American Kickboxing Academy, sinónimo de lucha

Pocos equipos en el mundo pueden darse el lujo de tener a los mejores representantes de la lucha bajo un mismo techo. El American Kickboxing Academy (AKA por sus siglas en inglés) con base en San...
Pocos equipos en el mundo pueden darse el lujo de tener a los mejores representantes de la lucha bajo un mismo techo. El American Kickboxing Academy (AKA por sus siglas en inglés) con base en San José, California ha logrado conformar un equipo cuya
 Pocos equipos en el mundo pueden darse el lujo de tener a los mejores representantes de la lucha bajo un mismo techo. El American Kickboxing Academy (AKA por sus siglas en inglés) con base en San José, California ha logrado conformar un equipo cuya
  • Caín Velásquez pertenece a este equipo

Por: Esteban Tomé Fuentes Pocos equipos en el mundo pueden darse el lujo de tener a los mejores representantes de la lucha bajo un mismo techo. El American Kickboxing Academy (AKA por sus siglas en inglés) con base en San José, California ha logrado conformar un equipo cuya insignia es la lucha, refundada con la llegada del ex olímpico en la disciplina, Daniel Cormier. “Volver a los fundamentos” fue el lema con el que Cormier hizo su entrada en el AKA. El campeón del Grand Prix de los pesos completos de Strikeforce, llegó con humildad a un gimnasio plagado de estrellas y wrestlers de pedigree, entre ellos: Jon Fitch, Josh Thomson, Luke Rockhold, Caín Velásquez, Josh Koscheck (que ya no forma parte del equipo). Sus dotes para la enseñanza y el liderazgo fueron los atributos que lo diferenciaron del resto de sus compañeros: “Cormier renovó en un 100% el programa de lucha de nuestro equipo. Cuando llegó aquí y pude ver sus habilidades como entrenador, pensé que si no se desarrollaba como peleador, en el peor de los caso tendríamos a un muy buen entrenador de lucha” señaló Javier Mendez, co-fundador de AKA. Lejos de cualquier recelo profesional, la convivencia entre el campeón de los pesos completos, Caín Velásquez y Daniel Cormier se basa en el mutuo respeto y el deseo de autosuperación. Caín, quien tiene por delante la defensa del título frente a Antonio Bigfoot Silva el próximo 25 de mayo, asegura que “no encontrará a nadie más duro que Cormier en su división” hombre con quien entrena tres veces por semana. La relación es tan estrecha que ambos se niegan a enfrentarse dentro del octágono y es por eso que Cormier ha pensado seriamente en bajar a las 205lbs. Otro de los representantes del AKA que saldrá a escena próximamente es Luke Rockhold. El norteamericano tendrá una durísima parada en Jaraguá do Sul, enfrentando al león hambriento, Vitor Belfort en el UFC on FX 8. Rockhold sabe que llega bien preparado a este encuentro gracias al riguroso entrenamiento al que se somete día a día: “Todo puede pasar cuando entras a la jaula del AKA. Puedes ser noqueado. Muchas cosas malas pueden sucederte y por eso debes estar enfocado. Todos tus sentidos deben estar alertas, y por eso es similar a una pelea. Tienes que sentir esas mariposas en tu estómago” explicó Rockhold sobre sus sesiones de sparring. Javier Mendez ha formado algo más que un equipo. Sus miembros lo describen como “una familia” y ese es quizás el mayor logro de este grupo. La unidad del conjunto fue puesta a prueba con la pérdida de dos de sus emblemas (Dave Camarillo y Josh Koscheck). Mendez recurrió a Leandro Vieira, uno de los mejores representantes del jiujitsu sin kimono, en reemplazo de Camarillo y el equipo parece estar a gusto con este nuevo integrante. Como en todas las familias, lo más importante es mantener la armonía de grupo, algo que parece no quebrarse en este equipo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×