Máximo quiere que se lo lleve el &#039Diablo&#039

Tal parece que el Diablo Mayor, Dos Caras Jr., anda por demás solicitado, pues además de su rivalidad con Shocker, ahora fue Máximo quien se empeñó en demostrarle su cariño al potosino en el...
Tal parece que el Diablo Mayor, Dos Caras Jr., anda por demás solicitado, pues además de su rivalidad con Shocker, ahora fue Máximo quien se empeñó en demostrarle su cariño al potosino en el "Martes de Glamour" de la Arena Coliseo de Guadalajara.
 Tal parece que el Diablo Mayor, Dos Caras Jr., anda por demás solicitado, pues además de su rivalidad con Shocker, ahora fue Máximo quien se empeñó en demostrarle su cariño al potosino en el "Martes de Glamour" de la Arena Coliseo de Guadalajara.  (Foto: Notimex)
Guadalajara, Jalisco -
  • En el "Martes de Glamour" , los malos de la película se llevaron el triunfo

Tal parece que el Diablo Mayor, Dos Caras Jr., anda por demás solicitado, pues además de su sonada rivalidad con Shocker, ahora fue Máximo quien se empeñó en demostrarle su cariño al potosino en el "Martes de Glamour" de la Arena Coliseo de Guadalajara.

Aunque eso si, la Chica Rebelde de los Encordados no tenía precisamente la intención de darle una golpiza al "Genéticamente Perfecto" rudo, pues lejos de intentar someter al enmascarado, el exótico buscó por todos los medios de acercarse lo más posible a Dos Caras, hecho que fue recibido por el Hércules con rechazo en demasía.

En la primera caída, Mephisto, quien acompañó al mismísimo Diablo, secundó los planes malévolos del birrostro para zarandear a los científicos Máximo y Héctor Garza, quienes sin oponer mucha resistencia terminaron por besar la lona, el de la dinastía Alvarado Nieves con una patada al muslo, y el querubín con una dole palanca a las piernas aplicada por la dupla del mal.

Para el segundo tercio, Máximo aguantó como todo un "hombre" la lluvia de patadas y raquetazos al pecho propinadas por el Diablo Mayor, pues cualquier oportunidad era válida para tener contacto piel con piel con Dos Caras, pero cuando la Fresa Salvaje se veía en malas condiciones, se sacó de la bolsa su clásico "nalgazo" para iniciar la reacción científica, misma que fue culminada con un plancha muy femenina desde lo alto del esquinero del de la cabellera rosada sobre la humanidad de la pareja del mal.

Ya teniendo sometidos a los rudísimos, Máximo no desaprovechó la oportunidad, y en el primer chance que tuvo, le propinó tremendo beso en la boquita al potosino, lo que le costó al enmascarado la rechifla del respetable, y uno que otro cántico gregoriano para su persona.

En la tercera caída, y con el orgullo herido al ser "bautizados" por los labios del de la cabellera rosada y dudosas preferencias luchisticas, los del bando negro proyectaron toda su ira sobre el exótico, dejándolo bien ablandadito a punta de antebrazazos directamente al pecho.

Ya con Máximo a medios chiles, Mephisto se hizo cargo de Garza, pues cuando éste intentaba un mortal para sacar de circulación al Hijo del Averno, el rudo lo recibió con las rodillas directamente al abdomen, dejándolo tendido sobre el encordado para el conteo de rigor.

Ante la baja del querubín, Máximo intentó levantar a Dos Caras en un press militar para llevarlo al toque de espaldas, quedando fallidamente sepultado por los 107 kilos del Diablo que solo tuvo que mantenerse como estatua, inmóvil sobre el técnico, para cerrar el triunfo de los malos de la película.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×