Damián 6666, las marcas de guerra

Sin duda alguna Damián 666 es uno de los luchadores extremos más reconocidos en México y en diversas partes del mundo, ahora “la Bestia del Apocalipsis” ha anunciado su retiro de los encordados,...
 Sin duda alguna Damián 666 es uno de los luchadores extremos más reconocidos en México y en diversas partes del mundo, ahora “la Bestia del Apocalipsis” ha anunciado su retiro de los encordados, ya que el tiempo no perdona y los combates han empezado
  • Damián prepara su despedida

Sin duda alguna Damián 666 es uno de los luchadores extremos más reconocidos en México y en diversas partes del mundo, ahora “la Bestia del Apocalipsis” ha anunciado su retiro de los encordados, ya que el tiempo no perdona y los combates han empezado a cobrar factura. Damián tiene cientos de cicatrices que ha ido acumulando con el paso de los años en interminables combates extremos y no extremos, donde se ha entregado y ha combatido con rivales peligrosos, demostrando que la lucha libre no es ninguna broma.   “No claro que no y a mí es al que más me consta, he tenido muchas operaciones, infinidad de lesiones, he tomado a la lucha libre con una gran disciplina y con gran amor y cariño”. Las lesiones han acosado a Damián por toda su carrera, la cual ha decidido terminar, pero algunas han tenido que pasar de algún golpe a alago más serio, al grado de haber tenido que ser operado en varias ocasiones. “Dado el amor que tengo a mi carrera tengo demasiadas (lesiones), perdí la movilidad de la mano izquierda, me quitaron el tendón de la muñeca y lo introdujeron en otra zona, no me quedó muy bien y al tratar de moverlo sólo queda apuntando hacia arriba. “Tengo cuatro operaciones en los codos los tengo totalmente deshechos, digo para que veas la carne de los codos está totalmente muerta, por las cicatrices de los alambres de púas y corriente eléctrica en los que participé en Japón, que realmente es curioso porqué no eran mis planes, yo estudié lucha olímpica y estuve con el Diablo Velazco, él nunca imaginó que fuerana  pasar este tipo de cosas. Twitter del autor @krudemmon Damián recuerda cómo es que se inició en el estilo que lo ha hecho tan famoso,  “yo voy a Japón con el personaje de Ultramán y era un personaje totalmente para los niños, aunque después me cambió totalmente el panorama ya que Atshushi Onita tuvo la visión, de que el creía que la gente estaba perdiendo credibilidad en la lucha libre y dijo hagamos algo para demostrar que tanta resistencia puede tener un luchador arriba del cuadrilátero y fue cuando empezaron a  luchar con alambres de púas, bombas y más, los primeros fueron Onita y Tarzán Goto, de ahí nos incluyeron a Sabú, a mí a Matsunaga, Pogo y Ezaki, ahí cambió la vida de Ultramán”. Sin duda una de las luchas más importantes en la Carrera de Damián 666 es cuando enfrentó al legendario Sabú en el Toreo de Cuatro Caminos, un encuentro que fue el parteaguas para la lucha extrema en el centro del país. “Yo estaba muy nervioso pues era la primera ves que se traía ese tipo de lucha aquí al Distrito Federal, la gente salió sorprendida realmente de lo que yo Damián 666 les demostró, yo quería enseñarles cómo se lucha en otras partes del mundo, y realmente después de estar un buen tiempo ahí, no como ahorita que los que viajan a Japón una ves y dicen que triunfaron, realmente me rio, yo fui como los mexicanos a partirme el alma y a no rajarme”. Sin duda la lucha libre es un deporte riesgoso, pero un combate en lucha extrema es aún más peligroso, por el estilo de encuentros que se pueden presentar, con “armas” de muchos tipos.  “Sí de por sí en una lucha normal te puedes desnucar o morir, en estas te puedes sacar un ojo, cortarte la yugular, un tendón, fragmentar huesos, enfrentándome a gente como Sandman, Sabú, a los Dudley Boyz, a Matsunaga, Abdullah the Butcher a the Sheik, el peligro puede respirarse”. El dolor se ha convertido en parte de la vida de Damián el cual lo ha acompañado por muchos años, esos golpes y lesiones le han hecho sentir un dolor que pese a todo agradece como parte de la lucha libre.  “El dolor forma parte de nuestras vidas, mucha gente cree que no te pegas pero mi cuerpo esta completamente marcado, tengo operada la clavícula, el tobillo de fuera, pero ese mismo dolor me da grandes satisfacciones, quiero mucho a la lucha libre, me ha dado todo, y el dolor esta conmigo” Desgraciadamente, ese dolor y las heridas han llegado a convertirse en un lastre, con el cual ha tenido que vivir, ya que su familia siempre se preocupa cada que sube al ring. “Lastimas a tu familia, cuando vas a la arena mucha gente te saluda y está feliz de verte, pero cuando sales la que sufre es tu familia, ver tus heridas, lacerado, golpeado, la primera vez que vine a México era muy criticado por esto, cuando bajo del ring el señor Pedro Aguayo me dice, Damián ven para acá, porque él me decía Damián, continúa y dice, mira nada más como estás todo destrozado, ya le demostraste a la gente lo que querías demostrarle, pero yo creo que ningún dinero vale como para que dejes tu sangre regada, ya que sólo dañas a tu familia”. Damián tomó la decisión más difícil en su carrera, que fue terminarla, tras sorprender a todos el pasado 20 de agosto con la noticia, “la Bestia del Apocalipsis” está dándole fin a casi 25 años de carrera, en la cual le ha pasado de todo y se ha entregado en cada momento. Ahora, Damián cumplirá los compromisos que tiene pactados y tendrá una lucha de despedida, para finalmente despedirse de los cuadriláteros ante la afición que sin duda le está agradecida por todos los años de entrega.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×