Místico se la &#039aplicó&#039 al Felino

Con una dosis de su propio chocolate, Místico siguió echándole leña al fuego a su rivalidad con el Felino, y aplicándole el propio sello de los Casas, la casita, dio cuenta del minino en el Día...
 Con una dosis de su propio chocolate, Místico siguió echándole leña al fuego a su rivalidad con el Felino, y aplicándole el propio sello de los Casas, la casita, dio cuenta del minino en el Día del Aficionado de la Arena Coliseo de Guadalajara.  (Foto: Denisse Covarrubias)
Guadalajara, Jalisco -
  • La caída definitiva fue larga y agotadora para ambos enmascarados
  • Para la segunda, el castigo sobre Místico tuvo todavía cuerda para molestia del respetable

Con una dosis de su propio chocolate, Místico siguió echándole leña al fuego a su rivalidad con el Felino, y aplicándole el propio sello de los Casas, la casita, dio cuenta del minino en el Día del Aficionado de la Arena Coliseo de Guadalajara.

Ante una buena entrada que rebasó las tres cuartas partes del embudo de Medrano 67, el Príncipe de Plata y Oro salió más vivo que el integrante de la Peste Negra, pues cuando parecía que la experiencia del Felino acabaría de forma relativamente fácil con el de Tepito, Místico se encendió con el apoyo de sus seguidores para revertirle la tortilla al rudo con el propio sello de la casa.

En el primer tercio, Felino acorraló al científico y lo hizo ver mal por un buen lapso del mismo, poniéndole punto final cuando así lo quiso con una plancha desde lo alto del esquinero que sacó de circulación al ahijado de Fray Tormenta.

Ya para la segunda, el castigo sobre Místico tuvo todavía cuerda para molestia del respetable, pero en el momento en que la derrota por dos caídas al hilo parecía latente, el esteta se encendió tras sufrir la ruptura de su tapa, y por medio de un paquete completo llevó a Felino al conteo de los tres segundos para emparejar las cosas.

La caída definitiva fue larga y agotadora para ambos enmascarados, pues en todo momento el odio deportivo se hizo presente sobre el encordado, y pese a que en dos ocasiones ya había fallado en su intento por someter al de la dinastía Casas con su dosis predilecta, fue hasta la tercera ocasión en que Místico pudo concretar la ejecución de la casita para poner a Felino con la cara hacia las lámparas, y para causar la explosión de la fanaticada al decretarse la victoria para el ídolo del Consejo Mundial de Lucha Libre.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×