La Temporada Necia

O "Silly Season", como se da en llamar a la vorágine de especulaciones y rumores que se crea alrededor de equipos y pilotos involucrados en la Fórmula Uno cerca de la mitad de la temporada.

O “Silly Season”, como se da en llamar a la vorágine de especulaciones y rumores que se crea alrededor de equipos y pilotos involucrados en la Fórmula Uno cerca de la mitad de la temporada, está a todo lo que da.

Pero antes de entrar de lleno en el tema, creo que vale la pena reflexionar sobre un fenómeno que empieza a hacerse presente en los Grandes Premios y que no veíamos hace un buen rato; me refiero a la confiabilidad.

De un tiempo para acá, nos hemos acostumbrado a ver carreras en las cuales han llegado a terminar todos lo que arrancaron, signo inequívoco de que los ingenieros y los mecánicos diseñan y preparan autos con tal perfección técnica que difícilmente fallan.

Sin embargo, últimamente hemos visto que esa confiabilidad ha dejado de ser fortaleza de algunos y un ejemplo claro es lo que ha estado sucediendo con los autos de Red Bull y en Valencia con los motores de Renault.

Habría que dejar a cada uno la solución de sus problemas, que se han notado más que nada por afectar a equipos que ruedan al frente, pero no podemos hacer a un lado el hecho de que lo cerrado de la competencia podría ser la causa del fenómeno.

Red Bull ha ido recuperando el terreno perdido, pero me parece que lo hace caminado sobre la cuerda floja en cuestión de confiabilidad; mientras que Ferrari, por ejemplo, empezó menos competitiva pero ha ido desarrollando su auto para convertirlo en contendiente y a prueba de balas.

Como quiera, esto también es parte del balance, que de la mano de lo que ha cambiado las cosas el reglamento, las estrategias y el protagonismo alcanzado por las llantas Pirelli, está ayudando enormidades al espectáculo.

En mi anterior entrega comentaba sobre la salida de Michael Schumacher si seguía sin dar resultados; quizá no tanto porque aceptara que su tiempo había pasado, como por la presión de Mercedes por lo considerable de la inversión y de quienes apoyan a Paul di Resta; pero todo esto podría cambiar si los resultados como el que obtuvo el teutón en Valencia se siguen dando, aunque siendo honestos, de no darse las cosas como se dieron, ese podio nunca hubiese sido una realidad.

De esta manera, Paul di Resta no llegaría a Mercedes cuando menos para el 2013 y Jaime Alguersuari, a quien Pirelli apoya moralmente para que regrese a la Máxima Categoría el próximo año, se quedaría sin la posibilidad de acceder al asiento de Di Resta en Force India.

Aunque siempre queda la posibilidad de que Jaime pudiera regresar a Toro Rosso si Jean-Eric Vergne o Daniel Ricciardo no terminan por convencer a los volátiles directivos del equipo.

De lo del finlandés camino a Ferrari se habló abiertamente en Valencia. No es ningún secreto que Heikki Kovalainen ha renacido en Caterham y de alguna manera es considerado como un idóneo número dos de Fernando Alonso.

Con esto, la declaración de Helmut Marko en el sentido de que el mercado “explotaría” cuando Schumacher tomara la decisión de retirarse, pierde su validez si es que la tuvo en algún momento.

De esta manera, lo que sigue acaparando la marquesina en este teatro de la Temporada Necia es Ferrari y el asiento de Felipe Massa.

Esta especie de telenovela tiene actores de gran calibre como Lewis Hamilton, quien de no estar tratando de subir sus bonos en momentos de recontratación, dejaría ver su pérdida de fe en McLaren y daría visos de realidad al rumor de su cambio a Red Bull.

Silverstone y un buen resultado podría cambiar mucho las cosas entre McLaren y Lewis, como refuerzo sería para Schumacher brillar con Mercedes en Hockenheim.

Lo de Hamilton parece poco probable, como sería la separación de Sebastian Vettel y Red Bull; ambos pilotos arropados por sus respectivos equipos desde el inicio de sus carreras.

Pero se insiste en que Vettel ya se comprometió con Ferrari cuando menos para el 2014 y a diferencia de Hamilton, me parece que Fernando Alonso es sincero cuando dice que no tendría problema con la llegada de Sebastian como su compañero en Ferrari.

Lo dice también de Hamilton, pero no creo que sucediera; con solo recordar su tiempo juntos en McLaren la posibilidad parecería muy, pero muy remota.

Estas serian buenas noticias para Felipe Massa, quien compraría automáticamente un año mas en Maranello porque ni Kovalainen ni Sergio Pérez, tan mencionado para reemplazar al brasileño, aceptarían estar en Ferrari solamente una temporada.

Cuando el rio suena es porque agua lleva, dice por nuestros lares, pero no obstante que durante la Temporada Necia los rumores carecen normalmente de sustento, cuando llegan de varias fuentes podrían convertirse en realidad.

Como quiera, con todo y el peso de los actores en la telenovela, que incluyen, en términos del ciclismo, al domestico ideal del momento, Mark Webber, en el caso de Pérez, su llegada a la Scuderia del Cavallino Rampante podría ser una simple cuestión de trámite dada la capacidad económica de su auspiciante y en estos tiempos, ni en la Fórmula Uno hay dinero que sobre.

Mientras tanto, viene Silverstone. Para equipos y pilotos por igual, quizá la carrera más importante del año por muchas razones. Ahí todos quieren brillar. Un buen resultado significa mucho.

Ahí más que en cualquier otro momento, Sergio Pérez tendrá en Kamui Kobayashi a un formidable rival; porque a diferencia del mexicano, el japonés se empieza a jugar su futuro.

La próxima semana platicaremos sobre lo que nos espera con el Gran Premio de Inglaterra, pero de entrada podemos estar seguros que será otro para la historia.

Uno que alimentará todavía más nuestra Temporada Necia.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas