja y se pel
 Muy caro le costó a Évola el echarse como enemigo a Carlos Roggi, pues en la contienda semifinal del domingo familiar de la Arena Coliseo de Occidente, terminó humillado y pelón, recordando que hace ocho días estos dos gladiadores formaron pareja y se pel  (Foto: )

Rodrigo V. Medero | MEDIOTIEMPO (Corresposnal)Guadalajara, Jalisco. 26 de Enero de 2009

  • Roggi dominó el encuentro

Muy caro le costó a Évola el echarse como enemigo a Carlos Roggi, pues en la contienda semifinal del domingo familiar de la Arena Coliseo de Occidente, terminó humillado y pelón, recordando que hace ocho días estos dos gladiadores formaron pareja y se pelearon luego de que perdieran la lucha.

Tanto Évola como Roggi terminaron del chongo y se retaron, terminando en este duelo de apuestas que finalmente el México-Italiano ganó de manera excelsa luego de un tope en reversa desde la tercera cuerda que dejó noqueado al virus y no pudo levantarse de las tres palmadas de rigor.

Desde el inicio de la contienda, Roggi demostró tener más actitud para buscar la victoria, pues su forma de luchar se basó en la clásica lucha libre que al público le agrada, mientras que el rudo buscó las marrullerías para salir adelante. Rápidamente el rubio oxigenado aprovechó un descuido de su rival para azotarlo y aplicarle un medio cangrejo con el que lo rindió.

Pero en la segunda el virus letal se desquitó, ya que a base de sus rudezas dominó y castigó a placer al técnico, rápidamente lo acomodó en las cuerdas y con una guillotina lo dejó mansito, solamente para llegara el réferi a contar las tres palmadas, todo se definiría en el último tercio.

Por más que pusieron en práctica lo mejor de su repertorio de castigos y llaves, el tercer tercio de la lucha fue el más largo porque ninguno cedía en rendirse, tuvo que ser con una genialidad que sacó de la chistera, pues en juego de cuerdas brincó a la tercera y de ahí con tope en reversa conectó justo en la frente de Évola, que cayó como costal en la lona y ya no se levantó sino después de los tres segundos que marca el reglamento.

[mt][r/apva]

No te pierdas