Estamos realizando ajustes en nuestros servidores para ofrecerte una mejor experiencia.
 
Tolama

La ltima y nos vamos

Viernes 23 de Noviembre del 2012



Así que finalmente llegó la fecha final de una gran temporada de Fórmula que hasta este momento, previo al Gran Premio de Brasil, nos ha dado ocho ganadores diferentes y de estos, siete que lo fueron en forma consecutiva en sus siete primeras carreras.

Y como ha sucedido con otros en los últimos años, llegamos a este tan especial Gran Premio con el Campeonato Mundial sin resolverse; pero al margen de lo que pueda suceder con la interesantísima batalla por el título entre Sebastian Vettel y Fernando Alonso, tenemos la otra cara de la moneda, que tiene que ver con otro tipo de batallas y de estas, unas ya perdidas.

También llegamos por segunda ocasión a la carrera que será el adiós, ahora si definitivo, de Michael Schumacher. El siete veces campeón mundial vuelve a ser empujado al retiro -como lo fue en la ocasión anterior- por la llegada del piloto que Mercedes espera haga lo que entonces hizo por Ferrari el hombre de hielo, Kimi Raikkonen.

Fueron muchos -casi 21 años- los que Schumacher estuvo en la Máxima Categoría, tantos, que uno de sus grandes admiradores está a punto de convertirse en tres veces campeón y en forma consecutiva.

Sebastian Vettel recibía de Michael los trofeos que ganaba en la pista de Karts de Kerpen, propiedad de la familia Schumacher, cuando era apenas un niño que soñaba con emularlo.

Infortunadamente, Schumacher se va sin haber conseguido lo que regresó a buscar y por lo que Mercedes trabajó tanto sin alcanzar el éxito esperado; sin embargo, aún con el ánimo y el entusiasmo reflejado en sus ojos, el gran piloto alemán se va dejando una huella imposible de borrar.

Y de la mano de Schumacher, todo parece indicar que habrá otras bajas involuntarias; entre estas, las de Heikki Kovalainen, Kamui Kobayashi, Bruno Senna y Vitaly Petrov.

Irónicamente, en una especie de perverso balance, dos pilotos son talentos que corren por un salario y dos que tiene que aportar dinero de sus patrocinadores o mecenas para acceder a un asiento.
Por supuesto, estos asientos que dejan tienen que se ocupados por otros pilotos y aqui acaba lo casualmente democrático de la situación.

Los lugares de tres de estos pilotos son tomados por otros que traen el dinero que sus ahora equipos necesitan para sobrevivir y así, por Kovalainen llega Giedo van der Garde, a Petrov lo remplaza Charles Pic y a Kobayashi el piloto mexicano Esteban Gutíerrez; solamente Valtteri Bottas parece llegar sin la necesidad de llevar la cantidad de dinero que Senna lleva a Williams, pero algo debe de aportar.

Charles Pic deja el asiento que tenía en Marussia y no obstante que tiene mucho talento, de todas formas tiene que aportar al cofre de Caterham. Su lugar en Marussia lo toma Max Chilton, talentoso también, pero acompañado de un convincente cheque.

Uno podría pensar que con todo ese talento que no llega o se está quedando fuera por falta de dinero y oportunidades, se podría organizar un excelente campeonato alterno si se encontrara una buena fórmula en costo-beneficio.

Pero no es solamente el elemento humano el que padece, para HRT el Gran Premio de Brasil podría ser el último si no aparece un inversionista o un comprador de último minuto.

Si eso sucede, la parrilla de la Fórmula Uno tendría unicamente 22 autos la proxima temporada; una lastima, sobre todo por Pedro de la Rosa y los equipos que tenían oportunidad de salir adelante, pero encontraron la puerta cerrada por quién sabe que extraña razón.

Como siempre, está lo que de alguna manera compensa para que no todo parezca negativo. La contratación de Robin Frinjs por parte de la misma Sauber sin que lleve un sólo centavo, es una muestra de que todavía se hace acopio de la corazonada, como en los viejos tiempos.

Si Force India contrata a Jaime Alguersuari, de la mano de lo de Frinjs, tendríamos algo así como justicia elemental que balanceara un poco lo metalizada que está la F1.

Pero así son las cosas y no ha nada que hacer.

Salud por los que se van y salud por los que llegan.

La última y nos vamos.


Nota: Las columnas que se presentan en la seccin Editorial de mediotiempo.com, son responsabilidad nica de sus autores y no reflejan necesariamente la opinin periodstica de Medio Tiempo.

Comentarios