Arma de dos filos

Al iniciar el fin de semana, por cierto complicado para los pilotos de Sauber, Kamui Kobayashi y Sergio Pérez, volvieron a circular y esta vez tratados abiertamente en la televisión internacional.

Al iniciar el fin de semana, por cierto complicado para los pilotos de Sauber, Kamui Kobayashi y Sergio Pérez, volvieron a circular y esta vez tratados abiertamente en la televisión internacional, los rumores de que Felipe Massa estaría a punto de perder su asiento en la Scuderia Ferrari.

Y ahora no es solamente el piloto mexicano él que aparece en una pequeña lista creada por una publicación italiana, también se menciona a Jarno Trulli y a Adrian Sutil como sus posibles relevos.

Ferrari ha salido al paso y defiende al piloto brasileño ofreciendo argumentos que para los amantes de la especulación seguramente no tienen valor o peso alguno; Massa es por el momento un tema jugoso como lo fue Lewis Hamilton, quien estuvo ligado al mismo Massa por sus encuentros del año pasado.

El caso es que Sergio Pérez ha quedado ligado a la posibilidad, real o ficticia, de tomar el asiento de Felipe Massa en la escudería del Cavallino Rampante.

Esto, por supuesto, ha creado algo cercano al frenesí entre los aficionados mexicanos; cuya ilusión, alimentada por entidades muy cercanas al joven talento, seguirá creciendo hasta transformarse en casi una exigencia para que Ferrari lo ponga en el asiento.

Por principio de cuentas, Felipe Massa tiene un contrato con Ferrari y aunque ya sabemos el valor que tienen esos contratos cuando la parte poderosa de la ecuación decide anularlo, las connotaciones del hecho pueden ir más allá de lo que muchos podrían imaginar.

Pero supongamos por un momento que los planetas -y las cuentas de banco emisoras y receptoras- se alinean y Sergio Pérez termina con el asiento de Felipe Massa en Ferrari.

¿Está listo para ello? Lo que es más: ¿Está lista Ferrari para darle una verdadera posibilidad de colgarse de los cuernos de la luna?

De acuerdo, Ferrari es Ferrari y se dice que es el sueño de todos los pilotos que llegan a la Fórmula Uno; pero en este momento pasa por una situación que no se sabe hasta donde podría llegar.

Ferrari tiene en Fernando Alonso a uno de los mejores pilotos del mundo, si no es que el mejor, pero el piloto español tiene que hacer casi milagros para poder rodar colado entre quienes tienen armas mucho más poderosas que él.

¿Podría Sergio Pérez llegar a la Scuderia y ayudarlos a salir de la situación que están viviendo? Yo creo que no.

Lo que si creo es que incitar a que esto suceda o acelerar la llegada de Sergio a Ferrari podría ser contraproducente.

En este momento, es inevitable recordar que tras la salida de Michael Schumacher, de la mano del talento técnico que lo ayudó a regresar a Ferrari al primer plano, solamente Kimi Raikkonen pudo sacar jugo a la herencia y después de que Felipe Massa se quedó en el umbral del campeonato mundial, me parece que Ferrari inició un camino cuesta abajo.

No quisiera pensar que Ferrari estuviera en peligro de vivir lo que vivió durante los 20 años que pasaron entre el campeonato de Jody Scheckter y el primero que les dio Michael Schumacher, pero tampoco es algo que no pudiera suceder.

Por otro lado está Sauber, cuyos directivos se declaran halagados por el interés en su piloto, pero dejan claro que tiene un contrato con ellos que por principio de cuentas tendrá que respetar.

Pero Peter Sauber es un hombre que sabe sacar buen jugo a las oportunidades y aquí el panorama presenta algunas que si le convienen, no dejara pasar.

Pero regresemos al punto más importante que es el futuro de nuestro piloto. Un futuro que nació de una oportunidad acariciada por muchos años.

El síndrome de Pancho López sigue rondando su vida y su carrera.

No creo que sea conveniente adelantar lo que seguramente llegará por su propio mérito. Checo no puede tener distracciones en este año tan importante para su carrera.

No lo hagan caminar por el filo de la navaja; por el momento, llevarlo a Ferrari es un arma de dos filos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas