Gran Premio de México Toma 7

Qué bueno sería que fuese cierto lo que el escribano español, que en un brillante ejercicio de lógica alpargatera, puso uno sobre otro.

Qué bueno sería que fuese cierto lo que el escribano español, que en un brillante ejercicio de lógica alpargatera, puso uno sobre otro y se aventó a casi decir que México será el verdugo del Gran Premio de Europa -que hasta ahora se corre en Valencia- y que tendrá el suyo, tan esperado, ni más ni menos que la próxima temporada. Si se logra que México viva su tercera época como sede de un Gran Premio de Fórmula Uno, será simplemente porque se abrió un espacio dentro del calendario como sucedió con China, con la India y con Rusia, aunque este último no está tan seguro, pero no como sustituto de Valencia. La Máxima Categoría no está viviendo una crisis como la de 1985, cuando acusada de ser básicamente un campeonato europeo, de golpe y porrazo abrió hueco en 1986 y se sacó de la manga Phoenix, México y hasta se saltó la Cortina de Hierro para correr en Hungría. Ahora, la F1 no solamente es un verdadero campeonato mundial de pilotos y constructores, también tiene fila de países aspirantes a organizar una Grand Epreuve en lugares tan lejanos y sofisticados como Tailandia. México, efectivamente, tiene a Sergio Pérez como el gran motivador para recuperar su histórico Gran Premio y sería lógico que sus impulsores fuesen los más interesados en que se llevara a cabo. No habría mejor lugar para recuperar inversiones y de paso dar a la afición mexicana lo que desea vehementemente desde hace mucho tiempo, con o sin "Checo" Pérez. Nuestro juglar de teclado dice también, pomposamente, que nuestros estamentos oficiales (léase cámaras alta y baja) y el nuevo Presidente, firmarán con Bernie Ecclestone el acuerdo para que la F1 regrese a manos de nosotros, los aztecas, por un periodo de cinco años. -¿Perdón?- Me llama la atención el revuelo que armó esta gacetilla cuando medios serios, reporteros, analistas y comentaristas mexicanos han tocado el tema a fondo y bien documentados. Tenemos de entrada aquí al Ingeniero Julián Abed, quien estoy seguro, gustosamente habría orientado al reportero español. Además, creo que cuando se llegue a anunciar que regresa nuestro Gran Premio, esto tendría que hacerse en México, por respeto principalmente a los aficionados y por conveniencia de los involucrados. No tendría que venir de fuera, pero tal parece que las noticias, aunque sean meras especulaciones, tienen mayor credibilidad si son Made in "Godknowswhere". Para tener en el 2013 un Gran Premio en el único lugar que se puede hacer en este momento, que es el Autódromo Hermanos Rodríguez, las obras debieron haber comenzado en diciembre del año pasado y esto no sucedió. El proyecto de remodelación está autorizado, pero toca a la concesionaria del Autódromo, OCESA, hacer todo lo demás. Ciertamente habrá que esperar a que pasen las elecciones, porque el autódromo es propiedad del gobierno (¿pueblo?) y con eso en puerta y el incierto entorno económico, tenemos factores que podrían retrasar todavía más, primero los acuerdos y luego las obras de remodelación. La ventaja del 2013 es que no hay ni Copa del Mundo ni Olimpiadas; es por ello que era un año idóneo. Ahora que si es verdad que "Checo" Pérez es motor como lo fueron los hermanos Rodríguez en su momento, sería hora de construir un nuevo autódromo privado para recibir a la Fórmula Uno y demás categorías internacionales; pero más que nada, para hacer que nuestro automovilismo deportivo se convierta en la industria que debe ser. ¿Quién se anima?

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas