Texano le faltó al respeto al Ídolo de los Niños

El rey del látigo puso una mancha en su historial, le faltó al respeto al mandamás de los Guerreros de la Atlántida, Atlantis.
El rey del látigo puso una mancha en su historial, le faltó al respeto al mandamás de los Guerreros de la Atlántida, Atlantis.
 El rey del látigo puso una mancha en su historial, le faltó al respeto al mandamás de los Guerreros de la Atlántida, Atlantis.

Denisse Covarrubias | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Guadalajara, Jal. Domingo 22 de Marzo de 2009

  • Atlantis finalizó seriamente lastimado y con la máscara hecha añicos

El rey del látigo puso una mancha en su historial, le faltó al respeto al mandamás de los Guerreros de la Atlántida, Atlantis.

Y es que el Texano Jr. se pasó literalmente por el arco del triunfo la historia de la tapa del Ídolo de los Niños, pues consiguió el gane para su esquina al despojar de su incógnita al legendario enmascarado.

En la primera caída, los Hijos del Averno salieron decididos a ponerles en su mandarina a los de la Atlántida, y tras armar un verdadero sanquintín por todo el ring side, aplicaron la clásica montonera para adelantarse en el duelo estrella.

Ya para la segunda, la batalla siguió por todos lados menos sobre la lona, haciendo correr a más de un espectador que tranquilamente observaba la función en las primeras filas de la Arena Coliseo, y aunque Averno, Mephisto, y Texano se cansaron de dar vueltas al encordado haciendo el intento de escape de los de la Atlántida, al final fueron obligados a subir al pancracio para ser sometidos con una bonita tercia de atlántidas.

En el último tercio, la repartición de catorrazos subió de intensidad, y las butacas se convirtieron en una extensión del rombo de 6 por 6, pero cuando parecía que Atlantis impondría su clase y experiencia para llevarse la victoria, Texano apareció para cambiar la historia, pues en una distracción del réferi, y secundado por Mephisto, le arrancó la tapa al Ídolo de los Niños para dejarlo sin defensa y colocarlo con espaldas planas para el conteo de los tres segundos.

Al término de la lucha estelar, Atlantis, quien finalizó seriamente lastimado y con la máscara hecha añicos, retó al Texano por su cabellera, desafío que no fue respondido por el Hijo del Averno y que quedó simplemente en veremos en la función dominical de la Coliseo tapatía.

En el duelo Semifinal, Felino, Virus, y Satánico, dieron cuenta de los científicos Valiente, Máscara Dorada, y Mictlán, en una batalla que tuvo alto valor luchístico a ras de lona, y donde los experimentados rudos se llevaron el combate sin mayores complicaciones.

[mt][foto: D.Covarrubias/MEDIOTIEMPO][r/anor]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×