Decesos en el cuadrilátero de lucha libre

Al ser un deporte de contacto, la lucha libre implica riesgos que pueden ser desde una lesión hasta la muerte. El Hijo del Perro Aguayo es el último gladiador que ha perdido la vida después de...
 Al ser un deporte de contacto, la lucha libre implica riesgos que pueden ser desde una lesión hasta la muerte. El Hijo del Perro Aguayo es el último gladiador que ha perdido la vida después de participar en una lucha, pero no es el único.
Ciudad de México -
  • La lucha libre ha tenido varios accidentes que le han costado la vida a luchadores

Al ser un deporte de contacto, la lucha libre implica riesgos que pueden ser desde una lesión hasta la muerte. El Hijo del Perro Aguayo es el último gladiador que ha perdido la vida después de participar en una lucha, pero no es el único.

Una de las muertes más recordadas es la del luchador Oro, quien el 26 de octubre de 1993 falleció en la Arena Coliseo. Tras un golpe que lo hizo caer sobre su cabeza el joven de 24 años sufrió un derrame cerebral que le costó la vida.

Otra muerte muy recordada se suscitó en 1979, cuando Sangre India fue sacado del cuadrilátero por uno de sus rivales y cayó de cabeza, lo que minutos más tarde desencadenaría su muerte en vestidores.

El veterano luchador Angel Azteca falleció en 2007 a causa de un paro respiratorio, aunque no lo sufrió arriba del ring, sí fue un par de horas después de participar en una función que colapso.

El caso más reciente fue en 2012, con el luchador Cometa Tapatío quien recibió un castigo en la cabeza el cual le dañó las cervicales, aunque fue trasladado a un hospital, falleció.

La WWE no se ha salvado de vivir un episodio de este estilo. El 23 de mayo de 1999, Owen Hart se disponía a ingresar al ring atado a un cable desde el techo, sin embargo el chaleco de seguridad se soltó y el luchador cayó aproximadamente 24 metros, lo que ocasionó la muerte.

Otros accidentes recordados que aunque no costaron la vida si terminaron con carreras, fueron los de Pentagón y Hayabusa, quienes tuvieron que abandonar los cuadriláteros tras desafortunadas experiencias.

El Hijo del Perro se unió a esta desagradable lista este sábado tras sufrir un traumatismo cervical que pudo ocasionar un paro cardiorrespiratorio, el cual finalmente le arrancó la vida.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×