Juan Pablo Montoya se llevó las 200 Millas de México

Las matemáticas no fallan, ni siquiera en el automovilismo: el resultado de la suma de buen piloto y un buen equipo es la victoria, y eso lo demostró esta tarde el colombiano Juan Pablo Montoya,...
 Las matemáticas no fallan, ni siquiera en el automovilismo: el resultado de la suma de buen piloto y un buen equipo es la victoria, y eso lo demostró esta tarde el colombiano Juan Pablo Montoya, al agenciarse las 200 Millas de México de la Nascar Busch.

MEDIOTIEMPO | Agencias4 de Marzo de 2007

  • Jorge Goeters quedó en séptimo lugar
  • Adian Fernández se ubicó en el lugar 9

Las matemáticas no fallan, ni siquiera en el automovilismo: el resultado de la suma de buen piloto y un buen equipo es la victoria, y eso lo demostró esta tarde el colombiano Juan Pablo Montoya, al agenciarse las 200 Millas de México de la Nascar Busch.

Mucho se ha dicho sobre lo cerrado que es la Nascar, que si esto, que si el otro, pero hoy, Montoya demostró que cuando hay talento en el volante y en los pits, no hay palabrería que valga, al llevarse la bandera a cuadros en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

Tras largar en la tercera posición, entre 43 autos que integraron la parrilla de salida en el circuito de 4.0 kilómetros, Montoya rápido sostuvo una batalla campal con el dueño de la "pole", el estadounidense Scout Pruett, quien habría de terminar, desolado, lejos del triunfo.

Juan Pablo completó 82 vueltas al Hermanos Rodríguez en 2:45.15 horas, con 0.750 segundos de ventaja sobre Denny Hamlin. Las ocho banderas amarrillas se manifestaron durante 14 giros.

Los augurios eran positivos para la armada mexicana, pero, como sucede cada año, todo quedó en falsas esperanzas que no dejaron nada a la afición mexicana, que estuvo lejos de llenar el graderío del autódromo capitalino.

Jorge Goeters, quien arrancó en el cuarto puesto, fue el mexicano mejor ubicado, al cerrar en el séptimo escalón, y Adrián Fernández, tras largar en 17, también logró meterse a los primeros 10, al terminar en noveno.

Michel Jourdain partió en undécimo pero cayó al puesto 25; Germán Quiroga, que lideró nueve giros, concluyó en el peldaño 28; Rogelio López pasó inadvertido al instalarse en 29 y Carlos Contreras fue la gran decepción al caer del segundo sitio de arrancada al 35.

La lista de representantes mexicanos fue completada por Rubén Pardo, quien sólo dio siete vueltas para ubicarse en 41, y Antonio Pérez, que rodó dos giros y terminó en 42 de 43 autos que tomaron la bandera de salida.

Con Pruett en punta, la larga competencia vivió su sexta bandera amarilla a ocho vueltas para el final. En la rearrancada, el estadounidense se abrió demasiado para tomar la curva uno y Montoya intentó el rebase por dentro, con el suficiente factor sorpresa para tener éxito.

Pruett no alcanzó a cerrar el camino y fue impactado por el colombiano en la parte trasera. El veterano trompeó y se quedó en el camino, mientras Juan Pablo, en una maniobra dura pero limpia, se abrió caminó entre el pasto para tomar la segunda recta y encaminarse a la victoria.

Con este nuevo éxito, el bogotano ya es único en el mundo, porque fue campeón de la CART en 1999, ganó Indy 500, se impuso en siete ocasiones en Fórmula Uno, obtuvo las 24 Horas de Daytona en enero pasado y ahora concreta el primer triunfo para un latino en alguna división estelar de Nascar.

Además del daño en la parte delantera tras la colisión con Pruett y algunos detalles en el combustible y solventado ocho banderas amarillas, incluyendo una sobre el final, Montoya logró someter a Denny Hamlin, ganador en 2006, y a Boris Said, que fue tercero.

[ntx] [foto: D. Leah/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×