Desde Los Fosos

Hace unos días llegó a México Jean Todt, el presidente de la FIA, en el marco de su campaña de Acción para la Seguridad en los Caminos, programa que fue adoptado por la Organización de las Naciones Un

Todt en méxico

"Here I stand, look around..." Queen

Hace unos días llegó a México Jean Todt, el presidente de la FIA, en el marco de su campaña de Acción para la Seguridad en los Caminos, programa que fue adoptado por la Organización de las Naciones Unidas para la década 2011-2020 con el que se busca evitar al menos 5 millones de muertes a escala mundial por accidentes de tránsito. El programa incluye un decálogo en el cual hay cosas como los consejos de: si toma, no maneje; no mandar mensajes de texto mientras se maneja, no andar a exceso de velocidad; y otros que son tan simples como lógicos, pero frecuentemente ignorados por los automovilistas y por ello son la causa de millones de muertos y lesionados cada año, a un promedio de 3,500 por minuto. Todt ha hecho una visita a países de la región NACAM (la CONCACAF de la FIA) con este mismo objetivo de publicitar la campaña que se lanzó el 11 de mayo en Nueva Zelanda y se ha esparcido por todos los continentes. Si quieren saber que pueden hacer, entren al sitio www.FIA.com y ahí vienen los planes de batalla contra esta pandemia mundial que son los accidentes de tránsito. Pero la visita de Todt tiene también otro componente, menos obvio, más tácito, pero no menos importante, y es empezar a poner las bases para la realización de un Gran Premio de México, según leo entre líneas. Aunque Todt fue muy claro al explicar que se necesita tener un acuerdo entre los que van a poner el dinero (patrocinadores y gobierno) con el que pide el dinero (Bernie Ecclestone), contar con una pista homologada (que sería el Autódromo Hermanos Rodríguez con algunas curvas cambiadas o un escenarios nuevo por completo) y tener el aval de la FIA a través de su representativo nacional para que todo se dé. Una falla en cualquiera de las áreas provoca que no se logre avance en la cuestión total. Por los reportes que existen y pláticas que he tenido en diversas partes del mundo, yo veo que se plantea un escenario con cuatro GPs en Norteamérica, una zona que tiene más población que Europa (sin Rusia) y que cuenta con un potencial demográfico mejor que el viejo continente, aunque no tan bueno como Asia. Bernie necesita un GP para acompañar a Canadá, a fin de repartirse los costos de cruzar el Atlántico a mitad del año (y del calendario). El GP de México en Austin no es la solución porque además de estar lejos de Montreal las fechas en junio en Tejas son de intenso calor y más en la capital, que es húmeda y requiere primavera temprana u otoño. Pero poner Austin en octubre/noviembre complica la cuestión de costos porque hay que volver a cruzar el océano y eso de compartir con Brasil es una tontería, está más cerca Europa que Sudamérica para Tejas. Bernie necesita un GP al norte de Norteamérica, por eso busca tanto en Nueva York, que tiene un verano más benigno que el tejano, y se han barajado los nombres de Monticello, Liberty Park y ahora West NY (en Nueva Jersey realmente) como posibles sedes de un GP en junio una semana antes o después del de Montreal. Pero si se tapa ese hueco, queda el de Austin y ahí es donde entra México. Texas y México son vecinos (de hecho Texas era México, pero ese es otro tema), pueden compartir fechas y costos en octubre/noviembre en semanas consecutivas y luego el circo se puede ir a Brasil o incluso cerrar aquí en Norteamérica. Eso es el mundo ideal del costeo para Bernie, pero falta el valiente que diga que pone el dinero que pide el octogenario inglés para cerrar el trato en México. Pero de que por ahí va la cuest

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas