Una gran fiesta se vivió en Triplemanía XVIII

El Palacio de los Deportes fue testigo del Triplemanía XVIII el cual se llevó a cabo este domingo. La entrada fue buena aunque se vieron algunos pequeños huecos pero la afición mexicana finalmente...
 El Palacio de los Deportes fue testigo del Triplemanía XVIII el cual se llevó a cabo este domingo. La entrada fue buena aunque se vieron algunos pequeños huecos pero la afición mexicana finalmente respondió en un evento de lucha libre.  (Foto: Apolo Valdés)
Palacio de los Deportes -
  • Hubo gran apoyo para las dos Parkas
  • Los Perros del Mal hicieron su aparición

El Palacio de los Deportes fue testigo del Triplemanía XVIII el cual se llevó a cabo este domingo. La entrada fue buena aunque se vieron algunos pequeños huecos pero la afición mexicana finalmente respondió en un evento de lucha libre.

La cartelera emocionó mucho a los presentes quienes empezaron a llegar desde las tres de la tarde y aunque el evento empezó en punto de las 18:30 horas, la afición no dejaba de llegar al Palacio de los Deportes.

Sin lugar a dudas la lucha a destacar fue el que confrontó a L. A. Park contra La Parka,  un duelo en donde el primero buscaba recuperar su nombre oficial el cual era portado por su rival. Cabe destacar que durante toda la semana anterior al evento se manejó en la cartelera como la ballata estelar la de Doctor Wagner Jr. contra Electroshock pero de última hora se decidió que la batalla por definir quién sería La Parka original sería la pelea más importante del evento y ya no la que estaba programada como tal.

Aunque la meta de L. A. Park era noble porque deseaba recuperar su nombre siendo él originalmente La Parka, el apoyo para ambas Parkas fue dividido. Las emociones brincaron cuando estos contendientes extendieron su batalla hasta las tribunas en donde se pudo observar a muchos niños disfrazados tanto de L. A. Park como de La Parka.

Todo el Palacio de los Deportes vibró con los gritos de la gente que apoyaba a ambos peleadores quienes dieron lo mejor de sí en la contienda hasta que terminaron con sus máscaras desgarradas. Lo que se preguntaban todos también era cuando aparecerían los Perros del Mal quienes habían sido confirmados para esta versión de Triplemanía.

El final de la batalla entre las Parkas se acercaba y fue cuando los Perros hicieron su aparición, liderados por el Hijo del Perro Aguayo siendo factor en el triunfo de L. A. Park con lo cual recuperaba su nombre original: La Parka. Faltará que en la semana se confirme si L. A. Park recuperó su nombre real de luchador ya que en la batalla el Comisario señaló que el resultado fue ilegal debido a la interrupción de los Perros del Mal con lo cual podría pensarse en que habrá nuevamente otra batalla entre esos dos grandes luchadores.

Concretándose la victoria por parte de L. A. Park y con la invasión de los Perros del Mal, cierto sector de los aficionados mostró su molestia y empezó a arrojar comida, vasos con cerveza y otros objetos a la arena como forma de su desaprobación por lo que habían visto pero finalmente esto no pasó a mayores y los luchadores comenzaron a retirarse pero ahí no acabó todo ya que para cerrar con broche de oro “El Tri” cerró el evento con unas canciones aunque varias personas abandonaron el inmueble ya que el día siguiente era lunes y algunos tenían que ir a trabajar mientras que otros tenían que ir a la escuela temprano. Así cerró Triplemanía una edición más ante el delirio del público mexicano.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×