Caín Velásquez, el sendero del Campeón

Las Artes Marciales Mixtas han crecido en popularidad en nuestro país, en gran parte gracias a la empresa estadounidense UFC y al gran número de peleadores con raíces latinas que tiene en cada una...
 Las Artes Marciales Mixtas han crecido en popularidad en nuestro país, en gran parte gracias a la empresa estadounidense UFC y al gran número de peleadores con raíces latinas que tiene en cada una de sus divisiones, entre ellos Caín Velásquez.
  • Velásquez sólo tiene una derrota en su carrera en las Artes Marciales Mixtas
  • Es el segundo reinado de Caín Velásquez en la UFC como Campeón Completo

En los últimos años, las Artes Marciales Mixtas han crecido en popularidad en nuestro país, en gran parte gracias a la empresa estadounidense UFC (Ultimate Fighting Championship) y al gran número de peleadores con raíces latinas que tiene en cada una de sus divisiones. Si bien es cierto que en la actualidad Erick Pérez, mejor conocido como el “Goyito”, es uno de los más populares por ser el único en la empresa de nacionalidad netamente mexicana, quien realmente dio pie a que se volteara a ver esté deporte en México fue Caín Velásquez. Pocos son los que recuerdan al guerrero mexicoamericano antes de competir contra Brock Lesnar, y esto debido a la popularidad que el entonces Campeón de los Completos en la UFC tenía por su participación en la WWE, empresa de la que se desligó en 2004 para comenzar a competir en el octágono. Velásquez fue contundente en ese combate y acabó con Lesnar en el primer round pese a tener todo en contra, ya que físicamente se veía superado por el estadounidense, sin embargo, el desempeño de Caín en el octágono era impactante desde mucho antes de ese encuentro. LOS INICIOS DE CAÍN Los inicios del peleador mexicoamericano fueron después de la universidad, uniéndose al American Kickboxing Academy, además es Cinturón Marrón en Jiu Jitsu Guerrilla y parte de la División I en la NCAA. Profesionalmente, Velásquez debutó dentro de Strikeforce ante Jesse Fujarczyk, rival al que noqueó en el primer episodio. Posteriormente otro estadounidense, Jeremiah Constant, sería la víctima del guerrero de raíces aztecas de la misma manera. Fue en el UFC 83 donde el mexicoamericano entraría a las grandes ligas de las Artes Marciales Mixtas, siendo Brad Morris el oponente que también sucumbiría en el primer episodio. Caín escaló rápidamente posiciones al acabar todos sus combates por nocaut, venciendo en su cuarta y quinta pelea a Jake O’Brien y Denis Stojníc. El empuje que Velásquez traía por su desempeño fue tal que Cheick Kongo, uno de los mejores peleadores del octágono, fue su siguiente rival. Pese a salir con la victoria nuevamente, fue el primero en soportar un duelo completo ante el mexicoamericano. Ya para finales de 2009, Ben Rothwell apareció en la lista de oponentes de Caín Velásquez, obteniendo un nuevo triunfo por nocaut. El récord de 7-0 era algo que impresionaba en la empresa y para UFC 110, Antonio Rodrigo Nogueira, sería el siguiente oponente del peleador latino. El combate era con un tinte especial, pues se trataba de un encuentro al contendiente número uno del Cetro Mundial. El resultado fue inesperado pues Caín Velásquez necesitó sólo de un round para vencer al brasileño y quedar frente al entonces Monarca, Brock Lensar. EL MOMENTO DE LA VERDAD El duelo titular se llevó a cabo el 23 de octubre de 2010 en Anaheim, California, dentro de la cartelera del UFC 121 en el combate estelar. Previo a éste, el estadounidense lucía muy confiado, pues previamente prácticamente había destrozado a su rival para convertirse en Campeón. Así Caín llegó al octágono con muchos factores en contra, pero eso cambiaría después de cuatro minutos, cuando Velásquez noqueó a Lesnar de manera contundente y se quedó por primera vez con el Cetro de los pesados, además de un récord 9-0. Posterior a este encuentro vinieron muchas dificultades para el mexicoamericano, ya que una lesión lo mermó de defender el título por más de un año y cuando por fin se pactó la batalla ante Dos Santos, la inactividad le cobró factura para que el 12 de noviembre de 2011, más de un año después de su combate ante Lesnar, Caín Velásquez cayera por primera vez en un combate de Artes Marciales Mixtas. Esto lejos de detenerlo lo llevó a recuperar su nivel, situación que se notaría en el UFC 146, cuando en el primer episodio derrotara a Antonio “Bigfoot” Silva. Con ello una nueva oportunidad de pelear por el Cetro se le presentaba al mexicoamericano y además una revancha ante Dos Santos, misma que terminó con un claro triunfo del peleador de raíces aztecas en un combate muy estratégico y que fue dominado de principio a fin por Caín. Ahora la oportunidad de revancha es para Antonio Silva, que parece preparado para dar la gran sorpresa en el próximo UFC 160, donde también está programado Junior Dos Santos, quien buscará volver al protagonismo y buscar el codiciado Cinturón de los Completos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×