La ';Fórmula Uno'; de los mares

Son los barcos a vela más veloces del mundo. Su gigantesca dimensión y su estructura, similar a la de un avión sobre el mar, consigue que una regata de trimaranes sea un acontecimiento no sólo...
 Son los barcos a vela más veloces del mundo. Su gigantesca dimensión y su estructura, similar a la de un avión sobre el mar, consigue que una regata de trimaranes sea un acontecimiento no sólo deportivo sino también artístico.

MEDIOTIEMPO | Agencias8 de Marzo de 2007

  • Las tripulaciones son eminentemente masculinas

Son los barcos a vela más veloces del mundo. Su gigantesca dimensión y su estructura, similar a la de un avión sobre el mar, consigue que una regata de trimaranes sea un acontecimiento no sólo deportivo sino también artístico.

Es muy difícil que se celebren regatas de este tipo de embarcaciones fuera de su hábitat natural, las costas de Francia, ya que mientras en los circuitos de asfalto se reparten los himnos en los podios, en la conocida como la Fórmula  Uno de la vela, los franceses mandan y por ello, también son los que organizan.

Este año, por primera vez en la historia del Campeonato Mundial de Multicascos 60 pies, se ha disputado una prueba en aguas españolas. La ría de Vigo ha sido el escenario elegido por Philippe Facque, el hombre que puso en marcha el Mundial de multicascos hace nueve años, y al que sólo le faltan tres pruebas más por disputarse: el Gran Premio del puerto de Fécamp (8-11 de Septiembre), el Gran Premio Cabo L’orient (29 de Septiembre al 2 de Octubre) y la salida de la Transat Jacques Vabre, el 6 de Noviembre.  La organización de la prueba en España requirió un mayor esfuerzo, según reconoce el propio Facque, al ser muy poco habitual que el Mundial salga de las aguas de Francia a excepción de Italia, en donde también existen tripulaciones profesionales que compiten en el Mundial.

La experiencia del "Gran Premio Multicascos 60 Galicia” se pudo llevar a cabo gracias al interés de la autoridades gallegas por convertir esta ría en sede de destacadas  pruebas internacionales de náutica coincidiendo con que este año este mismo lugar acogerá la salida de la Vuelta al Mundo a Vela. Y también este acontecimiento es la primera vez que se realiza fuera de un puerto no británico.

Tanto los organizadores del Mundial como los propios pilotos desean que el campeonato reparta más sus pruebas en otros países. Según opina Facque, considerado como el patrón de los patrones de los trimaranes, "sería interesante que hubiese pilotos españoles que consolidasen la costa de este país como sede de una de las pruebas del Campeonato Mundial de Multicascos".

Las condiciones de la bahía de Vigo son más que notables para esta modalidad de vela. Esta ría se abre paso como una lengua de mar sobre la tierra y que se cierran con las islas Cíes, que la protegen y la convierten en extraordinaria para los deportes náuticos.

Frank Cammas, el Fernando Alonso de la vela y vencedor también de la prueba disputada en la ría de Vigo, coincide con Facque en que sería bueno para su fomento que esta modalidad deportiva viajase más y compara  "Vigo con Marsella, como escenarios perfectos  para poner a prueba estos barcos".

De hecho, la organización es muy exigente en la elección de los escenarios marítimos en los que se pueden disputar. Según aclara Philippe Facque, "la costa debe ofrecer la máxima seguridad y un buen amarre de los barcos para que el público pueda admirarlos".

EL DOMINADOR

Frank Cammas lleva más de 14  años navegando, de los que los últimos siete han sido en trimaranes. En la actualidad es el patrón de Groupama-2, el barco favorito para ganar el campeonato de este año. Cammas posee un palmarés difícil de alcanzar a estas alturas después de haberse hecho con la victoria del GP de Marsella, el GP de Córcega y el GP de Galicia. Conocido en este deporte como el "Dominador" ha sido cuatro veces Campeón del mundo, además de destacar en las pruebas de trimarán oceánico, desde que en el año 98 se hizo con el tercer puesto de la Ruta del Ron.  

Según el piloto "las sensaciones que más me impresionan de los trimaranes son que son las embarcaciones más atractivas y veloces para pilotar. Es como la Fórmula 1 del mar y aquí el equipo en tierra también es muy importante". Los multicascos 60 pueden alcanzar hasta los 40 nudos (70 km/h). Que alcancen esta velocidad es fruto también del trabajo que se dedica a investigación tecnológica y que "se lleva a cabo en cada regata, cumpliendo un papel primordial", recuerda Cammas. "Efectivamente, los barcos se están preparando continuamente, todo el año. Y eso forma parte de este deporte", añade Facque.

Para las pruebas que faltan, Cammas comenta sonriente que "intentaré ganarlo todo y llegar a la prueba final que es la fundamental". Se refiere a la Transat Jacques Vabre que se disputa en Noviembre. En cuanto a su experiencia en pruebas en solitario destaca que "hay que estar atento al máximo porque es más fácil volcar, aunque también puedes poner el piloto automático pero eso ralentiza mucho… no tiene nada que ver con las pruebas cortas".

ESPECTÁCULO

Philippe Facque creó el Campeonato en 1996. Sigue manejando trimaranes ahora sólo como aficionado, después de haber sido skipper del "Royale", un maxi multicasco de los años 80. Faque resalta la excitación que produce pilotar uno de estos barcos, mayores en extensión que un campo de tenis: "es la suma de velocidad, tecnología e investigación", destaca el patrón de los patrones de esta modalidad náutica.

En el último gran premio disputado en Galicia participaron seis embarcaciones. La espectacularidad de estos barcos convierten estas pruebas en un acontecimiento visual extraordinario: el ruido de los cabos sobre el casco de carbono, los 450 metros cuadrados de vela o las elevaciones límites sobre uno de sus dos flotadores, dominados por su tripulación compuesta por 11 personas. Cada Gran Premio puede tener hasta 8 pruebas barlovento-sotavento y una costera y siempre se desarrollan cerca de la costa para que el público pueda seguirlas con facilidad.

La organización diseña las etapas teniendo en cuanta las condiciones del viento y de las mareas. Por ejemplo, estos barcos necesitan viento de noroeste para poder salir. El inicio pues, de cada prueba, no se produce hasta que no aparecen estas condiciones.

El primer día se dedica a realizar un entrenamiento en la zona. A su término, los patrones de todos los barcos analizan los recorridos de la regata. En el Gran Premio de Galicia, debido a la falta de viento, las tripulaciones decidieron colocarse en el flotador de sotavento, a proa, para escorar el barco; una maniobra peligrosa que todos los tripulantes decidieron prohibir en competición.

ESFUERZOS

A partir de este momento y hasta que se dispute la prueba de Fécamp (8-11 de Septiembre), la tripulación de los trimaranes se entrena en Francia y analiza las mejoras que se pueden introducir en los barcos para adaptarlos a las dificultades de cada prueba.

Por ejemplo, el Groupama-2 está previsto que sea equipado con  un nuevo mástil, más ligero que el actual. El equipo también cuida mucho su alimentación.

Los tripulantes de los trimaranes siguen una dieta muy estricta y mientas compiten se alimentan únicamente de hidratos de carbono, en especial uvas pasas y barritas de cereales que pican entre una manga y otra.

Los movimientos que tienen que realizar en el barco, volando sobre la red que une el casco y los dos flotadores que tiene a ambos lados, también facilita las lesiones. Por ejemplo, el equipo del Géant, un barco patroneado por Michel Desjoyeaux, y que quedó en tercer lugar en el GP Galicia, detrás del Banque Populaire; viaja con su propio osteópata.

Las tripulaciones son eminentemente masculinas, debido a la dureza de este deporte, aunque destaca el trabajo de Caroline Vieille, trimmer de Génova del Gitana X y muy especialmente, aunque ya está retirada de la competición, Karine Fauconnier, patrón del Sergio Tacchini, clasificándose en tercer lugar en los años 2003 y 2004.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×