Prevén el Mundial de F-1 más competitivo de los últimos años

Los entrenamientos del Mundial de Fórmula Uno (F-1) 2007 inician este viernes, previos a la competencia que arranca el próximo domingo en Melbourne, Australia, y que se prevé como el más abierto y...
Los entrenamientos del Mundial de Fórmula Uno (F-1) 2007 inician este viernes, previos a la competencia que arranca el próximo domingo en Melbourne, Australia, y que se prevé como el más abierto y competitivo de los últimos años.
 Los entrenamientos del Mundial de Fórmula Uno (F-1) 2007 inician este viernes, previos a la competencia que arranca el próximo domingo en Melbourne, Australia, y que se prevé como el más abierto y competitivo de los últimos años.

MEDIOTIEMPO | Agencias15 de Marzo de 2007

  • Raikonnen y Alonso lucen como favoritos

Los entrenamientos del Mundial de Fórmula Uno (F-1) 2007 inician este viernes, previos a la competencia que arranca el próximo domingo en Melbourne, Australia, y que se prevé como el más abierto y competitivo de los últimos años.

El gran espectáculo de las cuatro ruedas vuelve a poner en marcha sus motores con varias novedades este año, además de la ausencia del Heptacampeón, Michael Schumacher, el "Kaiser".

Entre las novedades destacan más entrenamientos libres los viernes, con un motor que no se utilizará el resto del Gran Premio y nuevas reglas sobre neumáticos, con Bridgestone como único proveedor.

"El neumático único y la prohibición de evolución de los motoreshan redistribuido las cartas. Los pilotos recuperan protagonismo", afirmó el ex piloto austriaco, Niki Lauda.

En 2006, había dos sesiones de una hora y el motor que se utilizaba, a excepción de los que se disponía en el tercer coche, era el que se utilizaba para el resto del Gran Premio.

Ahora, los viernes habrá dos sesiones de hora y media y el motor no será el que se emplee el sábado y el domingo, con lo que las escuderías no se preocuparán de rodar lo menos posible.

Además, los equipos participantes tendrán la posibilidad de hacer rodar a los pilotos de reserva en la jornada del viernes, en detrimento de los titulares.

Como ya no habrá limitación de motor, ni de neumáticos, los veloces monovolumenes podrán utilizar ocho juegos de neumáticos, cuatro de cada tipo.

Con estos cambios, se espera que la acción sea continua, con autos rodando en las pistas desde el viernes hasta el día de la carrera del Gran Premio, el domingo.

Sobre el asfalto, el piloto español, Fernando Alonso, tendrá el reto de conquistar su tercer título consecutivo y el primero con la escudería británica McLaren-Mercedes.

Pero el ex líder de la casa francesa Renault comienza el Mundial de F-1 sabiendo que los Ferrari se mostraron superiores durante los test de pretemporada, sobre todo en Bahrein.

Muchos consideran a Alonso como el mejor piloto en estos momentos, pero la competitividad este año entre McLaren, Ferrari, BMW y Renault será intensa, según el mítico Niki Lauda.

El propio Alonso reconoció que "Ferrari está un poco por delante de nosotros" y que, si McLaren quiere un buen resultado en Australia, "no podemos permitirnos ningún error".Sin "Schummi" como rival directo, el piloto español tendrá ahora como adversarios en la firma italiana de Ferrari al finlandés Kimi Raikkonen y al brasileño Felipe Massa.

Ambos pilotos de la "Scuderia" destacaron durante la pretemporada que Ferrari "está un escalón por delante" del resto de competidores y que en ritmo de carrera, "es superior".

Ferrari afronta esta campaña sin Schumacher, todo un hito en la historia del automovilismo, pero con la ventaja de haberse mostrado superior en las pruebas de pretemporada.

La firma italiana dispone de dos pilotos muy rápidos y experimentados, Massa y Raikkonen, aunque éste podría acusar la falta de kilómetros para adaptarse a nuevo automóvil.

Renault también deberá superar este año la marcha de un piloto clave, Fernando Alonso, quien le dio dos "coronas" mundiales seguidas en las dos campañas anteriores.

El italiano Giancarlo Fisichella tendrá la ardua misión de ocupar el vacío de Alonso en el equipo de Flavio Briatore, donde el finés Heikki Kovalainen su compañero de equipo.

Fisichella correrá con el R27, una prolongación del exitoso R26, cuyo principal potencial fue el equilibrio entre prestaciones y fiabilidad.

Uno de los pilotos probadores de Renault será el brasileño, Nelson Piquet Junior, hijo del legendario Nelson Piquet, campeón en 1981, 1983 y 1987.

Por su parte, McLaren tiró la "casa por la ventana" y fichó al bicampeón Alonso, con el que espera poner fin a su sequía de títulos y olvidar la pésima campaña pasada.

Luego de no ganar ningún Gran Premio en 2006, McLaren sueña con que el piloto asturiano de 25 años le devuelva a lo más alto de la F-1, al mando del nuevo MP4-22.

El piloto británico, Lewis Hamilton, compañero de equipo del deportista asturiano, se convertirá este domingo en el primer piloto negro de la historia de la F1.

En cuanto a la escudería japonesa Honda (antes BAR), sus apuestas para esta temporada son el piloto inglés, Jenson Button y el brasileño Rubens Barrichello.

Honda tiene potencial y medios para realizar un buen Mundial, pero los continuos cambios en la estructura del equipo (de organización y técnicos) pueden afectar a su estabilidad.

La escudería suiza BMW-Sauber, por su lado, se presenta como la sorpresa de la pretemporada, por el buen rendimiento mostrado por su monoplaza, sus pilotos y su equipo.

El alemán Nick Heidfeld y el polaco Robert Kubica son sus pilotos titulares, además de los alemanes Sebastián Vettel y Timo Glock como pilotos de pruebas y de reserva.

En cambio, la escudería japonesa Toyota ha sido la decepción en la pretemporada pero confía en lograr algún Gran Premio de la mano del alemán Ralf Schumacher, hermano menor del "Káiser".

El italiano Jarno Trulli acompañará a Ralf en la tentativa de lograr al menos ese objetivo con el que conmemorará el 50 aniversario de la participación de Toyota en motor sport.

El equipo austriaco Red Bull, con su RB3, que se mostró lento y fiable en los test, tendrá al australiano Mark Webber y al escocés David Coulthard como pilotos titulares.

Por su parte, Williams, otrora un grande de la F-1, intentará mejorar su nivel con los pilotos Nico Rosberg (alemán) y Alex Wurz (austriaco).

La escudería fundada por Frank Williams firmó un contrato con Toyota para que le suministren motores en 2007, por lo que uno de sus retos este año será batir a su equipo suministrador.

En cuanto a Toro Rosso ("escudería toro rojo" en italiano; antigua Minardi), tendrá como pilotos al italiano Vittantonio Liuzzi y al estadounidense Scott Speed.

La escudería con bandera holandesa, Skyper, con motores Ferrari, correrá con el holandés Christijan Albers y con el alemán Adrian Sutil.

Por último, la firma japonesa Super Aguri, con el japonés Takuma Sato y el británico Anthony Davidson, es la única que no rodó en pretemporada con el auto que lucirá en Melbourne.

El nuevo monoplaza de Super Aguri se retrasó al no superar las primeras pruebas de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) de "crash test" (prueba de choque).

Super Aguri podría apostar en Melbourne por un carro Honda semejante al de la temporada pasada.

[ntx][Foto:MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×