El Patrón reclamó su trono, silenció a 'escandaloso' Perro

El Patrón Alberto regresó oficialmente a reclamar lo que por derecho le pertenece: El cariño y la aceptación de público en su retorno oficial a los cuadriláteros mexicanos.
El Patrón Alberto regresó oficialmente a reclamar lo que por derecho le pertenece: El cariño y la aceptación de público en su retorno oficial a los cuadriláteros mexicanos.
 El Patrón Alberto regresó oficialmente a reclamar lo que por derecho le pertenece: El cariño y la aceptación de público en su retorno oficial a los cuadriláteros mexicanos.
Cancún, Quintana Roo -
  • El ex WWE fue bien recibido por el público de la Riviera Maya

El Patrón Alberto regresó oficialmente a reclamar lo que por derecho le pertenece: El cariño y la aceptación de público en su retorno oficial a los cuadriláteros mexicanos. Junto a La Parka y Myzteziz, el ex luchador de la WWE dio su primera lección en el Hard Rock Hotel Riviera Maya, en Cancún, donde pudo domar a un "feroz" Hijo del Perro Aguayo, que soltaba escandalosos ladridos junto al Texano Jr. y Averno al inicio. Alberto obligó al Texano a dejar su arma a un lado; el ídolo de la féminas del pancracio no obedeció y fue castigado en repetidas ocasiones con el látigo por El Patrón. El can más feroz de Triple A rehusó enfrentar a Alberto en más de una ocasión; Myzteziz salió al quite y con su acostumbrado espectáculo aéreo, mantuvo a raya al bando rudo. Si Psycho Clown provocó innumerables sonrisas por su acto "circense", La Parka provocó alaridos. Con su clásico baile, el ser de ultratumba se burló de Averno e incluso de Myzteziz, rivalidad que comienza a cuajar por los constantes desdenes de la huesuda hacia el ídolo sagrado. Averno cometió el error de permanecer en el ring solo ante  El Patrón; Alberto, con un rival inferior en tamaño y peso no tuvo problema para someter al rudo con un "Cross Armbreaker" y dejarlo fuera de combate. Satisfecho, extasiado, el público reconoció la calidad del único Patrón al que serán fieles, al menos, hasta que un perro ladre más fuerte.

No te pierdas