Con un 'apestoso' toque, la Atlántida se impone

No cabe duda que ser "apestoso" está de moda en el mundo de las doce cuerdas, y en la función dominical, hasta los Guerreros de la Atlántida se dejaron ensuciar un poquito por el líder de la Peste...
No cabe duda que ser "apestoso" está de moda en el mundo de las doce cuerdas, y en la función dominical, hasta los Guerreros de la Atlántida se dejaron ensuciar un poquito por el líder de la Peste Negra, Mr. Niebla.
 No cabe duda que ser "apestoso" está de moda en el mundo de las doce cuerdas, y en la función dominical, hasta los Guerreros de la Atlántida se dejaron ensuciar un poquito por el líder de la Peste Negra, Mr. Niebla.  (Foto: Apolo Valdés)
Guadalajara, Jalisco -
  • Los rudos dominaron la lucha

No cabe duda que ser "apestoso" está de moda en el mundo de las doce cuerdas, y en la función dominical, hasta los Guerreros de la Atlántida se dejaron ensuciar un poquito por el líder de la Peste Negra, Mr. Niebla, para terminar dando cuenta de la terna científica integrada por Héctor Garza, La Máscara, y Toscano. Y es que la mezcla de "Atlántida-Apestosos" fue totalmente satisfactoria para los malévolos, que desde el inicio de la lucha estelar en la Arena Coliseo de Guadalajara, impusieron sus condiciones y zarandearon a placer a los de la esquina blanca, llevándose el tercio inaugural al someter al Niño Malo de Monterrey y al integrante de los Alvarado Nieves. Ya para la segunda, los consentidos de la afición se sacudieron el dominio inicial de los rudos, y poco a poco fueron igualando el combate por medio de lances que zurcaron los aires del embudo de Medrano 67, para finalmente conseguir poner las acciones parejas al dejar fuera de combate a Atlantis con una campana, cortesía de La Máscara, y al Rey del Guaguancó mediante una mecedora, a manos de Toscano. En el último tercio, y tras dos breves interrupciones provocadas por dos apagones momentáneos en el encordado de la Coliseo, los malechores volvieron a tomar las riendas de la batalla estrella, y cuando los científicos buscaban reaccionar y sacarles la victoria a la terna enmascarada, éstos pusieron punto final a sus anhelos, pues Atlantis y Último Guerrero aplicaron el sello de la casa para, con un par de letales atlántidas, arrancarles la rendición a La Máscara y Toscano y decretar así el gane rudo. En lo que a la batalla semifinal se refiere, Máscara Dorada, Sagrado, y Flash, le sacaron la victoria a los nuevos infernales, Euforia y Nosferatu, que salieron junto a Misterioso Jr., en la antesala del platillo estelar.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×