Deporte y Política

Finalmente y en medio de una creciente intervención de entidades y medios de comunicación ajenos al Deporte Motor, acompañada de la intervención oportunista de políticos...

Finalmente y en medio de una creciente intervención de entidades y medios de comunicación ajenos al Deporte Motor, acompañada de la intervención oportunista de políticos, principalmente de la comunidad europea, arrancó el fin de semana del Gran Premio de Bahrain.

Concentrado en lo suyo, la joven estrella del inicio de la temporada, Sergio Pérez, llegó a su cuarto compromiso del año confiado de seguir la positiva saga tras su gran arranque en este 2012.

El piloto mexicano, que estuvo cerca de ganar el Gran Premio de Malasia y volvió a liderar en el Gran Premio de China apenas hace una semana, arrancó con el pie derecho y se declaró satisfecho con los resultados de las primeras prácticas en Sakhir. Las llantas se han convertido en un factor inclusive más importante que los apoyos al piloto como el KERS y el DRS y es en ese departamento que Checo y su equipo han trabado más y aprendido con rapidez.

El circuito de Sakhir castiga las llantas, principalmente las traseras y arrancar trabajando en el manejo de su degradación fue el objetivo en Sauber, lo que dejó a Sergio confiado para la calificación.

Ese trabajo permitió que fuera el más rápido en la llamada Q1 y aunque había riesgo de no pasar a la Q3, con esa nueva confianza, trabajó con diferente compuesto y en la raya, dejó atrás la Q2.

Los pilotos que pasan a la Q3 a buscar la pole o el mejor lugar posible sobre la parrilla, tienen que arrancar con las llantas que califican y por las características de la pista, deben ser muy certeros con el compuesto escogido para calificar y con su estrategia.

Sergio salió apenas a dar la vuelta que le permitiera colocarse en la mejor posición sobre la parrilla; pero más importante, con el compuesto de llantas con el que arrancará la carrera y sobre el que basará su estrategia. Así, calificó en octavo: Misión cumplida. Realista, Checo, no piensa en el podio, pero si en avanzar y buscar la mayor cantidad posible de puntos.

Siendo eso parte de la estrategia, me parece que lo demás, si tiene que llegar, llegará. Sabemos que si la oportunidad se presenta, Sergio Pérez está listo para agarrarla del cuello.

Hablando de oportunidades, un grupo inconforme con las políticas de su país, ha hecho todo lo posible por aprovechar los reflectores internacionales sobre este para dar a conocer su causa; sin embargo, tan respetable como esta sea, ni a este grupo ni al deporte ayuda que esto suceda.

El presidente de la FIA, Jean Todt, asegura que la decisión de dar luz verde al GP de Bahrain fue la correcta y piensa que habría sido equivocado suspender el evento porque una minoría proteste en contra de este.

Todt dijo que no obstante la extendida cobertura internacional que cuestiona las razones de continuar con el fin de semana en medio de preocupación por la seguridad, las protestas no justifican considerar la cancelación del evento.

Lo haría, dijo Todt, si fuera la mayoría de la gente la que estuviera en contra, pero no es así, la mayoría quiere el evento. Reconoce que no le toca ser él quien diga o haga énfasis en qué es una minoría, pero que lo que pasa no es privativo de Bahrain. Hay, dice, quienes están de acuerdo y quienes no, que eso es democracia.

Finalmente, la gente que está ahí para trabajar, se siente segura y acepta que puede haber momentos como se han visto en Juegos Olímpicos o la Copa del Mundo de Fútbol y las federaciones del deporte deben estar alejadas de los temas políticos porque ese no es su trabajo.

Si el deporte ayuda a curar un poco los problemas en el mundo, todos los involucrados deberán sentirse orgullosos y Todt recordó a Nelson Mandela, quien reconoció la clase de bálsamo que puede ser el deporte para las sociedades.

Sufrirá la imagen de la Fórmula Uno, no lo creo, pero deseo de todo corazón que las actividades del domingo se realicen como lo que son y que recordemos a este Gran Premio como un ejemplo de lo que se puede hacer con un buen liderazgo, decisión y unidad.

También deseo que se permita que quien quiera alzar la voz lo haga en paz y en el lugar más adecuado y que los que van a ofrecer un espectáculo bienvenido por la gente, lo puedan hacer tranquilos.

Quienes sistemáticamente toman cualquier escaparate para mezclar sus particulares objetivos sin importarles que o a quien afectan, aunque no haya la menor relación entre los temas, deben aprender a respetar para ser respetados y que siempre tendrá que ser, en ese orden, primero deporte y luego política.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas