Desde Los Fosos

En la F1 a veces menos es más, pero en el GP de China este domingo más fue más a la hora de las detenciones en los fosos, contra la lógica prevaleciente desde el inicio de temporada.

Cuando Tres son Mejores que Dos

“Why can't we go on as three...” Jefferson Airplane

En la F1 a veces menos es más, pero en el GP de China este domingo más fue más a la hora de las detenciones en los fosos, contra la lógica prevaleciente desde el inicio de temporada, Una detención en los fosos ahorra de 20 a 25 segundos según el circuito y por eso habría que intentar terminar la carrera con el menor número de detenciones posibles, pero en esta ocasión los autos con tres detenciones acabaron en 1-3-4-5, mientras que el único con dos paradas, Vettel, quedó segundo. Y de haber durado un par de giros más, su coequipero Webber, quien arrancó 18, lo hubiera pasado también. Seguramente en Red Bull Racing están pensando si realmente su estrategia fue la adecuada para Vettel, pues evidentemente para Webber si  lo fue. El australiano arrancó con llantas duras, tras sus eliminación en la Q1, y con tres juegos de llantas blandas en mano cambió en el giro 10 a ellas y remontó de manera sistemática y espectacular, recortando todavía 25 segundos al líder en las últimas 15 vueltas, para terminar a siete segundos del ganador, Lewis Hamilton, quien también hizo tres paradas y pasó a Vettel al final con llantas más frescas que las del campeón mundial. Entonces resulta que en China tres fue mejor que dos, cuando al inicio del año dos había sido mejor que tres. La carrera fue muy entretenida, con el usual dominio abrumador de Vettel en las tres prácticas y en la calificación – ganó sólo la Q3 porque no hizo dobles corridas en las anteriores. Parecía que el teutón iba por su tercer triunfo 2011 al hilo, pero Hamilton tenía otras ideas y le quitó el honor de ser el primer biganador en China, donde nadie había repetido desde que entró el GP al calendario. Vettel opuso resistencia hasta donde las llantas dieron, y en el giro 52 al ser superado, simplemente se formó detrás y aguanto para conseguir el podio y 18 puntos más que lo dejan con una sólida ventaja de 21 al frente del campeonato, sobre el propio Lewis. Pero la velocidad de Webber fue tal que su Vuelta Rápida fue 1.4 segundos mejor que la siguiente, la de Lewis, lo cual nos indica que el RB7 sigue siendo el auto a vencer, aunque siga fallando su sistema de recuperación de energía cinética (KERS) que Webber no pudo usar desde la P3. Quizás la estrategia RBR –que dictan entre Christian Horner y Adrian Newey– sea cuestionable en ciertos momentos, pero con ese auto pueden darse el lujo de no ganar todas, pues ganarán la mayoría. Pero ahora hay tres semanas antes de iniciar la llamada temporada europea –en el lado asiático de Turquía, por cierto– y deben consolidar su KERS pues si sin tenerlo han dominado, cuando sea confiable les debe asegurar ambos títulos. Mención aparte merece el desempeño de Sergio Pérez, quien en el inicio del año ha sido descalificado, multado por exceso de velocidad en fosos y penalizado con una pasada por los fosos y con una detención de 10 segundos en los fosos por incidentes, en apenas tres carreras. Está muy bien que aporte a ganar experiencia, pero hay que calmarse un poco, no salir a comerse a los rivales si no tiene auto. El golpe a Heidfeld fue como el de Alonso a Lewis en Malasia, producto de desesperación cuando era inevitable que con paciencia el rebase se iba a dar. Y el choque contra Sutil fue meter el auto donde no había espacio, ni tenía ganada la posición, un error de cálculo de novato.  Espero que no sea la presión de pseudoexpertos que dicen que ya se va a Ferrari el año que entra, lo que lo esté afectando en vez de ayudar. Calma y nos amanecemos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas