Perrito llevó dignamente el nombre: Hijo del Santo

La partida del Hijo del Perro Aguayo fue un golpe muy fuerte para el mundo de la lucha libre. Y después de un año, aún hay dolor en el ambiente luchístico.
 La partida del Hijo del Perro Aguayo fue un golpe muy fuerte para el mundo de la lucha libre. Y después de un año, aún hay dolor en el ambiente luchístico.  (Foto: Israel P. Vega)
Ciudad de México -
  • El Hijo del Santo espera que el Perro Sr. pueda superar pronto la desgracia

La partida del Hijo del Perro Aguayo fue un golpe muy fuerte para el mundo de la lucha libre. Y después de un año, aún hay dolor en el ambiente luchístico.

El Hijo del Santo convivió mucho tiempo con el Perro Sr. y con el Líder de la Jauría, por lo que conoció a la perfección el desarrollo de Pedro Aguayo Ramírez.

“Era un joven con mucho futuro, es triste que la gente se vaya tan joven de este mundo”, comentó en entrevista para Mediotiempo.

Además recordó como era arriba del ring y reconoció el buen trabajo que hizo con el nombre.

“Lo recuerdo como un joven muy aguerrido, creo que fue de los pocos hijos de luchadores que supieron mantener en alto el personaje, iba por buen camino, tenía muchas agallas, era entrón, carismático. Era un buen compañero y profesional, que subía siempre a dar lo mejor de sí. Se fue un gran elemento de este deporte”.

Además mostró su preocupación por el Perro Aguayo Sr. con quien tuvo una amistad por muchos años y sabe que tuvo un momento muy complicado.

“Lo que más me ha preocupado es saber que su papá está bien, para don Pedro Aguayo debe haber sido un golpe muy duro, sé que está bien, espero que pronto puedan superarlo.

“Tiene un año que no los veo (a la familia), no he tenido contacto con ellos, no sé si el señor está en Tala, sólo sé que está bien", concluyó el heredero de la Leyenda de Plata.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×