Lucha libre y futbol: pasión compartida

El futbol y la lucha libre son dos de los deportes más populares en México y tienen una relación más cercana de lo que parece.
El futbol y la lucha libre son dos de los deportes más populares en México y tienen una relación más cercana de lo que parece.
 El futbol y la lucha libre son dos de los deportes más populares en México y tienen una relación más cercana de lo que parece.
Ciudad de México -
  • Gabriel Pereyra y Omar Ortiz festejaban con máscaras de luchador
  • Muchos aficionados portan máscaras durante los partidos de la Selección Mexicana

El futbol y la lucha libre son dos de los deportes más populares en México y tienen una relación más cercana de lo que parece. Hasta hace unos años era común ver en cualquier estadio del país aficionados con máscaras de luchadores, pero en algunos recintos ya se prohibió el ingreso con las capuchas, para evitar el anonimato por algún acto de violencia. Sin embargo, las máscaras no han sido expulsadas de los estadios mundialistas. Desde hace varias ediciones de la máxima justa del futbol, se observan decenas de mexicanos con máscaras de distintos luchadores, entre los que sobresalen: el Santo, Blue Demon y Rey Mysterio; y Brasil no será la excepción. Pero la relación del futbol y lucha libre no se queda únicamente en las tribunas. En la época de los 90 durante la celebración del Día del Niño o Día de Reyes, se realizaban partidos de luchadores en la cancha del Estadio Azteca o en el Estadio Azul durante el medio tiempo, los cuales siempre terminaban en una auténtica batalla campal. Las canchas de futbol mexicano también han tenido presencia luchística durante partidos oficiales. Dos profesionales de las canchas festejaban utilizando máscaras de luchador al momento de caer un gol: Gabriel Ernesto Pereyra (quien portaba una máscara de Místico) y Omar “Gato” Ortiz, (quien utilizaba una máscara de Blue Demon). Además, Ángel Reyna celebró sus goles durante varios partidos semejando unas tijeras, movimiento tradicional en la lucha libre. Y VICEVERSA... El cuadrilátero ha tenido presencia futbolística, decenas de gladiadores han subido ataviados con playeras de su equipo favorito, como: Atlantis de Chivas, Dos Caras Jr. (Alberto del Río) del Toluca, Princesa Sugehit de Monterrey, Aero Boy del Necaxa y muchos otros. Además la empresa AAA junto a la FMF realizó un torneo en 2010 donde los luchadores representaron a cada uno de los 18 equipos de Primera División. Pero no todo queda en guiños y apariciones especiales de parte de futbolistas y luchadores en el otro deporte. A lo largo de los años, han existido muchos luchadores que han llevado en el personaje algo relacionado con el futbol. Los equipos más populares en México, América y Chivas han tenido sus delegados: América Salvaje, Águila del América y América han sido los representantes del equipo de Coapa; por su parte las Chivas Rayadas (ataviados con la playera del Guadalajara y una máscara de chiva) han sido los encargados de  portar los colores rojiblancos. Además dentro de AAA surgieron el Niño de Oro (emulando a Hugo Sánchez en su época como jugador en Pumas) y Chamagol (quien hacía referencia a Sebastián González quien en los años 2002 a 2005 participó en el Atlante). Otros luchadores que han utilizado nombres relacionados con el futbol son: Hoolligan en el CMLL (haciendo referencia a los aficionados europeos) el Goleador (dos versiones distintas) en IWRG, Tigre Universitario (Tigres), Corazón Adicto I y I, Rayado y Coco Rayado (Monterrey) en Nuevo León y Coyotes Neza (referencia al extinto equipo de Nezahualcoyotl) entre los más conocidos. Cabe resaltar que la actual playera de la Selección Mexicana, con la cual disputará el Mundial en Brasil, está inspirada en la máscara de Rey Mysterio, uno de los luchadores más reconocidos a nivel internacional. La pasión que levantan ambos deportes ha hecho que en algunos momentos convivan dentro de la cancha o cuadrilátero, recalcando porque ambo son deportes populares y consentidos de la afición.