Marco Automovilístico

Comentaba hace ocho días en este espacio que este fin de semana, el que inicia la segunda mitad de la temporada de Fórmula Uno con el Gran Premio de Hungría...

¿Hacia dónde va Pérez?

Comentaba hace ocho días en este espacio que este fin de semana, el que inicia la segunda mitad de la temporada de Fórmula Uno con el Gran Premio de Hungría, es también el que arranca la pausa que estoy seguro estarán esperando con ansia todos los actores del Gran Circo.

Serán cuatro fines de semana los que el mundo se quedará sin uno de sus espectáculos más importantes, aunque de alguna manera conveniente, como cada cuatro años, porque nos deja disfrutar de los Juegos Olímpicos.

Respecto al tema de la "Temporada Necia" y el papel que le toca jugar en esta a nuestro piloto en la Máxima Categoría, Sergio Pérez -parte de la Ferrari Young Driver Academy- tantas veces mencionado como posible reemplazo del piloto brasileño Felipe Massa, el mismo Pérez ha dicho que no presionará a Ferrari para que lo promueva a su equipo de Fórmula Uno junto a Fernando Alonso.

Sergio declaró que no ha tenido pláticas con la Scuderia respecto a su futuro y que no las buscará; que están concentrados en esta temporada, que ha sido muy movida y que es demasiado temprano para pensar en ese futuro.

En Ferrari admitieron haber hablado con él antes del Gran Premio de Canadá respecto a controlar su agresividad y terminó subiendo a su segundo podio del año, lo que en cierto momento hace que uno se pregunte que tanto realmente están dejando ver ambas partes sobre sus planes a futuro.

Sergio siente que ha hecho un buen trabajo y que ha probado tener la velocidad y la consistencia necesaria, no obstante que su temporada ha sido de altibajos. Comenta que hay que tomar en cuenta muchas cosas y que no se puede olvidar que maneja para un equipo de media tabla, por lo cual está satisfecho de la posición en la que se encuentra.

También ha dicho que su meta es seguir haciendo buenas carreras y luego decidirá, muy pronto, cual será su futuro.

Si queremos sacar conclusiones que alimenten ese deseo de que el piloto mexicano llegue más pronto que tarde a Ferrari, entonces habrá que tomar en cuenta que la casa de Maranello no hizo buena la opción que tenía sobre Felipe, lo que puede ser indicativo de que está buscando un nuevo coequipero para Fernando Alonso.

El piloto brasileño ha mejorado, pero quizá no sea suficiente para que le sea ofrecido un nuevo contrato que le significaría correr por octava temporada consecutiva para Ferrari en el 2013.

Sergio Pérez dijo en algún momento de esta temporada que no necesariamente tendría que correr para Sauber el próximo año y admitió que junto con Carlos Slim decide que hace; que el mismo Slim tendría un papel en su nuevo equipo y que le gustaría hablar con él sobre su futuro para ver cuales eran las opciones.

Del otro lado de la moneda, está lo que escribió el respetado periodista Roger Benoit respecto a que con sus actuales pilotos, Sauber no tiene ningún futuro.

Benoit basa su argumento diciendo que el equipo suizo llegó a Inglaterra como el caballo negro por la victoria y que salió con las manos vacías; además de que para echarle sal a la herida, Jenson Button declaró que el C31 era quizá el mejor auto sobre la parrilla.

La amarga experiencia de Kobayashi y el berrinche de Sergio -a la Chavo del Ocho- tras el incidente con Pastor Maldonado, fue el negativo balance del complicado fin de semana; suficiente para que Benoit insistiera en lo que ha escrito ya varias veces en el periódico Blick.

Hace apenas unos días, en Alemania, los criticados pilotos de Sauber entregaron al equipo la mayor suma de puntos conjunta de la temporada y esto los anima a pensar en el quinto lugar dentro del Campeonato de Constructores.

Después de las dos primeras prácticas libres para el Gran Premio de Hungría, Sergio piensa que lo que le ha faltado a Sauber esta temporada es un poco de suerte; aunque poco más tarde se retractó del dicho reconociendo que más que suerte es cuestión de tomar las decisiones correctas de la mano del equipo.

De repente, todo esto parece tener una dosis de incongruencia, pero esta es la Fórmula Uno y la congruencia no es uno de sus fuertes.

Sea lo que sea, es tiempo de ver que sucederá con Sergio Pérez.

Después del Gran Premio de Hungría faltaran nueve Grandes Premios para que termine su segunda temporada y Sauber querrá saber como decimos por esto lares: ¡Qué onda!

Webber ya se quedó con Red Bull y quedan en el aire Massa y Kovalainen como candidatos, como Checo, para Ferrari.

Quitando a estos dos equipos solo Sergio y sus auspiciadores saben que se traen entre manos; pero seguramente han sopesado pros y contras, como analizado todos los escenarios.

Algo que tienen a favor es el dinero, factor muy importante en estos días de proliferación de crisis; sin duda, poderoso caballero.

Pero si no hay nada amarrado habría que apurarse: dentro de la impresionante camada de talento que llegará a formarse a la fila, más aquellos que buscan quedarse, como Massa y Hulkenberg, o regresar como Jaime Alguersuari y Adrian Sutil, tenemos a miembros de una familia muy influyente que hará todo lo posible por acomodarlos también más pronto que tarde.

Me refiero a los hijos de ex pilotos de Fórmula Uno y el de un ex campeón del Rallismo mundial.

Hay quienes han perdido el tren como los hijos de Nigel Mansell, el hijo de Alain Prost y quizá hasta Adrien, hijo de Patrick Tambay, pero ahí vienen Jolyon Palmer, Johnny Cecotto Jr, Kevin Magnussen, Conor Daly, Alex Brundle y Carlos Sainz Jr.

A estas piezas, será difícil cortarles el camino para que lleguen al tablero y este es un escenario que también valdría la pena considerar.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas