Desde Los Fosos

Con este GP Jenson Button llega a 200 y lo hace triunfante, con su undécima victoria en las condiciones que le gustan: pista muy cambiante, donde su manejo fino hace que se desempeñe superlativamente.

Llegando triunfante a 200

“You’ve spent a long time waiting for a perfect yesterday…” Premiata Forneria Marconi

Con este GP Jenson Button llega a 200 y lo hace triunfante, con su undécima victoria (un promedio muy bajo comparado con los grandes, pero ya tiene un campeonato que es lo que importa) en las condiciones que le gustan: pista muy cambiante, donde su manejo fino hace que se desempeñe superlativamente y, como lo hizo en la otra vez que llovió en Hungría en 2006, bate a todos sus rivales. A la vez esta columna llega a 200 ediciones, pero desde 1999 que empezó con intermitencias y huecos, por cuestiones de intereses diversos y trabajos absorbentes que a veces no dejan ser tan regulares como deberíamos. La carrera fue con pista mojada en su inicio, y Lewis se hizo de la punta presionando a Vettel hasta que éste se fue ancho en una curva donde también pagarían el precio Alonso, Petrov, Pérez y Sutil en los primeros giros, pero la exuberancia de Lewis no le permitió alejarse mucho de los demás y Button, quien tomó el segundo sitio, estuvo cerca cuando el moreno hizo un trompo y lo pasó justo cuando Lewis daba otro trompo de 180 grados a propósito para retomar la carrera, maniobra bastante salvaje que envió a Di Resta al pasto esquivando al McLaren, y que los comisarios penalizaron con una pasada por los fosos. Además Lewis y sus tácticos se equivocaron al leer la lluvia que lo trompeó y pusieron intermedias, igual que Webber, Sutil, Petrov. Kovalainen, Maldonado, D’Ambrosio, Liuzzi y Rosberg, pero tuvieron que regresar a cambiarlas en dos giros al amainar el agua y dejarlos en desventaja, lo que hizo que pasara tres veces por los fosos en seis giros y le quitó la oportunidad de demostrar quien manda en McLaren. Vettel hizo una carrera conservadora, es obvio que quiere dejar confirmado el campeonato lo más pronto posible y no va a pelear a eliminarse con Hamilton pues no lo necesita. En cuanto el título esté asegurado, allá por Corea, entonces si veremos al alemán darse con todo para saber si realmente los McLaren son mejores o simplemente los Red Bull los están dejando irse al frente. Ferrari es el tercero en discordia y Alonso sacó un podio inmerecido, realmente los errores de Lewis y Webber le dejaron el sitio, pero los regalos siempre son agradecidos. La equivocación de Petrov y Rosberg con las intermedias y la táctica súper optimista de Kobayashi, quien tenía que hacer aguantar sus llantas ultra blandas casi medio GP para acabar parando al final por otro juego, dejó que se metieran a los puntos los dos Toro Rosso, con lo que celebraron a rabiar 100 GPs desde que dejaron de ser Minardi. Y para Rosberg el noveno sitio cuando también celebraba 100, fue poco consuelo pues debió quedar sexto, cuando menos. Sergio Pérez tuvo una pésima arrancada, el auto se le fue de las manos en las condiciones mojadas del asfalto y andaba al ritmo de los Lotus y Marussia, lo cual es preocupante, especialmente para alguien que carga la tradición de manejo mexicano en la lluvia, que es de gran reputación. Tendría que usar estas vacaciones para irse a la pista de karts con su hermano Toño y mojarla para practicar hasta que le duelan las manos, digo como sugerencia. En contraste, en GP2, Esteban manejo con llantas lisas en pista mojada desde el principio y aguantó hasta el final con una gran dosis de manos  (no exento de algún despiste) para rebasar al líder del campeonato por dentro en la última curva y acabar segundo. No se trata de comparar, pero Esteban ya está listo para subir a la F1 si se le tiene la paciencia que han mostrado con Alguersuari, por ejemplo.

Carlos Eduardo Jalife Villalón Twitter @scuderiargz FB Scuderia Rodríguez scuderiargz@yahoo.com.mx 

 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas