El Caballo Negro

Es un hecho que la llamada Temporada Necia (quien-va-a-donde) de la Fórmula Uno en este 2012, ha durado un buen rato; es más, todavía no ha terminado y en algunos equipos quizá se alargue hasta...

Es un hecho que la llamada Temporada Necia (quien-va-a-donde) de la Fórmula Uno en este 2012, ha durado un buen rato; es más, todavía no ha terminado y en algunos equipos quizá se alargue hasta el final de la temporada... y más allá.

Uno de los grandes protagonistas de esta ha sido el piloto mexicano Sergio Pérez, sino por otra cosa, cuando menos por el tiempo en que se le consideró heredero del asiento de Felipe Massa en Ferrari; claro, hasta que Luca di Montezemolo dijo que todavía no tiene la suficiente experiencia para ser piloto de la casa de Maranello.

Trasciende que quizá parte de la razón expuesta por el presidente de la Scuderia, es el hecho de que en su último tete a tete, Jules Bianchi fue medio segundo más rápido que Sergio, algo que como argumento tiene peso, porque en este tipo de pruebas lo único que cuenta es la velocidad.

Quien iba a imaginar entonces, incluyendo a Sergio, que terminaría como piloto de McLaren, pagado por ellos y con un contrato multianual.

Por supuesto, nada de esto hubiese sucedido si Lewis Hamilton no decide ir a Mercedes, pero eso es ya anecdótico, Sergio está ahora ante la segunda gran oportunidad de su vida; la primera fue su llegada a la Máxima Categoría con el equipo Sauber.

Tanto para Sergio Pérez como para Lewis Hamilton, la llegada a sus equipos en Suzuka debió ser un poco incomoda; pero no hay que olvidar que no tomarán sus nuevas monturas hasta el 2013, lo que significa que hay que seguir trabajando y más importante, seguir entregando resultados.

Sergio tiene que ayudar a Sauber a tratar de alcanzar a Mercedes y mantener a raya a Force India, que está más cerca de Sauber que lo que esta está de Mercedes.

Lo que más ha lastimado a Ferrari en el Campeonato de Constructores ha sido el hecho de que Massa no ha sumado los puntos que debiera y por esto, inclusive, poniendo en peligro su permanencia en Maranello.

Pero con Mercedes, Sauber y Force India, la pelea está más pareja porque sus dos pilotos suman puntos y últimamente Mercedes y Force India más que Sauber.

El Gran Premio de Japón, después de las primeras dos prácticas, parece estar preparando el escenario para una batalla entre Red Bull y McLaren, equipos que tienen contendientes al campeonato en su alineación, aunque no podemos dejar fuera a Fernando Alonso, que siempre tendrá su Ferrari a tiro de podio.

Sorpresivamente, Sebastian Vettel metió a la ecuación al equipo Sauber, que tiene una excelente downforce y trata sus llantas amablemente en una pista en la que sufren más que por otra cosa, por las excesivas cargas laterales a las que son sometidas.

Entra pues en la ecuación Kamui Kobayashi, quien corre en casa; pero también Sergio Pérez, famoso ya por su forma de administrar sus neumáticos.

Quizá Sauber no tenga las prestaciones de los que ruedan en la punta; de hecho quizá también se las tengan que ver con sus grandes rivales Mercedes y Force India, pero acostumbrados a la estrategia extrema, podría hacer realidad el pronóstico de Sebastian Vettel.

Esto convierte a Sergio Pérez en el Caballo Negro de la carrera.

Con un buen contrato en la bolsa para el 2013, Sergio manejará mucho más relajado y eso trae beneficios. A él, ya solo le falta una victoria, algo que sería un magnifico regalo de despedida al equipo que le abrió las puertas y lo cobijó.

Es más, me parece que de aquí en adelante, hasta que termine la campaña, el piloto mexicano tendrá que ser considerado en todas las carreras como el siempre bienvenido Caballo Negro.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas