Pronóstico Canadiense 2011: Más Vettel

En 2010 el circuito Gilles Villeneuve de Montreal fue uno de los que no tuvieron al Red Bull en el podio, pues ganaron Lewis y Jenson, con Fernando en tercero y los RB6 en cuarto y quinto...

“.Do it again..” Steely Dan En 2010 el circuito Gilles Villeneuve de Montreal fue uno de los que no tuvieron al Red Bull en el podio, pues ganaron Lewis y Jenson, con Fernando en tercero y los RB6 en cuarto y quinto. El circuito es permanente, pero se usa muy poco en el año y se congela a veces en el invierno, se deshiela en primavera y el pavimento es abrasivo, por lo que requiere buena tracción, además de que los frenos se usan mucho y hay que usar unas tomas de aire mayores para enfriarlos (lo cual puede representar hasta un par de décimas por segundo), pero si llueve las maxitomas se vuelven innecesarias. Esta es la primera carrera del año de configuración aerodinámica baja, como Monza y Spa, pero la gran diferencia es que tanto en Spa como en Montreal los frenos se mantienen durante en uso a fondo 15 segundos de la vuelta, que aquí es de 75 segundos y en Bélgica de 110, para que vean la gran diferencia en uso. Es una carrera muy variante, nunca se puede dar por hecho el dominio hasta que cruzan la meta los pilotos, pues sucede que cambia el resultado esos giros finales, como cuando Mansell perdió  el triunfo en la vuelta final por ir saludando y Piquet le ganó, o como la vez que Schumi trabó la caja y Alesi lo rebasó para ganar por primera y única vez en su carrera de F1. Se corre a 70 giros del circuito mide 4,361 metros, para una longitud total de 305.270 kilómetros en su trazo de 14 curvas, 8 de ellas a la derecha, y se corre en el sentido de las manecillas del reloj; su récord de pista es de 2004, impuesto por Ralf Schumacher en un Williams BMW de 3 litros (1’12.275”). Y tiene una recta larga de 1.01 kms, por lo que habrá doble zona de DRS (alerón móvil), una en ella y otra en la zona de meta. La meta lleva directo a la Ese de Senna, izquierda seguida de derecha, que entronca con la salida de los fosos, lo cual es muy emocionante para los espectadores. Luego viene un rectita que curvea a la derecha para llevarnos a la primera chicana, a la cual le sigue otra rectita y otra chicana, luego una rectota y otra chicana, esta muy rápida, y la recta que lleva a la Horquilla, sitio de muchos rebases y emociones. Luego viene una rectota –con dos pequeñas inflexiones del volante que no son realmente curvas–  y, al final, está la entrada a los fosos por el carril izquierdo o la chicana que lleva al Muro de los Campeones, donde te estrellas si la tomas mal, y ya estamos de regreso en la recta de meta. Se usarán las mismas llantas de Mónaco, los compuestos ultra suave y suave, por lo que la carrera podría ser de una parada para algunos valientes –léase Sauber– , aunque probablemente sea de dos para la mayoría, y algunos hasta lleguen  a tener tres, aunque creo que sería exagerado ir por esa estrategia. El pronóstico del tiempo es de chubascos aislados en el fin de semana, pero no se debe llover en la carrera. Muchos piensan que los Red Bull no tendrán su usual dominio, pero mientras más rápida es la pista más se alejan, pus tienen excelente tracción mecánica, no sólo gran aerodinámica, Yo insisto en Vettel para Posición de Privilegio y victoria, aunque no creo que Webber ande tan bien y probablemente lo saquen del podio sus rivales. Sergio Pérez, quien fue revisado por neurólogos suizos antes de viajar a México, parece estar en buenas condiciones físicas, esperemos que igualmente lo esté en las mentales, que son las que dejan más huella después de un choque como el de Mónaco. Quizás por eso no lo veo en los puntos, pero si entre los 12 primeros sin llegar a la Q3.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas