La Máscara humilló a Carístico en Puebla

Déspota, altivo, como todo un Ingobernable, La Máscara fue contundente ante Carístico y pese a pecar de soberbia, consiguió derrotar al luchador de Plata y Oro en la Arena Puebla.
Déspota, altivo, como todo un Ingobernable, La Máscara fue contundente ante Carístico y pese a pecar de soberbia, consiguió derrotar al luchador de Plata y Oro en la Arena Puebla.
 Déspota, altivo, como todo un Ingobernable, La Máscara fue contundente ante Carístico y pese a pecar de soberbia, consiguió derrotar al luchador de Plata y Oro en la Arena Puebla.
  • El de la Dinastía Alvarado no aceptó la lucha de apuestas

Déspota, altivo, como todo un Ingobernable, La Máscara fue contundente ante Carístico y pese a pecar de soberbia, consiguió derrotar al luchador de Plata y Oro en la Arena Puebla.

La semana anterior, La Máscara hizo gala del lema Ingobernable al humillar en el centro del ring a Carístico, quien lo retó a un mano a mano que se realizó justamente este lunes en Puebla, donde el heredero del Brazo de Oro volvió a imponerse.

“Acéptalo, ya te gané dos veces, qué más quieres”, increpó micrófono en mano el autodenominado “Papi de Papis”, a lo que Carístico respondió lanzando un reto de máscara contra máscara que no fue aceptado por su rival.

La primera caída fue para La Máscara, en la segunda Carístico empató las acciones aplicando la llave de sus grandes triunfos, la mística, y en la tercera, cuando el encapuchado plateado intentaba repetir la dosis, las piernas de Carístico golpearon accidentalmente al Tirantes, quien quedó por segundos desorientado, cosa que La Máscara aprovechó para despojar de la capucha a Carístico y llevarlo a las espaldas planas.

La rivalidad entre estos dos jóvenes está que arde, en cada escenario en que se enfrentan tratan de hacerse pedazos y ya lanzaron el reto para apostar las máscaras, cosa que solo el tiempo definirá.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×