Desde Los Fosos

El Toro (Rosso) corneó a dos pilotos para 2012: uno era esperado, Sebastian Buemi, el suizo con tres temporadas en la escuadra; el otro no lo era tanto, Jaime Alguersuari.

La cornada del Toro (Rosso) “When he was feeling high, he sure should have been feeling low…” Aerosmith El Toro (Rosso) corneó a dos pilotos para 2012: uno era esperado, Sebastian Buemi, el suizo con tres temporadas en la escuadra; el otro no lo era tanto, Jaime Alguersuari, el español que llegó a mitad de 2009 a reemplazar a Sebastien Bourdais. Ninguno ha sido recontratado y sus reemplazos son Daniel Ricciardo, el australiano que corrió parte de la temporada 2011 con Hispania; y el debutante galo Jean Eric Vergné, quien fue el probador de la escuadra en las fechas finales de 2011. Ambos han corrido la F3 Británica y son campeones de la misma, Daniel en 2009 y Vergné en 2010, y luego fueron subcampeones de la World Series by Renault, Daniel en 2010 y Vergné en 2011, lo cual indica que no todos los caminos a la F1 son por la ruta GP3-GP2 como hacen creer a los nuevos talentos. La razón esgrimida por la escuadra italiana es que ellos son gente probadora de nuevos talentos para surtir a la escuadra mayor, el Red Bull Racing y que no es su culpa si Jaime y Buemi ya no son talento joven y menos culpables aún que no haya vacantes en RBR. Eso libra a los italianos del problema, pero en realidad simplemente lo traspasa a Red Bull y su sistema de formación de talentos, en total. Los pilotos que ocupan butacas en RBR son un talento de las filas del equipo junior de la marca de bebidas, o sea, el bicampeón Sebastian Vettel, pero el otro es un ni tan talento ni joven ni tampoco formado en la marca. Es Mark Webber, australiano de 35 años, quien inició en F1 en 2001 con Minardi (encarnación antigua de Toro Rosso) y sacó puntos en su primera carrera gracias a un choque masivo que le dejó el quinto sitio inesperado. Mark es un piloto decente, pero hay media docena de volantes en la parrilla que le hubieran puesto mucho más pelea a Vettel con el RB7 (¿No me creen? Están los otros cuatro campeones mundiales, Rosberg, Sutil, Kobayashi, Heidfeld, Heikki y probablemente hasta Jaime, Paul y Sergio).   Si realmente las razones son talento joven y de casa, no entiendo que sigue haciendo Mark ahí, bien podrían venderlo y dejar subir a alguien como Jaime, a quien ellos lanzaron al agua sin saber nadar y sacó con muchos apuros ese 2009, pero en 2011 hizo maravillas con el auto y acabó muy adelante de lo que se esperaba, con carreras impresionantes viniendo de atrás, muchas veces de zona de Q3. Y si me apuran también trajo a CEPSA, la petrolera privada de  España y todavía el martes estuvo en un acto publicitario en Madrid con ellos, pero aparentemente la decisión se tomó en Austria el martes en la tarde. Me parece que la decisión ya estaba tomada antes y de ahí todo el tinglado para que ganara Mark en Brasil y así poder respaldar que no lo hayan corrido (al obtener ese triunfo pírrico, es un “ganador”, aún) y sí, en cambio, a los chavos de la escuadra italiana. Es obvio que también juegan las consideraciones mercantiles, pues el Red Bulletin acaba de iniciar su edición francesa y necesitan un galo (Buemi tenía pasaportes suizo y francés) lo cual justifica que no hayan puesto a pastar un año como tercer piloto a JEV (así le dicen, como un Bush cualquiera, aunque el otro era JEB). Además dicen que Hispania ya les avisó que no van a rentarles el asiento en 2011, y ahora es altamente probable que Jaime acabe ahí como coequipero de Pedro de la Rosa. Los que deben estar respirando aliviados son Force India, Sauber, y Williams, que no tendrán tanta oposición en 2012, a menos que Daniel y JEV realmente sean muy gallos – lo cual dudo pues los Vettel no se dan en maceta. Carlos Eduardo Jalife Villalón Twitter @scuderiargz FB Scuderia Rodríguez scuderiargz@yahoo.com.mx

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas