No creo continuar sin máscara: Oro II

Un rostro desencajado, inconforme y lleno de ira denotaba el coraje de Oro II, quien pese haber desenmascarado al Fantasma de la Opera, también perdió su máscara.
 Un rostro desencajado, inconforme y lleno de ira denotaba el coraje de Oro II, quien pese haber desenmascarado al Fantasma de la Opera, también perdió su máscara.  (Foto: Mr. Reyes)
Guadalajara, Jalisco -
  • Presentó a quien sería Oro III

Un rostro desencajado, inconforme y lleno de ira denotaba el coraje de Oro II, quien pese haber desenmascarado al Fantasma de la Opera, también perdió su máscara. “Fue una lucha inédita, ya que nunca se había visto que uno perdía la máscara y en el mismo momento se da un reto, en el cual yo le gané la máscara. “Estoy triste ya que no me ganaron la lucha bien, toda la gente es testigo que me robaron la batalla, porque yo –al Fantasma de la Opera- le aplique unos tirantes a los brazos, una llave que tengo muy hecha, y claramente escuche que se rendía, lo suelto y el referee dice que no se rindió, para colmo me hace un toque de espaldas con cuerdas de por medio y logra una mala victoria mi rival”. El continuador de la dinastía metálica, aprovecho para recordar a su hermano (Oro) quien falleció hace varios años en la arena Coliseo del Distrito Federal, “el nombre de mi hermano Javier –Oro- estuvo presente, el siempre está apoyándome desde donde esté, sé que el siempre está conmigo, y vio que no me ganaron bien”. A diferencia de lo que el Fantasma de la Opera dijo respecto a que su carrera no está terminada, Oro II, siente que es momento de colgar las botas, “desafortunadamente a veces las empresas no valoran los servicios de uno, yo en 1994 a 1998 estuve dando lo mejor de mí en la capital, con malos sueldos y todo, posteriormente me lastimo la rodilla y me regreso a Guadalajara, ya cuando estaba totalmente recuperado me da la oportunidad el Sr. Paco Alonso, pero los señores de programación no me toman en cuenta, entonces se me baja la moral y regresé a Guadalajara”. “La verdad sin máscara no creo que me sienta a gusto, no creo que siga luchando, a menos que la gente me siga apoyando sin la tapa”. Finalmente de manera sorpresiva presentó al continuador del nombre de Oro, “él es mi sobrino, tiene 18 años, debuto en el 2008 y tiene 3 semanas de estar probando suerte en la capital, específicamente en el CMLL, iba a debutar con otro nombre, pero aprovechando las circunstancias del momento le cedo el nombre”, concluyó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×