Desde Los Fosos

El GP Británico (también llamado de Inglaterra) es de los más añejos del calendario pues la primera vez que se disputó fue en 1950, el 13 de mayo siendo el primero en el calendario de la naciente...

Pronóstico Inglés 2011: ¿O Serán los Gases del Escape? “In England’s green and pleasant land…”  Emerson, Lake & Palmer El GP Británico (también llamado de Inglaterra) es de los más añejos del calendario pues la primera vez que se disputó fue en 1950, el 13 de mayo siendo el primero en el calendario de la naciente Fórmula Uno en su temporada inicial. Como en ese entonces, se disputa en el circuito de Silverstone, aunque ya no es l e mismo trazado y en 2011 estrena otra configuración más y la largada/meta se ha movido a la recta entre las curvas de Club y Abbey, en la parte trasera del circuito, muy lejos de la tradicional arrancada sita entre las curvas de Woodcote y Copse.

La carrera está pactada a 52 giros del circuito que, contra la corriente de ir a vueltas de 4.5 kilómetros, ha crecido en los últimos años hasta alcanzar 5,891 metros, para una longitud total de 306.227 kilómetros en sentido del reloj, con 18 curvas, 8 de ellas a la izquierda. El récord de pista con el nuevo trazo es de Fernando Alonso con su Vuelta Rápida de 2010 (1’30.874), aunque el salvaje de Vettel marcó 1’29.615 en la Q3 del año pasado. Tiene cuando menos cuatro rectas y de hecho de Woodcote a Stowe no se usan los frenos en más de dos kilómetros, por lo que habrá una zona de DRS (alerón móvil), pero este circuito tiene muchas zonas en las que rebasar, aun sin el DRS, por ello solamente tres pilotos de los últimos 10 que han salido en la Posición de Privilegio han podido ganar la carrera, pero en este período el que más atrás ganó fue desde el cuarto sitio.

La recta de meta ahora es corta y le siguen una derecha acelerando y una izquierda ídem para llegar a la curva de la Granja donde frenan a fondo y luego encaran el Loop (Círculo) que los lleva a la zona del DRS, en la nueva recta, del trazado Arena, como se le llama al circuito inaugurado en 2010. Al acabar la recta se unen al viejo trazo en la curva de Luffield que es de 180 grados y lleva hacia la siguiente derecha, Woodcote, que es la entrada acelerando a la antigua recta. Ahí llegan a Copse, la que solía sel la primera curva, una derecha muy amplia que se toma acelerando a fondo y es seguida por una sección de Eses que incluye  Becketts y Maggots, para desembocar en la recta de hangares, la más larga del circuito, que a su vez termina en otra derecha, de frenada violenta: Stowe. Todo el circuito es plano hasta aquí, pues hay una bajada que se llama Vale (Valle en inglés antiguo) y ahí esta a la mitad la entrada a los nuevos fosos, que por cierto son hundidos y no se ven desde las tribunas. Parecen hechos por el mismo albañil australiano Dickson que hizo las tribunas del Autódromo capitalino con serias deficiencias. La recta de Vale acaba en una curva en escuadra a la izquierda seguida por otra a la derecha llamada Club, que se abre hasta dar 180 grados y cerrar en la recta de meta. Hay cuando menos una cuarteta de zonas de rebase, la entrada a Luffield, la salida en Stowe, la frenada en Vale y la llegada al Loop.

Tras la prohibición de los escapes sopladores que alimentan al difusor soplado, que en este GP no podrán sacar más de un 10% de gases cuando el acelerador no esté en uso, veremos si la FIA realmente le pone la cola al Red Bull, cosa que dudo, pues ya vieron que en Valencia los cambios afectaron más a McLaren que al RB7. No pensaría que alguien vaya a batir a los de la bebida energética, que llevan dos victoria al hilo, y Vettel debe ser el que quede adelante en la batalla interna; Sergio Pérez, ya recuperado, está en un circuito que conoce y le gusta y debe aspirar a los puntos con su usual manejo fino.

Carlos Eduardo Jalife Villalón Twitter @scuderiargz FB Scuderia Rodríguez scuderiargz@yahoo.com.mx 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas