Guerreros de la Atlántida: de la amistad al odio

Muchas amistades en el ring terminan mal, en ocasiones las alianzas que se conforman por años se convierten en odio, el cual concluye muchas veces en luchas de apuestas.
Ciudad de México -
  • Después de una alianza de varios años, los dos gladiadores comenzaron la rivalidad
  • En 2011 los Guerreros de la Atlántida terminaron su alianza

Muchas amistades en el ring terminan mal, en ocasiones las alianzas que se conforman por años se convierten en odio,  el cual concluye muchas veces en luchas de apuestas. Los Guerreros de la Atlántida son uno de esos casos y el próximo 19 de septiembre en un duelo de máscara contra máscara. Atlantis y Último Guerrero conformaron una de las parejas más peligrosas del CMLL por cerca de cinco años, pero no siempre fueron buenos amigos, en un principio tuvieron una corta rivalidad, sin embargo un enemigo en común los unió.   NOTA: Último Guerrero, luchador de 'Otro Nivel' El “Rey de la Atlántida” pertenecía al bando técnico cuando Dr. Wagner Jr. comenzó a ganarse a la afición de la Arena México, Atlantis pintó su raya y en innumerables ocasiones retó al “Galeno” a una lucha de apuestas; sin embargo esto ocasionó que la gente le diera la espalda y lo abucheara. Las críticas e insultos hacia el “Ídolo de los Niños” comenzaron a crecer de parte de los aficionados del CMLL que prefirieron a Wagner en lugar del eterno Atlantis. En ese momento, Último Guerrero aprovechó la situación y le tendió la mano al veterano gladiador, quien aceptó por primera vez pertenecer al bando rudo. De esta forma, Atlantis se alió a Último Guerrero, Rey Bucanero, Sangre Azteca, Toscano y Olímpico y el grupo conocido como los Guerreros del Infierno cambió su nombre a Guerreros de la Atlántida. El éxito y el dominio dentro del CMLL comenzó, rudos y técnicos tenían que emplearse a fondo para arrancarle la victoria al conjunto comandado por Último Guerrero, principalmente cuando éste hacía equipo con Atlantis. Juntos, el luchador de “Otro Nivel” y el ahora llamado “Ídolo de los Niños Rudos” consiguieron el Campeonato de Parejas del CMLL y el de Tríos junto a Toscano; además fueron nombrados como el mejor equipo del año en 2010. Fuera del CMLL también se hicieron de trofeos, como el Campeonato de Parejas de UWE. Sin embargo, después de varios años de una alianza prácticamente invencible, Atlantis comenzó a ser programado en el bando técnico y la alianza se rompió cuando el ícono del CMLL decidió quedarse de forma permanente en la esquina que lo vio nacer. Molestó, el Último Guerrero de inmediato lo acusó de “mal amigo” y comenzó una cacería en su contra. Los dos ex amigos chocaron por un sin número de plazas, peleando por trofeos o por el orgullo mismo. Los retos comenzaron en ese momento y ambos exigieron la lucha de máscara contra máscara. Antes del 80 Aniversario del CMLL los dos gladiadores firmaron un contrato sin fecha. La afición esperaba que este encuentro se diera en la celebración de ocho décadas de la empresa más añeja México, pero en ese momento La Sombra y Volador Jr. también pidieron encabezar el evento, por lo cual se pactó una lucha de relevos increíbles donde los ganadores se enfrentarían en un duelo de máscara contra máscara. Esa noche revivieron por un momento los Guerreros de la Atlántida, sin embargo cayeron ante los jóvenes luchadores y no pudieron enfrentarse en el duelo de estelar. Pero la apuesta estaba hecha y los contratos firmados, por lo que el CMLL decidió que el duelo entre estos dos gladiadores debe realizarse. La fecha fue confirmada por la empresa y será el próximo 19 de septiembre en la celebración del 81 Aniversario del CMLL, cuando los Guerreros de la Atlántida vivirán el momento definitivo de su relación “amistad-odio”, por lo que en el evento más importante de la empresa de la Colonia Doctores, se realizará lo que es uno de los combates más importantes en los últimos años. Una de las máscaras más cotizadas en la lucha libre mexicana caerá y la afición conocerá la cara de una de las figuras más importantes del pancracio mexicano.

No te pierdas