El Hijo del Perro con una segunda oportunidad

Después de que semanas atrás se le detectara y extrajera un tumor al Hijo del Perro Aguayo, y que su vida estuviera en grave riesgo, por fin el líder de la Jauría regresó a su casa con los Perros...
Después de que semanas atrás se le detectara y extrajera un tumor al Hijo del Perro Aguayo, y que su vida estuviera en grave riesgo, por fin el líder de la Jauría regresó a su casa con los Perros del Mal.
 Después de que semanas atrás se le detectara y extrajera un tumor al Hijo del Perro Aguayo, y que su vida estuviera en grave riesgo, por fin el líder de la Jauría regresó a su casa con los Perros del Mal.  (Foto: Apolo Valdés)
  • Aseguró que ve la vida de otra forma
  • Estará sometido a tratamiento por un año

Después de que semanas atrás se le detectara y extrajera un tumor al Hijo del Perro Aguayo, y que su vida estuviera en grave riesgo, por fin el líder de la Jauría regresó a su casa con los Perros del Mal. Con un semblante completamente recuperado, pese al haber estado cerca de la muerte, el Hijo del Perro apareció ante los medios, asegurando que en estos momentos vive la lucha más importante de su vida. “He tenido bastantes encuentros con muchos luchadores, pero la lucha más importante de mi vida es esta lucha contra el cáncer. Me cambió la vida totalmente, desde que me tomo un vaso de agua me sabe totalmente diferente, ha cambiado totalmente mi mentalidad, de vivir y de gozar a la gente que tengo a un lado”. Hace varias semanas, durante una lucha, el “Perrito” se sintió mal pero ignoró el dolor hasta el grado que pasando los días tuvo que ir al hospital, “tuvimos una lucha con Dr. Wagner, me aventó hacía una tarima y cuando caigo siento como una fractura de costilla, me empezaron a dar medicamento para el dolor, pero con el paso del tiempo tuvieron que llevarme al hospital porque ya no aguantaba el dolor y fue cuando me detectaron el tumor”. Pero pese al poco tiempo de la intervención ya está listo para recuperar su vida normal, aunque seguirá siendo checado por los médicos,  “los doctores me dijeron que debo llevar una vida normal, voy a llevar un tratamiento por un año, algo similar a la quimioterapia, el tumor tenía cáncer pero estaba encapsulado, tendré que hacerme pruebas de sangre cada 15 días, al mes ir al doctor a hacerme pruebas, para que no haya un nuevo brote de cáncer”. Y ya está listo para regresar al cuadrilátero, “los entrenamientos me recomendaron llevar una faja, a partir de mañana regresamos a la actividad, voy a estar en Chilpancingo. La operación fue de última generación dentro del estomago ya está cicatrizado, por lo cual me recomendaron que vuelva a mis actividades lo más pronto posible”. Tras la operación el “Líder de la Jauría” tendrá que cuidarse más, principalmente en el ámbito alimenticio, “me prohibieron Chocolates, refrescos, café, bebidas energéticas todo eso es lo que más me gusta y me lo quitaron para evitar que haga reacción con el medicamento, iban a checar si en un año podría volver a comer, pero lo veo difícil”. Por otro lado descartó lo que en algunos lados se había rumorado, que estaba en una clínica de rehabilitación o que el problema era por consumo de drogas, “en los estudios viene porque fue el tumor, si hubiera sido otra cosa hubiera salido en los estudios, si fueron anabólicos u otra cosa, pero no fue nada de eso”. El “Perrito” apareció con el cabello más corto, lo cual también explicó, “prometí que si salía bien de la operación me iba a cortar el cabello, no pudo quitarme la cabellera Místico, Wagner, L. A. Park, pero sí lo pudo hacer un hospital”. Finalmente mando un mensaje a la afición y a toda la gente del gremio luchístico que pidió por su recuperación, “agradezco a la gente, aficionados, luchadores, referees, empresarios, hicieron cadenas de oración les agradezco todo lo que hicieron, cualquier palabra de aliento te llena mucho y más cuando son tantas personas” concluyó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×