Recibe nuestro newsletter
 

El CMLL, 80 aos de historia

El CMLL cumple 80 aos de historia. (Video: Redaccin)

Apolo Valds | MEDIOTIEMPO
Ciudad de Mxico, mircoles 11 de Septiembre del 2013

  • La lucha libre sin duda no sería la misma sin el CMLL
  • La empresa nació en 1934
El Consejo Mundial de Lucha Libre está de fiesta, ya que se encuentra celebrando 80 años de existencia, donde ha vivido buenos y malos momentos, pero sin duda todos han dejado huella dentro del deporte de las llaves y contrallaves.

Sin duda, el CMLL ha sido el pilar principal para lucha libre en México, ya que en todos sus años de historia por sus filas han desfilado muchas de las estrellas de este deporte, ha coronado a muchos Campeones y sus arenas han visto caer importantes máscaras y cabelleras.

Muchas historias se han escrito dentro de la empresa de la Colonia Doctores; momentos para recordar y otros para olvidar; salidas y llegadas de elementos; crisis y épocas de abundancia, pero sin duda, lo que permanece sobre todo es la esencia de la empresa de las cuatro letras.

COMENZÓ LA HISTORIA (1933-1939)

Salvador Lutteroth, vio un encuentro de lucha libre en 1929 y quedó hechizado por el trabajo de los luchadores estadounidenses que vio en esa ocasión, por lo cual buscó como ingresar al negocio; tiempo después decidió crear su propia empresa. Fue así que el 21 de septiembre de 1933 en la Arena Modelo (rebautizada México años después) nació la Empresa Mexicana de Lucha Libre. Para esta histórica función participaron luchadores como Ciclón Mackey, Leong Tin Kig, Yaqui Joe y Bobby Sampson.

En esta época, Lutteroth tuvo el complicado trabajo de renovar la antigua Arena México que prácticamente se caía a pedazos y además de realizar funciones en la Arena Nacional.

PRIMERO GRANDES PASOS (1940-1949)


El dueño de la EMLL decidió construir la Arena Coliseo la cual fue inaugurada en 1943  y se convirtió en referente de la empresa por muchos años. En esta década el posteriormente conocido como CMLL fue casa de muchos luchadores como Black Guzmán, Bobby Bonales, Gori Guerrero, Tarzán López y el Santo. Además la empresa fue hogar de los primeros Campeones Nacionales.

TIEMPO DE ÍDOLOS (1950-1959)

Los luchadores que la década pasada comenzaban a sonar, se convirtieron en ídolos en los años 50s y comenzaron a escribir la época de oro de la lucha libre mexicana dentro del EMLL.

En 1952 la Arena Coliseo de vistió de manteles largos, pues en se enfrentaron dos de los luchadores más queridos del momento el Santo y Black Shadow, quienes decidieron apostar las máscaras, siendo el “Enmascarado de Plata” quien salió triunfador, dando a conocer el rostro de Alejandro Cruz Ortíz. Un año más tarde Blue Demon vengó la ofensa de su “hermano” y humilló al Santo al ganarle el Campeonato Mundial Welter al vencerlo en dos caídas al hilo, precisamente en el aniversario de la empresa.

En la siguiente celebración del EMLL, se vivió un duelo que pasaría a la historia, pues el Cavernario Galindo y Gori Guerrero se enfrascaron en un combate tan sangriento que el Médico de la arena detuvo el duelo.

En 1956 se inauguraría la nueva Arena México, en la Colonia de los Doctores, local que se mantiene como la “Catedral de la lucha libre en México” y casa de la empresa de la familia Lutteroth. Además ese mismo año, el 21 de septiembre se realizó el primer aniversario de la empresa en ese recinto, con el Santo, el “Enmascarado de Plata” como protagonista de la noche al destapar al Gladiador. Esta máscara sería la primera en caer en la nueva Arena México.

MOMENTO DE CONSOLIDACIÓN (1960-1961)


El EMLL ya tenía grandes estrellas y siguió consolidándose con el paso del tiempo. Los combates eran muy violentos y los niños tenían prohibida la entrada a la arena, ya que la sangre corría a raudales por el ring.

En esta época las filas de la empresa tenían a nombres como René Guajardo, Mil Máscaras, Kalorf Lagarde, Ángel Blanco, Dr. Wagner y varios luchadores que pasarían a la historia.

El festejo del 30 Aniversario tuvo un toque especial, pues se celebró en dos fechas, el 6 y 27 de septiembre de 1963, donde Espanto II dejó su máscara en manos de Rubén Juárez, quien a su vez vio caer su melena ante el Espanto I, finalmente éste entregó la máscara al Santo.

Además la Arena México fue remodelada para ser sede de los Juegos Olímpicos de 1968, ya que en este local se desarrollaron los combates de boxeo.

LA DESBANDADA (1970-1979)

El iniciador del sueño se retiró, Salvador Lutteroh abandonó la empresa pero la dejó en manos de su hijo, quien siguió con la mística del EMLL.

Desafortunadamente en 1975 la Empresa Mexicana de Lucha Libre sufrió un gran golpe, ya que varias de sus estrellas encabezadas por Ray Mendoza, así como Dos Caras y Mil Máscaras, decidieron abandonar la organización y junto al empresario Franscisco Flores y el inversionista Benjamín Mora, crearon la Universal Wrestling Association (UWA).

Esta fue una época algo gris, ya que varios de sus luchadores estrellas salieron de la empresa, sin embargo en esta época comenzaron a darse a conocer nuevos gladiadores como el Perro Aguayo, Scorpio, Fishman, el Cobarde y Sangre Chicana.

LA LUCHA LIBRE EN TELEVISIÓN (1980-1989)


La época de los 80s sin duda marcará historia no sólo en el EMLL, sino en la lucha libre en general, pues las transmisiones en televisión comenzaron, con ellas una nueva camada de aficionados que descubrieron este deporte.

En 1983 apareció quien posteriormente se consolidaría el ícono de la empresa: Atlantis, quien desde su debut estuvo dentro de esta. Para 1984 dentro del festejo del 51 aniversario de la empresa, desenmascaró al veterano Talismán.

La primera vez que se suspendió una función de viernes del EMLL fue la del 52 aniversario en 1985, donde el Supremo apostaría la máscara ante el Dorado. La Ciudad de México fue víctima del peor terremoto de su historia, donde fallecieron miles de personas por tal motivo, la empresa tuvo que canelar el evento. Ese fue el único año que no se ha celebrado el aniversario de la empresa de los Lutteroth.

EL BOOM DE LA LUCHA LIBRE (AÑOS 1990-1999)

La década de los 90 marcó a la lucha libre, ya que en 1991 el EMLL decidió cambiar el nombre a Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), ya reconocida como una empresa con importancia a nivel mundial.

Un año después, de forma sorpresiva, Antonio Peña, uno de los funcionarios decidió abandonar al CMLL, acompañado de varias de las estrellas de la empresa, como: Octagón, Máscara Sagrada, Blue Panther, Konnan y el Hijo del Santo decidieron crear una nueva empresa AAA, la cual con el paso del tiempo se convertiría en la principal competencia del CMLL.

En esta época, hubo grandes duelos que marcaron historia: el del Rayo de Jalisco Jr. y Cien Caras, donde éste último perdió la máscara en 1990, además del duelo donde El Perro Aguayo destapó a Konnan en 1991.

En 1997, se vivió una intensa rivalidad entre el Hijo del Santo y Negro Casas, donde el “plateado” rapó al “4:40”

NUEVOS ÍDOLOS, NUEVAS HISTORIAS (2000-2013)

Con la llegada del nuevo milenio el CMLL tuvo muchos cambios, dentro de sus filas las nuevas generaciones comenzaron a surgir, los nuevos ídolos aparecieron, mismos que hasta la fecha se han mantenido, apoyados en grandes veteranos como Blue Panther, Atlantis y Negro Casas, se han consolidado luchadores como Shocker, Mr. Niebla y Último Guerrero.

Además, la empresa de la Arena México ha sido casa de luchadores que actualmente no están en sus filas pero son consideradas figuras, entre ellos están: Dr. Wagner, el Hijo del Perro Aguayo y Místico (hoy Sin Cara).

Durante estos años el CMLL presentado memorables duelos como: la lucha en jaula entre los Infernales y los Guerreros, donde Máscara Mágica perdió la tapa, el cuadrangular de máscaras donde Canek desenmascaró a Universo 2000, el duelo entre Místico y Black Warrior donde éste último dejó la incógnita y el duelo de veteranos entre Blue Panther y Villano V, siendo el “Maestro Lagunero” quien vio caer su incógnita.

La última década ha representado una serie de altibajos para el CMLL, donde ha tenido momentos para la historia, pero también errores y algunos tragos amargos; pero sin duda pese a todo, el Consejo Mundial de Lucha libre es parte fundamental de la historia de la lucha libre en México y aunque lleguen nuevas empresas, siempre será referente para todos los amantes del pancracio nacional.

[MEDIOTIEMPO]

Comentarios