Myzteziz buscará detener al Hijo del Perro

Bajo el arropo de la Sociedad, el Hijo del Perro Aguayo se ha encargado de faltarle al respeto a muchos luchadores, por lo que Myzteziz quiere ponerle un alto al abuso del líder La Jauría.
Bajo el arropo de la Sociedad, el Hijo del Perro Aguayo se ha encargado de faltarle al respeto a muchos luchadores, por lo que Myzteziz quiere ponerle un alto al abuso del líder La Jauría.
 Bajo el arropo de la Sociedad, el Hijo del Perro Aguayo se ha encargado de faltarle al respeto a muchos luchadores, por lo que Myzteziz quiere ponerle un alto al abuso del líder La Jauría.  (Foto: )
Ciudad de México -
  • Está cansado de los abusos del can

Bajo el arropo de la Sociedad, el Hijo del Perro Aguayo se ha encargado de faltarle al respeto a muchos luchadores, por lo que Myzteziz quiere ponerle un alto al abuso del líder La Jauría. Desde su llegada a AAA Myzteziz se encontró con varios rivales, Black Warrior, Averno y el Hijo del Perro, éste último recordó sus choques en la Arena México, por lo cual se encargó de humillar en un par de ocasiones al “Príncipe de Plata y Oro”, incluso le arrebató la Copa Triplemanía con Trampa. “Lo que pasó en Triplemanía XXII no se puede quedar así ni pasar por alto. El Hijo del Perro Aguayo se está metiendo en terrenos muy peligrosos, ofendió por igual a veteranos y luchadores actuales, sin olvidar que me ganó con trampa la Copa Triplemanía XXII.   Ya se pasó de la raya, alguien le tiene que poner un alto a él y a toda La Sociedad y ese voy a ser yo”, sentenció el ex Místico. El próximo 7 de septiembre en el Lienzo Charro de Pachuca, Hidalgo, estos dos gladiadores se verán en un mano a mano, donde finalmente podrán medir fuerzas. “Después de ocho años nos volvemos a encontrar en un mano a mano El Hijo del Perro Aguayo y yo, hecho que me llena de emoción, sólo espero que no salga con sus acostumbradas marrullerías y brinde un buen espectáculo a toda la gente”. Sin embargo reconoció la calidad de su contrincante, pero le dejó claro que el “Can” no tendrá una noche sencilla. “Las veces que me he enfrentado al Perro se han dado grandes encuentros, creo que ambos nos conocemos a la perfección y sabemos cuáles son nuestras virtudes y de qué pie cojeamos; por eso tengo claro que no me puedo confiar, porque regularmente no viene solo.  Por otro lado él también debe andarse con cuidado, porque se puede llevar una gran sorpresa”, finalizó.

No te pierdas