Tercera llamada, tercera

La sensación de que la espera ha sido más larga de lo deseado se tiene por buenas razones; una, que seguimos saboreando la temporada pasada.

La sensación de que la espera ha sido más larga de lo deseado se tiene por buenas razones; una, que seguimos saboreando la temporada pasada y otra, que tenemos nuevamente a un piloto mexicano en la Máxima Categoría. Pero a la anticipación se suma el sentimiento de incertidumbre, la generada por todas aquellas interrogantes que nos quedaron al terminar las pruebas de Pretemporada y así, no nos queda más que seguir acariciando la bola de cristal esperando que nos muestre cuando menos algo de lo que pueda pasar. Tenemos ¡cinco! Campeones Mundiales que evidentemente saben ganar no solamente carreras, sino esos elusivos títulos; uno de ellos hasta siete, cuando las cosas caminan bien. Los ingredientes que hicieron tan competitiva la ahora inolvidable campaña del 2010 siguen ahí; la mayoría de los equipos de punta mantuvieron su alineación preservando no sólo las capacidades de sus pilotos, sino en algunos casos las rivalidades entre ellos, que se suman a la expectativa de entretenimiento y emoción. Las nuevas variables siguen provocando controversia, pero ninguna tanto como la llegada de las nuevas llantas, aunque a Fernando Alonso no le cabe la menor duda de que al margen de las estrategias con las Pirelli, que se señalan como uno de los factores que ayudarán al espectáculo, el mejor auto ganará el campeonato de este 2011. La degradación de las llantas, sugerida por el grupo de trabajo de FOTA (Formula One Teams Asociation), dará a los pilotos más finos una ventaja sobre sus más agresivos rivales y eso hará que las estrategias sigan siendo muy importantes este año, pero el piloto español, siempre entre los favoritos, insiste en que las llantas no decidirán el campeonato: por algo lo dirá. Por supuesto, la estrategia es importante, pero no obstante que una victoria pueda decidirse por este factor, también entra en juego el de la posibilidad de errores y un piloto muy rápido podría perder la carrera por esa razón. Es por esto que lo más importante sea tener el auto más rápido y estoy seguro que todos los equipos están trabajando con la mente puesta en ese objetivo, pero no hay que perder de vista que evitar una parada extra puede ser la diferencia entre ganar o no hacerlo. Pero regresando a los pilotos, además de los cinco Campeones que tendremos esta temporada, Alonso, Button, Hamilton, Schumacher y Vettel (en orden alfabético para no meterme en honduras), tenemos a otros que quisieran unirse al exclusivo club, pero vaya que será una tarea bien difícil. Podríamos tener un nuevo campeón o habrá de repetir uno de los cinco magníficos. La verdad no hay mucho de donde escoger pero hay: Mark Webber buscará una nueva oportunidad, lo mismo que Felipe Massa y si el Mercedes anda tan bien como se espera, Nico Rosberg buscará repetir la paliza que le puso el año pasado a su coequipero; aunque seamos honestos, me parece que aquí, a diferencia de lo que tenemos en McLaren, estamos hablando de los pilotos número dos, dígase lo que se diga. EL REPARTO Las Estrellas: Red Bull Racing: Sebastian Vettel y Mark Webber. Vettel: como Campeón Mundial con posibilidades de repetir; Webber con las armas adecuadas para pelear. El equipo buscará repetir también, ahora con su RB7, si sus pilotos no se la pasan arrebatándose puntos. Ferrari: Fernando Alonso y Felipe Massa. Alonso es el más peligroso, viene de la frustración, hambriento y no quiere prisioneros. Massa labrará su propio destino. La Scuderia siempre será fuerte contendiente al campeonato de constructores porque tiene pilotos que suman puntos regularmente. McLaren; Lewis Hamilton y Jenson Button. (El par más fuerte). Button, el fino, tiene ahora un auto más hecho a su estilo. Hamilton puede ser el más rápido de todos inclusive si su auto no es el mejor, como lo hacia Senna. El MP4-26 no ha sido hasta ahora lo mejor en confiabilidad, pero será muy tonto el que subestime a este equipo. Buscando el papel principal: Mercedes: Michael Schumacher y Nico Rosberg. Schumacher fue el más rápido de la Pretemporada y la impresión universal es que Mercedes ha dado un paso gigantesco. Rosberg podría ganar su primera carrera. Ross Brawn sabe lo que les falló el año pasado y ya se vio lo que tiene el MGP W02. Lotus Renault GP: Nick Heidfeld y Vitaky Petrov. Heidfeld (Quick Nick) recibe del cielo una nueva oportunidad y podría ganar su primera carrera, pero está difícil llenar el hueco que dejó Kubica. Petrov respira aliviado porque hay quien pueda desarrollar el auto. El R31 sorprendió con sus novedosos escapes y podría sorprender todavía más. Sacando jugo al script: Williams-Cosworth: Rubens Barrichello y Pastor Maldonado. Barrichello sigue siendo un valioso activo por su motivación y experiencia. Pastor Maldonado sólo tiene que ver, escuchar y aprender. Se beneficiará. El FW 33 es la esperanza de Cosworth y la combinación puede dar una agradable sorpresa. Sauber Ferrari: Kamui Kobayashi y Sergio Pérez. Peter Sauber apostó por el talento y la juventud. El riesgo es que sus pilotos pudiesen llevar el desarrollo del auto por el camino equivocado. Esperemos que no. El Sauber C30 fue otra de las sorpresas de la Pretemporada y podría dar oportunidad al piloto mexicano de sumar puntos. Force India: Adrian Sutil y Paul di Resta. Sin la ayuda de Liuzzi, Suti se queda de líder y tendrá que ayudar mucho al desarrollo del auto. Di Resta tendrá que demostrar por qué se quedó con el asiento. Fuerte paquete para el VJM04 pelear a la mitad de la parrilla con los problemas que enfrenta, no obstante contar con el mismo tren de poder que tiene McLaren. Team Lotus: Jarno Trulli y Heikki Kovalainen Con un auto muy superior al del año pasado, Trulli y Kovalainen podrían repartir sustos a equipos ya establecidos. El Lotus T128 tiene lo mismo que propulsa al Red Bull, incluyendo motor Renault. Los Extras Toro Rosso: Jaime Alguersuari y Sebastian Buemi. Con la espada de Damocles pendiendo sobre sus cabezas, Alguersuari y Buemi tendrán que trabajar muy bien con lo que tienen, porque ahí está el talento de Daniel Ricciardo y la crueldad de Helmut Marko. El STR6 Ferrari ya es un producto independiente, pero podría funcionar. Virgin Marussia Racing: Timo Glock y Jerome d'Ambrosio. Glock tiene la esperanza de que el diseño de Nick Wirth funcione y sea confiable, pero faltan recursos. D’Ambrosio estará conforme de correr en F1. El MVR no toca el túnel de viento ni por equivocación, así que seguimos viendo lo que el futuro le depara a la F1 con un producto 100 por ciento de computadora. Hispania Racing: Narain Karthikeyan y Vitantonio Liuzzi. Karthikeyan revive animado por el debut de India en la F1 y Liuzzi revive después de ser groseramente echado de Force India. Poco por hacer, excepto milagros, como calificar con la regla del 107 por ciento. La función va a empezar, preparémonos; aunque las cosas no son muy diferentes al inicio del año pasado, porque podría llover en Melbourne. ¡A disfrutar se ha dicho!

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas