Desde Los Fosos

En la entrega anterior hablamos de la campaña 1970, pero siguiendo con el tema de la competitividad, pasemos ahora a 1982...

¿EL AÑO MÁS COMPETITIVO DE LA HISTORIA? Parte 2 “It’s a competitive world, everything counts in large amounts…”  DepecheMode En la entrega anterior hablamos de la campaña 1970, pero siguiendo con el tema de la competitividad, pasemos ahora a 1982 cuando hubo 11 ganadores distintos en la campaña en 16 fechas y pensemos,  a manera de comparación, que en 2011 hubo cuatro y Webber ganó –o le regalaron– la carrera final, de 19. Digo, las cosas han cambiado mucho en los tiempos modernos, pero también se puede hacer el relato de 1950 cuando solamente Alfa Romeo ganó, y en 1951 Ferrari fue el otro ganador, y en 1952-53 solamente los del Cavallino Rampante vencieron (obviamente no cuento a los de Indianápolis 500, que aunque estaba en el campeonato no lo estaba en la práctica ya que no corrían los volantes de EUA en Europa y viceversa) excepto en la fecha final en que Maserati triunfó. O sea, tres marcas en los primeros cuatro años de la F1, algo similar a lo que acontece ahora con Red Bull Racing, McLaren y Ferrari.   Pero en 1982 el panorama era muy distinto, menos tecnología, más equidad en el gasto entre equipos y muchos más vencedores. El año inició con Alain Prost ganando las dos primeras fechas en su Renault, las cálidas Sudáfrica y Brasil en las que las llantas Michelin funcionaban a la perfección, pero luego vino Long Beach con Niki Lauda regresando del retiro para vencer en apenas su tercera carrera en McLaren y siguió la poco concurrida (por las guerras FISA-FOCA) fecha de Imola, memorable por la trampa de Didier Pironi contra Villeneuve que le dio el triunfo al Ferrari del primero cuando el que iba adelante desde el inicio era el Ferrari del canadiense hasta que les pusieron órdenes de equipo. Gilles murió en Bélgica, donde ganó John Watson, también de McLaren, y para Mónaco la sorpresa fue de Riccardo Patrese en el Brabham, cuyo dueño era Bernie Ecclestone, por cierto.  Watson repitió en Detroit, el otro GP estadounidense, y Nelson Piquet puso al frente al Brabham en Canadá. Por lo que con media campaña disputada Renault tenía dos victoria igual que Brabham, por una de Ferrari y tres de McLaren, con seis pilotos ocupando lo alto del podio en ese lapso. De regreso en Europa, Pironi volvió a ganar, ahora en Holanda, y Niki se puso con dos triunfos al vencer en el GP británico en BrandsHatch, y René Arnoux le jugó a la mala a su coequipero Prost en Francia para ganarle, lo que nos hace recordar que ese también fue un año de traiciones en la pista, no solamente fuera de ella. En Alemania, tras el grave accidente de Pironi en prácticas, el reemplazo de Gilles, Patrick Tambay, resultó vencedor  y en 12 carreras había cuatro para McLaren, dos para Brabham y tres cada unapara Renault y Ferrari, nada mal en competitividad. Pero en Austriase impuso Elio de Angelis sobre Lotus y en el GP suizo (corrido en Dijon, Francia ya que las carreras están prohibidas en Suiza desde el accidente de Le Mans en 1855) la victoria fue para Keke Rosberg sobre Williams, mientras que en Italia repitió Arnoux para igualar a los pilotos que tenían dos victorias. El cierre vino el Las Vegas, con la victoria de Tyrrell y su volante MicheleAlboreto, y así  llegamos a 11 distintos sobre siete marcas–de hecho fueron 12 pues Pironi le ganó a Villeneuve al romper las órdenes de equipo que se dieron porque los Ferrari turboandaban bajos de gasolina. El campeón fue Keke. Yo quiero saber donde vamos a sacar 12 ganadores en 2012. Digamos que ganan los seis campeones, más Rosberg, Massa y Webber y como sólo hay cinco equipos de punta no hay más candidatos. ¿Entonces que era es más competitiva? Twitter @scuderiargz FB Scuderia Rodríguez scuderiargz@yahoo.com.mx

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas