Polémicas salidas de la WWE

Trabajar para una empresa como WWE no es tan perfecto como parece: el contrato es, quizá, el más lucrativo que pueda conseguirse en la lucha libre profesional, pero conlleva desventajas tales como...
Trabajar para una empresa como WWE no es tan perfecto como parece: el contrato es, quizá, el más lucrativo que pueda conseguirse en la lucha libre profesional, pero conlleva desventajas tales como trabajar al menos 300 días al año.
 Trabajar para una empresa como WWE no es tan perfecto como parece: el contrato es, quizá, el más lucrativo que pueda conseguirse en la lucha libre profesional, pero conlleva desventajas tales como trabajar al menos 300 días al año.
Ciudad de México -
  • Chavo Guerrero criticó la falta de proyección a su carrera
  • Varios luchadores han salido de mala forma de la empresa

Trabajar para una empresa como WWE no es tan perfecto como parece: el contrato es, quizá, el más lucrativo que pueda conseguirse en la lucha libre profesional, pero conlleva desventajas tales como trabajar al menos 300 días al año, en los cuales los traslados pueden implicar viajes diarios alrededor del mundo, luchando un día en Nueva York y al siguiente en Melbourne. Con el paso del tiempo, los luchadores pueden empezar a mostrar su desagrado con este estilo de vida y buscan otros horizontes que puedan satisfacer más sus necesidades, la salida de Chavo Guerrero ocasionó que varias personas dieran su reconocimiento al gladiador por quejarse del desperdicio de talento que hace la empresa, por su parte CM Punk también ha manifestado su descontento con la empresa y todo indica que el 17 de julio estará viviendo su último encuentro en WWE. Pero la salida de Chavo y las declaraciones Punk, no son las únicas polémicas en la empresa conoceremos el caso de cinco luchadores que también tuvieron una salida poco cordial de la WWE. SCOTT HALL Alcanzó la fama en la antigua WWF con el nombre de Razor Ramón, siendo uno de los ídolos de la empresa a mediados de los noventa y protagonizando el que es considerado por muchos como el mejor combate en la historia de Wrestlemania, una lucha en escalera por el Campeonato Intercontinental en la décima edición ante Shawn Michaels. Un par de años después comenzó a tener problemas con la empresa debido al uso de drogas y a junto a su inseparable amigo tras bastidores Kevin Nash salió de la empresa de forma sorpresiva tras romper el kayfabe (linea argumental) en el Madison Square Garden de Nueva York con Nash, Michaels y un novato Hunter Hearst Helmsley abrazados en el centro del ring el 19 de Mayo de 1996. Apareció en WCW una semana después como un “invasor”. BROCK LESNAR El ex-campeón de peso completo de UFC tenía una envidiable carrera en WWE, pues a poco tiempo de su debut fue ganador del torneo King of the Ring y Campeón de Peso Completo WWE venciendo a The Rock en Summerslam 2002. Fue dos veces más campeón de la empresa y ganador del Royal Rumble en 2003. Al comenzar su rivalidad con Goldberg, antes de Wrestlemania XX, Brock comenzó a hacer público su descontento con la lucha libre profesional, diciendo que ahora quería perseguir su sueño de jugar profesionalmente en la NFL, por lo que su combate en Wrestlemania pasó de memorable a un fracaso, en el que el público, sabiendo que ambos luchadores dejarían la empresa al día siguiente, abuchearon el combate y apoyaron más al referee especial, Stone Cold Steve Austin. Después del fracaso en la NFL con los Vikingos de Minessota y un año en Japón, Lesnar decidió comenzar una carrera en las Artes Marciales Mixtas. KURT ANGLE El medallista olímpico en Atlanta 1996 después de haber sido transferido a la naciente versión de WWE de ECW, comenzó a tener poca actividad en WWE y fue liberado de su contrato en agosto de 2006 debido a “problemas personales” y después de haber declarado que la pesada carga de trabajo en la WWE le había generado serios problemas de salud. Tiempo después se supo que Angle había sido renuente a dejar el uso de medicamentos de prescripción para mitigar el dolor que le ocasionaban los extenuantes combates y las lesiones y a tomarse tiempo libre, lo que le estaba generando un comportamiento enfermizo, similar a lo que sucedió con Chris Benoit (el cual tuvo un desorden psicológico que llegó al extremo de asesinar a su familia y suicidarse). en busca de un itinerario más relajado de trabajo, Angle firmó después con TNA. MR. KENEDY Ahora conocido como Mr. Anderson, tuvo una de las salidas más inesperadas de la empresa, ya que después de dislocarse el hombro regresó a planos estelares estelarizando la película “Tras líneas enemigas: Colombia”. Al enfrentarse a Randy Orton, Kennedy hizo un backsuplex con “fuerza desmedida” lo que ocasionó la evidente molestia de Orton. Éste, supuestamente, le reclamó su acción tras bastidores y fue este conflicto con uno de los nombres fuertes de la empresa lo que ocasionó su despido, manejando oficialmente que Kennedy “se había lesionado en la misma lucha”. Algo que desmintió días después con un video en Youtube. Después firmó con TNA. BRET HART Quizá la salida más polémica en la historia de WWE. Hart y McMahon no tenían la mejor relación entre sí en 1997, y después de problemas financieros que hicieron incosteable mantener el contrato de Hart tal y como lo había firmado un año atrás, Vince le permitió negociar un contrato con la competencia, WCW, y firmó un contrato con ésta, así que su última lucha sería en Survivor Series en Montreal, su casa, ante su acérrimo enemigo dentro y fuera del ring Shawn Michaels. Hart había prometido no irse a la competencia con el título, pero no estaba dispuesto a perder ante el HBK, pero McMahon no se fió de la palabra del “Hitman” y planeó junto a Michaels y el árbitro Earl Hebner el “Robo de Montreal”. Esta traición se suscitó cuando durante el combate, al ser sometido a una llave de rendición, el árbitro hizo sonar la campana como si hart se hubiera rendido y dio el triunfo a Michaels. Durante el combate, Shawn le aplicó su propio ataque especial, el Sharpshooter, su versión del Sasorigatame de Riki Chosu, y por orden de McMahon Hebner hizo sonar la campana y le dió la victoria y el campeonato a Shawn Michaels. Un furioso Bret Hart encaró a Vince McMahon por este hecho, que estaba sentado en la mesa de comentaristas, y le escupió en la cara, para luego darle un puñetazo en vestidores. Después, con la muerte accidental de su hermano Owen, recrudeció su odio hacia Vince y la empresa, y no regresó hasta el año 2010, como una estrategia para contrarrestar la llegada de Hulk Hogan a TNA. Trabajar en WWE no siempre es miel sobre hojuelas, aunque para algunos llegar a la empresa es la mejor experiencia de su vida y puede catapultar su carrera hasta niveles insospechados, para otros esta fama puede traer consecuencias graves.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×