Las originales celebraciones de Fernando Alonso

Tras "El Grinch", el canguro, la hormiga, el arquero y la gaviota,  el líder del mundial de Fórmula Uno resurge como el "ave Fénix". El piloto español sorprende en cada gran premio que gana con...
Tras "El Grinch", el canguro, la hormiga, el arquero y la gaviota,  el líder del mundial de Fórmula Uno resurge como el "ave Fénix". El piloto español sorprende en cada gran premio que gana con una especial coreografía.
 Tras "El Grinch", el canguro, la hormiga, el arquero y la gaviota,  el líder del mundial de Fórmula Uno resurge como el "ave Fénix". El piloto español sorprende en cada gran premio que gana con una especial coreografía.

MEDIOTIEMPO | Agencias15 de Enero de 2007

  • También ha hecho un homenaje a "El Chavo del Ocho"

Tras "El Grinch", el canguro, la hormiga, el arquero y la gaviota,  el líder del mundial de Fórmula Uno resurge como el "ave Fénix". El piloto español sorprende en cada gran premio que gana con una especial coreografía.

Una costumbre que empezó con su primera victoria de la Temporada en Bahrein, que ha repetido en cada uno de sus siete triunfos. En Japón estrenó el "ave Fénix", una forma de expresar que resurgió tras tres meses sin poder subir a lo alto del podio. Tras su victoria en Suzuka (Japón), la séptima victoria de la Temporada, Fernando Alonso respondía a la curiosidad de la prensa por saber en que consistía su nueva celebración. "Todo fue por la alegría que llevaba por dentro y de la justicia que esperaba que se hiciese. Es algo merecido tras lo que había pasado en las últimas carreras. Y lo que he hecho según me bajaba del coche era el ave Fénix".

El "ave Fénix" releva a la "gaviota", celebración que estrenó en el Gran Premio de Canadá, en Junio de 2006, en la que Fernando Alonso de rodillas subido en su monoplaza inclinaba su tronco y extendía sus brazos como un ave. En aquel circuito, el piloto español no daba muchas explicaciones.  “Cómo siempre, dejémoslo en la duda. Son guiños para mis amigos o mi novia (la cantante Raquel del Rosario, vocalista del grupo "El Sueño de Morfeo").  La "gaviota" sucedía al "arquero", celebración que estrenó en el circuito de Silverstone (Gran Bretaña), donde logró su quinto triunfo de la Temporada.

Aquella simulación de un arquero lanzando una flecha, a semejanza de la celebración que puso de moda el futbolista español Francisco Narváez "Kiko" en su etapa en el Atlético de Madrid, "no significa nada", señalaba el actual Campeón del Mundo de Fórmula Uno.

"TOMA, TOMA"

Las celebraciones de Alonso se han puesto de moda esta Temporada, aunque el piloto asturiano ya hizo gestos el pasado año cuando iba ganando carreras en su conquista del Mundial de Fórmula Uno.

A sus victorias en carrera, sacando los dedos indicando el número de triunfos en el Mundial (ya no tiene bastantes dedos para enumerar sus victorias, ha ganado 14 grandes premios), se sucedieron los "pajaritos", un gesto que abre y cierras sus manos.

Según Alonso, esta celebración se debe a un homenaje a "El Chavo del Ocho", personaje de la serie infantil mexicana de la que el piloto era un auténtico fan cuando era pequeño y veía cuando regresaba del colegio.

"Lo veía en la serie "El Chavo del Ocho", que veía de pequeño, y también significa que hablen ahora los que tanto les gusta hablar", reconocía el asturiano.

Pero la celebración que dio la vuelta al mundo fue su "Toma, toma", expresión con la que Fernando Alonso festejo su título mundial el 25 Septiembre de 2005 en el Autódromo José Carlos Pace de Interlagos (Brasil), a lo que siguió como buen asturiano el gesto de escanciar el champaña en la copa a modo de sidra.

EL DOBLE DE JIM CARREY

Aquella celebración ha dado paso a otras más preparadas y peculiares en la Temporada 2006. Todo comenzó en las pasadas Navidades, cuando veía la película "The Grinch" ("El Grinch") junto a unos amigos y éstos retaron al Campeón a que hiciera el mismo gesto de cadera del personaje cinematográfico interpretado por Jim Carrey encima de su monoplaza.

Así fue. Alonso cumplió su promesa a la primera. En Bahrein, delante de su Director de Equipo, el italiano Flavio Briatore. En Australia, su segunda victoria, tercera carrera de la Temporada, Alonso colocó sus manos sobre su casco a la altura de sus orejas, imitando a un canguro, aunque el piloto nunca ha explicado su significado. "Es un secreto", dijo.

En Barcelona (España), su celebración consistió en imitar a una hormiga, o eso pareció, porque como en anteriores ocasiones Alonso disfruta dejando mensajes cifrados a su novia o algún amigo ante más de 200 millones de espectadores. Su última coreografía ha sido en Japón simulado al "ave Fénix".

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×